Cómo hacer tintura madre de cualquier planta en 3 pasos

Cómo hacer tintura madre de cualquier planta

Qué es la tintura madre

Antes de ver a fondo cómo hacer tintura madre de cualquier planta, debes saber lo que son. Se trata de una composición líquida o de extractos líquidos de los principios activos de partes de una planta, que puede ser una raíz, unas hojas o flores. Por lo general es una solución hidroalcohólica o basada en otro tipo de componentes, pero básicamente lo que hacen es concentrar las propiedades medicinales de una planta o de una parte de la misma.

hacer tintura madre

Qué beneficios aporta la tintura madre

Los beneficios de la tintura madre variarán dependiendo la planta, pero lo general a todos los tipos de tintura es que aportan una concentración de los principios activos de la misma, y que además sobreviven a la marchitación o deterioro de la planta ya sea esta fresca o seca, que hacen que se vayan perdiendo los principios activos con el paso del tiempo.

Los beneficios de la planta o árbol, ya sean estos obtenidos de sus semillas, de la corteza, de los tallos, de las hojas, de las raíces o de las flores, se concentran y mantienen de forma duradera (en ocasiones estas tinturas pueden durar dos años o incluso más).

Por tanto podemos destacar que los beneficios de las tinturas madres de plantas medicinales son que:

  • Duran más tiempo que las flores y hojas secas.
  • Concentran mucha proporción de principios activos de la planta.
  • Los principios activos no disminuyen en un plazo corto de tiempo.
  • Se puede consumir fácilmente (por ejemplo, añadiendo unas gotas a una infusión, zumo o vaso de agua).
  • Ocupan poco espacio. A diferencia de las plantas secas, las tinturas madre ocupan el espacio de un bote de pequeñas dimensiones.

Ahora que ya hemos visto cuáles son los beneficios, veamos cómo hacer tintura madre de cualquier planta en casa, de la forma más sencilla posible.

Cómo hacer tintura madre de cualquier planta en casa

Lo bueno de hacer tintura madre en casa, indiferentemente de que planta lo hagamos, ya que esto sirve para cualquiera, es que el proceso es sencillo y no necesitamos un gran laboratorio ni mucho menos y con el material que tenemos en la cocina tenemos más que suficiente.

La manera más sencilla es a través de la maceración, y de hecho, es la forma más común de hacerlo, de las partes de la planta que vayamos a utilizar (raíz, hojas, flores, corteza, etcétera). 

Es decir, para hacer tintura madre de hojas de frambuesa se van a utilizar las hojas de la planta, mientras que la tintura madre de regaliz se hace con las raíces de la planta, la Radix dulcis, como la llamaron los romanos, o por ejemplo para hacer tintura madre de caléndula se utilizan las flores secas o frescas de la Calendula officinalis.

El método es de maceración en alcohol etílico para uso interno. Esto es muy importante porque hay otros tipos de alcohol, como el metílico y el isopropílico son tóxicos y nunca deben utilizarse para consumo interno o ingesta.

Leer más..  Ajedrea, una planta con propiedades mágicas medicinales y culinarias

La proporción es de 100 gramos de planta seca (o 250 gramos de hojas o flores frescas) por cada litro de alcohol.

Existen diferentes graduaciones de alcohol, siendo la más común la de 70 grados. En lugares donde el alcohol es muy caro o difícil de conseguir, se utiliza vodka, aunque es mejor mover unos hilos y conseguir alcohol etílico. Hoy en día incluso se puede comprar por Internet. Pero en cualquier caso, es una opción más accesible para muchas personas el vodka, ya que se puede comprar en cualquier supermercado.

Preparar la mezcla

Para hacer nuestra tintura, supongamos que hemos optado por hacer una tintura de caléndula, tomaremos los pétalos de la planta (100 gramos si es seca, 250 gramos si es fresca), los colocamos en un recipiente de cristal de 1 litro como mínimo, preferiblemente de boca ancha y tapa hermética (las que tienen goma y un cierre metálico con palanca, llamados también frasco hermético, como en la foto) y añadimos el alcohol hasta cubrirlo.

como hacer tintura madre de cualquier planta
Los botes o tarros herméticos, como el que hemos utilizado nosotros, son una muy buena opción para evitar inconvenientes.

Si queremos hacerlo en un recipiente más pequeño, en ese caso sería la proporción de 1:10 para hojas/flores secas y 1:4 para hojas/flores frescas.

Cerramos bien el recipiente, lo guardamos en un lugar fresco y oscuro durante dos semanas. Es importante agitar bien al menos una vez cada día para que el alcohol llegue a todas las flores.

Pasadas las dos semanas colamos y guardamos la tintura durante 24 horas para que se asiente, y volvemos a colar, esta vez con un filtro de papel (de esos que se utilizan para el café) o también podemos hacerlo con un colador de tela bien limpio. 

tintura madre casera
El colador puede ser de papel o tela.

Guardar

Guardamos en un bote de cristal oscuro, con fecha y nombre de la planta. Podemos guardar en botes oscuros con gotero, para facilitar su uso y si hemos hecho mucho, para regalar a nuestros seres queridos. También podemos tenerlo en un bote grande e ir rellenando el pequeño con el gotero.

Más sobre la tintura madre y sus usos

Ahora que sabes cómo hacer tintura madre de cualquier planta, debes conocer los beneficios de algunas de las tinturas madre más importantes que puedes hacer tu mismo.

Leer más..  Bacopa Monnieri o brahmi: propiedades y usos de esta planta

Se aconseja, dependiendo la planta, de 5 a 20 gotas por cada vaso de agua, taza de infusión o zumo.

Tintura madre de caléndula. Esta tintura aporta muchos beneficios, destacando su uso para tratar afecciones cutáneas, pero no hay que olvidarse que esta planta contiene nutrientes (antioxidantes, carotenos, etcétera) y es muy buena para tratar problemas de hígado y estómago, además de utilizarse por sus efectos reguladores del periodo menstrual.

Un estudio reciente demostró la efectividad de esta tintura madre en la cicatrización de la mucosa bucal, en la cavidad oral post-extracción de molares de tratamientos odontológicos.

Tintura madre de regaliz. El uso principal de la tintura de esta planta es para tratar problemas digestivos y en ocasiones también para problemas respiratorios.

Tintura madre de equinácea. Sin lugar a dudas, es el uso principal de la equinácea el de preparar tinturas, las cuales sirven para aumentar nuestra resistencia a las enfermedades, sobre todo en épocas de otoño e invierno, ya que ayuda a aumentar las defensas y potencia el sistema inmune más que cualquier otra planta medicinal.

Tintura madre de artemisa. Los usos de la tintura de esta planta va desde tratar problemas digestivos y hepáticos hasta para paliar los síntomas de los cuadros gripales o alérgicos.

Contraindicaciones de la tintura madre

Como bien dijimos, las propiedades y principios activos de las plantas en la tintura madre están mucho más concentrados, y esto si bien es positivo por un lado, hay que tener cierto cuidado y respeto.

Si bien algunas plantas pueden ser muy buenas para el hígado, al contener alcohol las personas que padezcan de problemas graves de este órgano (insuficiencia hepática, hepatitis o cirrosis) deberían evitar la tintura, dada la presencia de alcohol en la misma.

Es por este mismo motivo que no se recomienda su ingesta a madres que estén gestando, dando pecho o a niños pequeños, ya que podría ser fuerte, y eso teniendo en cuenta que la cantidad de las gotas es ínfima.

Ahora ya sabes cómo hacer tintura madre de cualquier planta en casa. Cuéntanos qué experiencia tienes con las tinturas madre de plantas medicinales. ¿Has notado los resultados? ¡Déjalo en los comentarios!

1 comentario en “Cómo hacer tintura madre de cualquier planta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba