Nuestros abuelos “los ecológicos”

Muchas veces lo he dicho, nuestros abuelos aunque muchos no conocían ni la palabra, tenían un estilo de vida sumamente ecológico.

Y para demostrarlo hoy les traigo 7 costumbres ecológicas de nuestros abuelos que bien haríamos en retomar.

abuelos ecológicos

Alguno pensara que la vida moderna y el estrés y el tiempo no lo permiten, pues son todas perfectamente compatibles y fáciles de practicar, algunas además nos ayudaran en el tema económico.

También es verdad es que en otras acciones no fueron tan ecológicos pero más que nada por desconocimiento, hoy sabemos mucho más de la ecología y su importancia, sin embargo miramos para otro lado y seguimos cayendo en la trampa del consumo.

De preferencia remedios naturales.

En la época de nuestros abuelos, las propias farmacias, elaboraban recetas magistrales, se usaban muchos elementos naturales y el conocimiento popular de medicina era transmitido y aplicado.  Conocían perfectamente como usar la hierbas más comunes cualquier abuela sabía como curar los males del estomago con romero, y mil cosas que lamentablemente hoy desconocemos. El cuidado natural de nuestra salud implica ahorro económico y mejora en nuestra salud por que aprendemos entre otras cosas a usar el alimento como medicina.

Cocina de aprovechamiento.

Se acuerdan de como cocinaban nuestras abuelos, pues no tiraban ni los huesos. Eso es la cocina de aprovechamiento, hoy como arroz, mañana hago croquetas con el arroz que sobro. Cocinar y aprovechar los alimentos puede que lleve algo de tiempo pero la ganancia en salud y economía es muy grande como para no considerarla. También es algo sumamente sostenible, reducimos la cantidad de residuos orgánicos, la huella de carbono de los productos industriales es enorme pero si cocinamos en casa podemos usar productos frescos y producidos sosteniblemente, hay que volver a cocinar.

Cuidar las ropas.

Antes la ropa se usaba y si se rompía se remendaba, si se gastaban los codos se ponían coderas, hoy estamos acostumbrados a cambiar de vestuario muy rápidamente y eso no es algo muy sostenible. Aunque dones la ropa vieja a los más necesitados para sentirte mejor, obligamos a producir más fibras sintéticas y vegetales todos los años, colorantes etcétera. El comprar ropa nueva tiene un costo ecológico bastante elevado, si reducimos las compras de ropa y aprendemos a utilizarla por más tiempos como hacían nuestros abuelos, la ganancia ambiental sera grande.

Reparar y no cambiar si funciona.

Hoy la gente cambia el coche, la tele o el smartphone muy seguido, nuestros abuelos pasaban 20 años con el mismo coche y si algo se rompía la primera opción era repararlo. Hoy lamentablemente el consumismo sumado a que las empresas fabrican las cosas con obsolescencia programada, no venden repuestos y queda poca gente que repare algo, nos acostumbraron al usar y tirar, algo que necesitamos revertir. Los motivos, aparte de los costes económicos, estamos llenando el mundo de residuos que muy pronto no habrá donde poner, estamos incluso llenando el espacio de chatarra, y el coste ambiental de producir algo una y otra vez es enorme.

Caminar más.

Antes la gente acostumbraba ir caminando a hacer la compra, hoy vamos en coche a los grandes almacenes. Nuestros abuelos conocían la importancia para la salud y el bolsillo de caminar. Nosotros nos acostumbramos a una vida rápida ligada a los medios de transporte, si buscas velocidad cambia el coche por la bicicleta, pero al menos harás ejercicio, ganaras en saludad y bajaras tu huella de carbono.

Cultivar un huerto.

Incluso aunque no tengamos espacio y solo podamos hacerlo con macetas, es una gran idea, nuestros abuelos sabían lo que era el hambre y lo importante que es asegurar la soberanía alimentaria. Nosotros dependemos de un supermercado para que nos alimente y olvidamos lo que es usar nuestras manos para alimentarnos.

Cultivar además implica menos impacto ambiental, alimentos más sanos y una actividad gratificante para toda la familia.

Usar productos de limpieza caseros.

Nuestros abuelos conocían perfectamente como se limpiaba sin tanto químico, sabían usar el vinagre, el bicarbonato y hasta las cenizas de madera. Y muchos de los trucos de limpieza de nuestros abuelos limpian mejor que los tóxicos que hoy compramos en el supermercado, además de cuidar el bolsillo cuidamos nuestra salud. Les dejo nuestra guía de limpieza ecológico y natural en: Limpieza ecológica.

Como ven nuestros abuelos eran ecológicos y ¿a que esperamos nosotros?

 

Raul Mannise

Raul Mannise

Ser humano, papá, informático, Ecólogo, Permacultor, enfermero, ex estudiante de Medicina y muchas otras cosas, que un día decidió hacer esta web, como medio de transmitir información importante para el futuro de todos, por que el conocimiento es lo único que puede salvarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Para continuar navegando en el sitio, usted debe señalar que esta de acuerdo con el uso de cookies. Más información

Este sitio utiliza cookies para poder ofrecerle una mejor experiencia en la navegación.

Cerrar