El reciclaje de metales, ¿qué tipos de acero se pueden reciclar y cuáles no? - Ecocosas

El reciclaje de metales, ¿qué tipos de acero se pueden reciclar y cuáles no?

En nuestra vida diaria, a veces, no solemos reparar en la importancia que tienen los distintos tipos de acero. Siempre los esfuerzos por reciclar se centran en el plástico, pero los metales también pueden tener más de un solo uso. Porque las segundas oportunidades en términos de reciclado implican ahorro y una reducción de la contaminación, algo que sin duda importa en la actualidad.

El reciclaje de metales, ¿qué tipos de acero se pueden reciclar y cuáles no? 1

¿Qué tipos de acero se pueden reciclar?

A pesar de que en el reciclaje de metales es necesario saber cómo hacerlo bien, no todos los tipos de acero pueden tener una nueva utilidad. Por ejemplo, aquellos que contienen productos tóxicos deben ser eliminados. Por lo tanto, esto hay que tenerlo en cuenta. Tampoco se deben reciclar los botes de pintura.

En cambio, las latas de conserva, tapas de tarros de cristal, chapas, sartenes o clavos pueden ser reciclados. El acero, en las condiciones mencionadas, es 100% reciclable y además no pierde sus excelentes propiedades. Por lo tanto, es una muy buena idea para darle una segunda o tercera vida, las que hagan falta.

El hierro, aluminio, plomo, latón, bronce o cobre también son tipos de acero que forman parte del reciclaje de metales. El objetivo es que puedan volver a utilizarse y, así, conseguir reducir los desechos hasta un porcentaje bastante alto. Con todo, reciclar contribuye a no tener que invertir en crear desde cero clavos, latas, etc., con la consecuente reducción de recursos que esto implica. Todo son ventajas.

¿Cómo se deben reciclar los metales?

Actualmente, contamos con 3 cubos de basura diferenciados: el verde para los desechos orgánicos, el amarillo para los plásticos y el azul para el cartón. ¿En cuál irían los distintos tipos de acero? Pues en el contenedor amarillo. Esta es la opción recomendada por varias comunidades como la de Madrid, ya que será después en las plantas de reciclaje de metales cuando se haga una criba del contenido de la basura.

Para evitar errores, se aconseja que en las casas se aproveche la bolsa de basura que iría al contendor amarillo para introducir estos tipos de acero. Muchas personas por desconocimiento utilizan el contenedor verde como “cajón desastre”. Sin embargo, ahora que contamos con toda esta información acerca del reciclaje de metales, ya no hay dudas sobre a qué contenedor debemos tirarlos.

El metal puede tardar en degradarse 30 años

El reciclaje de los distintos tipos de acero contribuye a evitar que estos terminen tirados por la naturaleza esperando a que se degraden, algo que en aquellos metales que son finos como las latas tardarán unos 30 años. Con el reciclaje estos metales podrían estar siendo utilizados para no tener que invertir en nuevos. Por lo tanto, es fundamental que empecemos a reciclar los metales desde este mismo momento.

Reducir la chatarra en los vertederos y las emisiones de gas de efecto invernadero a la atmósfera ahora es posible gracias al reciclaje de metales. Aunque parezca que son productos que no se pueden reciclar, esto no es así. Siempre hay opciones para que los distintos tipos de acero no terminen tirados, sino en nuestras casas dándole otros usos.

1 comentario en “El reciclaje de metales, ¿qué tipos de acero se pueden reciclar y cuáles no?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *