Cómo hacer champú natural, sin químicos y sin sulfatos 2021

Cómo hacer champú natural y sin sulfatos

El champú natural está en gran demanda. El exceso de sustancias químicas en champús comerciales ha llevado a muchas personas a buscar opciones más saludables.

Hacer nuestro propio champú natural, orgánico y sin químicos y sin sustancias como los sulfatos requiere más esfuerzo que buscar entre las estanterías del supermercado o la perfumería, pero los resultados de este trabajo adicional lo obtenemos en la satisfacción de saber que estamos tomando las medidas necesarias para proteger nuestra salud, nuestro pelo, los recursos hídricos de todos y el medio ambiente.

Los champús comerciales poseen infinidad de sustancias como para decirles que hace falta un máster en química inorgánica para saber exactamente que llevan. Es muy difícil saber cuál es la función de cada uno de estos ingredientes, muchos de los cuales hasta están considerados como cancerígenos.

También es importante tener en cuenta el impacto de muchos de los componentes de los champús industriales sobre el medio ambiente, como demuestra este estudio en el que se analiza la composición de diversos champús comerciales y se comprobó científicamente que contienen muchos componentes potencialmente perjudiciales para el medio ambiente y los seres humanos. El estudio se centra sobre todo en los efectos sobre el alga chlorella.

Ya hemos visto otras veces varias alternativas para elaborar champús en casa, con buenas características y productos naturales y saludables. También hemos hablado de cómo hacer pasta de dientes casera y natural, gel desinfectante casero para manos y un montón de cosas más.

Hoy traemos otra receta que es muy simple y funciona de maravilla para hacer champú natural.

champu natural

Hacer el champú natural paso a paso

Primero veamos la lista de ingredientes y luego qué son y para qué sirven:

  • Una barra (100g) de jabón de Castilla. 
  • Agua (sin cloro) – 200 ml
  • Gel de hoja de aloe vera – 60 ml 
  • Glicerina – 5 ml (opcional)
  • Ácido cítrico en polvo (2 g)
  • Aceite vegetal (semilla de uva, jojoba, etc.)
  • Aceite esencial de su preferencia – 20 gotas
  • Aceite esencial de árbol de Té – 25 gotas
Leer más..  Alimentos prohibidos para el colon irritable

La barra de jabón de Castilla. El término jabón de Castilla es un nombre genérico dado al jabón hecho a partir de aceite tradicionalmente de oliva. El jabón de Castilla es suave para la piel y el cuero cabelludo.

Se puede encontrar en tiendas de productos BIO, tiendas de limpieza zero waste o incluso lo pueden hacer ustedes mismos viendo nuestro tutorial sobre cómo hacer jabón.

Para obtener agua sin cloro dejamos el agua del grifo descansar por 1 a 3 días, o se puede comprar agua destilada.

El gel de hoja de aloe vera lo podemos comprar o hacer nosotros mismo como vimos en el post Gel de Aloe Vera hecho en casa.

La glicerina tiene la propiedad de absorber humedad y es muy usada en diversos productos cosméticos. Tiene propiedades emolientes e hidratantes, pudiendo ser utilizada en champús, jabones líquidos, cremas y lociones hidratantes.

El ácido cítrico en polvo reduce el Ph y también sirve como conservante.

El aceite vegetal es opcional.

El aceite esencial de su preferencia añadirá fragancia, y también puede potenciar los resultados que deseamos de nuestro champú natural. Por ejemplo, el aceite esencial de Romero ayuda a aliviar problemas específicos, como el cabello seco, dañado y con caspa.

El aceite esencial de árbol de té es bactericida, germicida y fungicida. Es un conservante natural, que puede conservar el producto por hasta 6 meses. Además, va muy bien para tratar problemas capilares como la caspa.

Elaboración del champú natural paso a paso

Lo primero que vamos a hacer es tomar la barra de jabón y la rallamos. Lo mejor es hacerla con el rallador del queso, el cual suele ser de acero inoxidable y se limpia fácilmente. Si no tenemos un rallador de estas características, lo podemos picar fino con una cuchilla bien afilada. Es un poco más trabajoso, pero el resultado es similar.

Leer más..  Rosácea: 10 tratamientos naturales y efectivos

Una vez tenemos el jabón picado o rallado, tomamos una olla de acero inoxidable y calentamos el agua hasta el punto de hervor, tras lo cual apagamos el fuego y añadimos el ácido cítrico hasta que disuelva y después el jabón revolviendo hasta quede todo bien deshecho.

Dejamos enfriar esta mezcla y lo volvemos a calentar, pero esta vez al baño maría, para no quemar los ingredientes.

Añadimos el resto de los ingredientes y revolvemos bien y ya está listo para ser envasado. 

Se puede guardar en un pote o recipiente de vidrio o en plástico. Aunque yo prefiero el primero, y si el envase es oscuro mejor para protegerlo de los rayos de la luz.

Uso y duración del champú natural de aloe vera y aceites esenciales

Antes de usar el champú de aloe vera y aceites esenciales conviene agitar bien el recipiente para homogeneizar. Al ser un producto casero suelen separarse ingredientes y no estar tan homogéneo, por lo demás lo usamos igual que cualquier otro champú.

La duración de este producto son 6 meses. No hace falta guardar refrigerado ni nada de eso, y se lo puede dejar en el baño con los demás elementos de higiene personal.

Esperamos que esta receta sencilla y muy práctica te sirva. No dudes en preguntar lo que sea, o si tienen algo que aportar al artículo, tu comentario es muy valioso para nuestra comunidad, y de esta manera seguir aprendiendo y creciendo juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *