Triglicéridos altos: causas, síntomas y qué alimentos evitar

Triglicéridos altos: síntomas y qué alimentos evitar

Qué son los triglicéridos

Los triglicéridos son unas grasas que se obtienen de la ingesta de ciertos alimentos y se almacena en el hígado. Son el principal tipo de grasa que se almacena y transporta en el organismo, y que se libera al consumir grasas de los alimentos.

Los triglicéridos aportan energía al organismo, a los músculos y al cerebro, y también se almacenan en forma de grasa.

Como sucede con el colesterol, los triglicéridos no son ni buenos ni malos, en sí mismos y en cantidades normales, pero sí que lo que conocemos como triglicéridos altos o un exceso de los mismos en la sangre pueden provocar ciertos trastornos y traducirse en ciertas dolencias o enfermedades.

Aumento de triglicéridos o triglicéridos altos: causas

Las causas del aumento de los triglicéridos en el organismo puede ser debido a una mala alimentación, pero en ocasiones también puede estar provocado por causas genéticas como la hiperlipidemia, hipertrigliceridemia y la hiperquilomicronemia familiar, así como la disbetalipoproteinemia, una enfermedad genética rara que se presenta como una forma de  hiperlipidemia, con riesgos de provocar aterosclerosis progresiva y enfermedades cardiovasculares.

Además de las causas genéticas, igual de frecuentes son las causas relacionadas con malos hábitos. Comer demasiadas calorías puede alterar los niveles de triglicéridos en el organismo si esta ingesta no está acompañada por ejercicio físico regular, y el consumo de azúcar puede alterar de manera importante los niveles de esta sustancia en el organismo.

Las personas que padecen de problemas de sobrepeso pueden verse afectadas por triglicéridos altos, al igual que las personas con problemas de diabetes de tipo 2 y aquellos que sufren alteraciones de la secreción hormonal de la glándula tiroidea.

Por tanto, es importante que las personas afectadas por estas dolencias cuiden más que nadie la alimentación para evitar este tipo de trastornos en los niveles de triglicéridos.

El tabaco, el alcohol y ciertos medicamentos también pueden afectar de manera negativa en los niveles de esta grasa en la sangre.

sintomas de trigliceridos altos

Síntomas de los triglicéridos altos

Algunos de los síntomas de triglicéridos altos más comunes del aumento de esta grasa en el organismo son:

  • Mareos.
  • Apnea obstructiva de sueño.
  • Aumento de los niveles de colesterol “malo” en la sangre.
  • Insomnio.
  • Irritación y mal humor.
  • Dolores de cabeza.

Consecuencias del aumento de triglicéridos

Una de las consecuencias más dolorosas y peligrosas de los triglicéridos altos es la pancreatitis, la cual es una inflamación del páncreas. Se produce cuando la tripsina se activa en el páncreas en vez de en el hígado, creando una infección que si es progresiva acaba volviéndose crónica y empeorando con el tiempo, volviéndose irreversible.

Otra dolencias muy comunes asociada al aumento de los niveles de triglicéridos en la sangre son las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares, los cuales pueden provocar secuelas también irreversibles en el corazón y el cerebro.

La obesidad, aunque puede ser la causante del aumento de los triglicéridos altos, también puede ser una consecuencia.

Cambiar la alimentación y los hábitos para mejorar los niveles de triglicéridos 

Para bajar los niveles de triglicéridos altos hay que modificar drásticamente la alimentación, así como cambiar hábitos nocivos para el organismo. En cuanto a los alimentos, hay que reducir o evitar:

  • Carnes magras y procesadas
  • Productos lácteos
  • Aceite de palma
  • Aceite de coco
  • Azúcar refinada
  • Pan blanco
  • Pasta blanca
  • Arroz refinado

Las carnes, productos lácteos, como fuente de proteínas se pueden reemplazar de manera total u ocasional por legumbres y productos derivados de éstas, así como frutos secos, los cuales además de ser una excelente fuente de proteínas, son también un gran aporte de grasas vegetales saludables.

El azúcar se puede reemplazar por frutas secas o frutas frescas para endulzar, y las harinas blancas y productos hechos a base de éstas, a su vez se pueden sustituir con harinas integrales. 

El arroz se puede reemplazar por cualquier cereal integral, como la espelta, el trigo sarraceno o el mijo, incluso el arroz integral, o semi cereales como la quinoa. 

Entre los hábitos necesarios para mantener a raya los niveles de triglicéridos es importante:

Dejar de fumar. El tabaco es malo para esto y para un sinfín de cosas más, además nada aporta al organismo, más allá de calmar la ansiedad momentánea y la adicción del fumador.

Reducir el consumo de alcohol. Existe una diferencia entre tomar una copa de vino de vez en cuando o bajarse una botella cada noche. El alcohol, al igual que el tabaco, afecta al cerebro y a los órganos, pudiendo dañar seriamente el hígado.

Pero a diferencia del tabaco, es posible consumir una copa de vez en cuando si llegar a ser un alcohólico, por lo cual consume poco si estás sano, y no lo consumas en absoluto si tienes los triglicéridos altos o problemas de salud.

Deporte. Es muy importante hacer ejercicio físico, ya sea salir a caminar o hacer escalada. No importa la intensidad ni el nivel pero sí el hábito y la regularidad. También el tai chi o el yoga, aunque no son ciertamente “deportes”, encajan perfectamente con la idea de ejercicio físico y actividad corporal para mantenerse sano. En la medida de lo posible, se debe evitar el sedentarismo, aunque sea por medio de caminatas regulares, y se debe evitar el uso del coche en la medida de lo posible.

Comer menos. Es cierto que comer es una necesidad, pero también es cierto que en ocasiones es un placer añadido. Por tanto, debemos comer para nutrirnos, pero controlando las cantidades, sobre todo si padecemos de problemas de sobrepeso, colesterol, diabetes o triglicéridos altos.

En definitiva, lo que decimos siempre en Ecocosas: consumir más alimentos saludables, tener una vida activa y evitar todo aquello que nos daña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *