3 consejos para cuidar nuestro huerto ecológico en invierno

Huerto ecologico

 

Algunas personas creen que su huerto ecológico hiberna cual oso en invierno, pero no es así. Nuestro huerto ecológico está muy vivo y sigue necesitando de nuestros cuidados también durante los meses más fríos del año, unos cuidados que darán sus frutos en cuanto el sol vuelva a calentar la tierra, las plantas y las flores. ¿Quieres saber cómo mimar y mantener tu pequeña parcela durante el invierno? Entonces sigue leyendo porque en el artículo de hoy te vamos a dar algunas ideas útiles.

Y si no tienes un huerto ecológico y quieres probarlo, no dudes en visitar este enlace donde te enseñan como crear tu propio huerto ecológico.

 

1. Eliminar las hojas muertas

Uno de los símbolos más típicos de la llegada del frío es la caída de la hoja, pero esas montañitas de hojas secas que tanto divierten a niños y a perros se pueden convertir en uno de los peores enemigos de tu huerto ecológico porque pronto se mojarán, se pudrirán, atraerán a las plagas…

Así, el primer consejo para que cuides tu huerto en invierno es que rastrilles o aspires las montañitas de hojas secas que han caído en tu terreno. Además, recuerda que este material seco es uno de los ingredientes perfectos para elaborar compost casero, ese fertilizante natural que puedes preparar fácilmente a base de hojas y ramitas secas, posos de café, pieles de patatas, cáscaras de huevo, ceniza de la barbacoa o de la chimenea, etc.

 

2. Protege las plantas de temporada

Si este es el primer año que disfrutas de tu propio huerto ecológico, quizá no sepas que existen ciertas plantas que “hacen su agosto” en estos fríos meses del año. Hablamos de las verduras de temporada que en nuestro hemisferio se suelen plantar al principio o al final del invierno: los ajos, los tomates, el repollo, la col, la patata

Estos humildes productos son las auténticas estrellas de la llamada permacultura, ya sabes: esa forma de entender y practicar la agricultura ecológica pensando en el medio ambiente, el consumo sostenible, el aprovechamiento máximo de los recursos naturales…

 

3. Quitar la nieve

Ver y disfrutar de la nieve durante el invierno es un auténtico lujo, una delicia para nuestros sentidos y una excelente oportunidad para ponernos en forma esquiando, patinando, paseando con raquetas de nieve… Pero esa capa fría que se acumula sobre la tierra no es demasiado recomendable para nuestro huerto ecológico ya que dentro de nada se fundirá y encharcará nuestros cultivos. Las raíces se pudrirán por el exceso de agua, los hongos camparán a sus anchas, los caracoles y las babosas proliferarán entre los charcos… Así, nuestro primer consejo para cuidar de tu huerto en invierno es muy sencillo: coge una pala y limpia de nieve tu terreno.

Hay varios métodos que podemos emplear para proteger del frío, la lluvia y la nieve a nuestros deliciosos cultivos de invierno de una forma tan sencilla, como económica, por ejemplo:

  • Pequeños invernaderos: unos cuantos plásticos y una pequeña estructura de madera son la base para crear tu propio invernadero natural, un espacio calentito donde colocar tus semilleros, tus plantas de tomate, tus hierbas aromáticas…
  • Acolchado o mulching: cubrir la tierra desnuda de virutas de madera, serrín, paja, etc., es una de las técnicas naturales más utilizadas por la permacultura para proteger aquellos cultivos que no podemos mantener en invernadero. Esta capa natural protegerá de la humedad a las pequeñas raíces y, además, elevará la temperatura del terreno evitando que los brotes se hielen.

Y hasta aquí nuestros consejos… ¿Conoces más técnicas para proteger a tu huerto ecológico durante el invierno? ¡Cuéntanoslas!

Comparte si te Gusto!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *