Anemia perniciosa. Causas, síntomas y consecuencias

Anemia perniciosa. Causas, síntomas y consecuencias

Qué es la anemia perniciosa y sus causas

La anemia perniciosa es una dolencia que se produce cuando a causa de un déficit de vitamina B12 el organismo carece de suficientes glóbulos rojos. Los glóbulos rojos son los encargados de oxigenar los tejidos del organismo, por tanto afectan directamente a todo el cuerpo.

anemia perniciosa

Si bien es un tipo de anemia, hay que diferenciarla de la anemia ferropénica que es la que es causada por falta de hierro u otras también comunes como la hemolítica, aplásica idiopática o la menos común por deficiencia de folato (ácido fólico).

Está estrechamente relacionada con la anemia megaloblástica, que es cuando la médula ósea, donde se forman las células, produce menos células.

Si bien se suele asociar muchas veces el déficit de B12 y veganismo, no siempre es así. Si bien una dieta vegana incompleta, o que no consume complementos o suplementos de B12 puede acabar en una anemia perniciosa, los motivos más habituales son los problemas de estómago.

De hecho, clínicamente hablando, el motivo principal de este déficit de vitamina es la gastritis crónica atrófica, una dolencia que altera el comportamiento del aparato digestivo y que se produce cuando el estómago ha estado inflamado durante muchos años.

Otro motivo para la deficiencia de B12 puede estar relacionado con problemas también digestivos, pero no de estómago sino intestinales como la enfermedad de Crohn, la presencia de fístulas entre el íleon, los divertículos de yeyuno, el síndrome de asa ciega, las infecciones intestinales por tenia o las cirugías en el intestino. Esto es así debido a que esta vitamina se absorbe precisamente en el intestino.

Además, aunque menos frecuentes, otras causas de la anemia perniciosa podrían ser la gastritis crónica simple, el exceso de consumo de medicamentos para tratar la acidez estomacal, el celiaquismo, las enfermedades del páncreas, el alcoholismo o exceso de alcohol, la radioterapia o los tratamientos fármacos agresivos.

¿Cuáles son los síntomas de la anemia perniciosa?

Los síntomas más comunes de la anemia perniciosa o anemia por falta de vitamina, como también se la llama, se manifiestan con la fatiga y la falta de aliento, los mareos o vértigo, la piel pálida o amarillenta, la arritmia cardíaca, la pérdida extrema de peso, el hormigueo en manos y pies y la debilidad muscular.

Si bien algunos de estos síntomas pueden estar asociados a otra dolencia, no está de más hacerse un chequeo médico si varios de estos síntomas se presentan de manera simultánea, ya que podrían ser un clara muestra de que algo no va bien en este sentido.

¿A qué órganos afecta la anemia perniciosa?

Cuando esta anemia es grave o crónica, algo que se da por ejemplo cuando hay incapacidad de asimilar esta vitamina o cuando hay una alimentación muy mala, a largo plazo esta dolencia puede generar daños severos en el corazón así como problemas en el aparato digestivo.

También puede provocar daños en el sistema nervioso, así como problemas neurológicos, siendo uno de los más comunes la pérdida de la memoria, la paranoia y el mal humor fuerte y aparentemente sin sentido.

Donde se encuentra la vitamina B12

Como hemos visto, si bien se relaciona muchas veces la anemia perniciosa con el vegetarianismo estricto, hay muchos otros motivos, y de hecho son mucho más comunes.

La vitamina B12 solo se encuentra en la carne (roja y blanca), en los mariscos (moluscos, crustáceos), en los huevos y en los productos lácteos incluidos los quesos y yogures además de la leche pura.Existe mucha controversia y desinformación sobre los productos vegetales que la contienen, pero de hecho no hay prueba científica de que sean asimilables. Por ende, no está de más en las dietas vegetarianas estrictas complementar el consumo de esta vitamina a través de cápsulas, pastillas o suplementos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *