Estar en forma y cuidar al medio ambiente - Ecocosas

Estar en forma y cuidar al medio ambiente

Ponerse en forma es una manera de cuidar nuestro cuerpo, nuestra mente. Y al cuidar nuestra condición física y mental podemos generar consciencia de la importancia de un entorno sano. Mens sana in corpore sano decía el poeta romano Décimo Junio Juvenal: mente sana en cuerpo sano. Importante para crear autoconciencia ecológica.

Por eso, ya sea que vayas al gimnasio para ponerte en forma, hagas deporte en casa (o en este caso es lo mismo tai chi, yoga, pilates) o simplemente salgas a correr, es importante unir tu salud física a tu salud mental (que podríamos decir que van de la mano) y al cuidado de tu entorno.

deporte medio ambiente

Equilibrio físico

La Organización Mundial de la Salud define al equilibrio físico como “el completo estado de bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad”. A esto podríamos añadir que además de un estado corporal sano, una mente fresca, activa y positiva y una vida social rica y alejada de relaciones tóxicas, y un entorno natural sano son la base de este equilibrio.

La sostenibilidad se basa en un principio simple: todo lo que necesitamos para nuestra supervivencia y bienestar depende, directa o indirectamente, de nuestro entorno natural.

Qué hacer cuando hacemos deporte para cuidar el medio ambiente

Aquí algunas ideas que podemos llevar adelante para cuidar el medio ambiente mientras hacemos deporte fuera de casa o al aire libre.

Transporte público

Si lo que nos gusta es ir a hacer deporte a la montaña, ya sea caminar o correr, o a zonas verdes de la ciudad, podemos desplazarnos en transporte público.

Cuidar el entorno

No generar residuos ni molestar a los animales es una buena forma de relacionarnos con las zonas verdes y más salvajes o parques naturales y zonas protegidas. Evitar hacer ruido para no molestar a los animales, mamíferos, aves y demás es muy importante. También evitar dejar residuos en zonas donde los plásticos pueden acabar en el estómago. 

Leer más..  Escualeno (aceite de tiburón) en Cosméticos y hasta en vacunas

Recoger residuos

Adicionalmente, podemos llevar una bolsa en la mochila para recoger los plásticos que encontremos, lo que algunos medios llaman plogging: la práctica de correr y recoger los residuos que otros dejaron.

Y además…

Hay otras cosas no directamente relacionadas con la práctica deportiva que puedes sumar a tu vida cotidiana y que están completamente relacionadas con el equilibrio físico, mental y medio ambiental.

Comer frutas y hortalizas de temporada y proximidad

Además de comer frutas y verduras libres de pesticidas, y así evitar contaminar tu plato y contribuir a los vertidos de tóxicos en el planeta, consumir frutas y hortalizas de temporada y proximidad es muy positivo.

Los alimentos de temporada ayudan a reducir el uso de energía para el cultivo de los mismos (calefacción, refrigeración, etcétera) y consumir productos de proximidad, es decir, aquellos que además de ser de la temporada actual son los que se cosechan en un radio cercano a donde vives. Reducen la llamada “huella de ozono» del transporte de alimentos de una distancia a otra. 

No hace falta que vayas a la tienda eco-bio más cara del barrio, sino que puedes ir a los mercados o acercarte directamente a los que cosechan la comida. También puedes acudir a grupos de consumo, si es que en tu zona existen. Si no existen, siempre puedes crear uno.

Adicionalmente, puedes cultivar tu propio alimento en casa. Como habrás visto en nuestra web, puedes incluso cultivar comida en el balcón o en el patio.

Cocinar tu propia comida

Otra manera de cuidar el medio ambiente es dejar de comprar comida para llevar y hacer tu propia comida. Es impresionante la cantidad de residuos que se generan, sobre todo plásticos (recipientes, cubiertos y platos), así como envases de papel y cartón, con la comida para llevar.

Leer más..  Tratados y protocolos ambientales

Cocinar tu comida además es una actividad que ayuda a conectarte contigo mismo. Es cierto que a veces no hay tiempo. Pero el tiempo para nuestra salud a veces también se lo podemos restar a las horas que pasamos delante de pantallas.

Desplazarte en bicicleta o a pie

Esto es básico. Para moverte por tu ciudad o pueblo no es necesario hacerlo en coche. Siempre es mejor para el medio ambiente hacerlo a pie o en bicicleta. Además de evitar generar CO2 estarás trabajando tus músculos, quemando energía y expulsando toxinas. ¡Casi nada!

Estas son solo algunas ideas. Si se te ocurren otras, déjalas en los comentarios. Seguramente nuestros lectores y nosotros mismos nos beneficiemos de tus aportes.

1 comentario en “Estar en forma y cuidar al medio ambiente”

  1. Deven Medina

    Son buenas recomendaciones, todo se basa en el entorno que nos encontremos, en mi caso vivo en un lugar que hace demasiado calor, que es imposible salir a caminar en las horas donde el sol esta insoportable. La mayoría de los ciudadanos hacen esas actividades físicas en la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba