Té de jengibre. 2 recetas para preparar esta infusión

Té de jengibre. Cómo y por qué tomar esta infusión

Infusión de jengibre: cómo hacer un té o agua de la raíz

Ya hemos hablado en un montón de ocasiones de lo bueno que es el jengibre para tratar todo tipo de problemas, pero hoy nos vamos a centrar en la preparación del té de jengibre, la infusión o bebida caliente a base de este rizoma que tanto nos ayudará a tratar diversas afecciones.

para que sirve el te de jengibre

La infusión de jengibre es la forma más simple y probablemente más usada para su consumo medicinal. Para esto se puede usar tanto fresco como seco.

En el caso de usarlo fresco, basta con cortar un trozo de raíz y hacer una decocción durante aproximadamente unos 5 minutos. También lo puedes rallar y exprimir, o simplemente agregarlo al agua ya hervida. Mucha gente lo consume agregándolo al té normal. En este caso en lugar de té de jengibre será CON la raíz y no DE la misma.

Si por el contrario se va a utilizar el rizoma seco, simplemente basta disolver la dosis recomendada en agua caliente y consumir.

El agua de jengibre para la garganta es muy potente y puede ayudar a depurar, o a tratar infecciones, amigdalitis, etcétera. Una de las maneras de reforzar este agua es mezclándola con miel y limón. Esta mezcla es muy potente para tratar las afecciones de garganta de todo tipo.

Té de jengibre: receta paso a paso

Ahora veamos las maneras más habituales de hacer el té de jengibre.

Té de jengibre común

Ingredientes:

  • Un trozo de jengibre de aproximadamente 20 gramos
  • Una taza de agua (o 250 ml)

Cortamos el rizoma en rodajas, lo añadimos al agua en un cazo y hervimos durante 5 minutos. Luego tapamos y dejamos reposar al menos otros 5 minutos. Una vez reposado, dejamos enfriar un poco y bebemos con una cucharada de miel para endulzar.

Leer más..  Nogal negro, propiedades nutricionales y otros beneficios

Infusión de jengibre, limón y canela

Ingredientes:

  • Un trozo de jengibre de aproximadamente 20 gramos
  • Una taza de agua (o 250 ml)
  • Medio limón exprimido
  • Una barra de canela en rama

Rallamos el rizoma, lo mezclamos en un cazo con el agua y la rama de canela. Lo ponemos en el fuego y cuando comience a hervir lo retiramos. Apagaos el fuego, tapamos el cazo y dejamos reposar unos 10 minutos aproximadamente. Luego añadimos el zumo de medio limón y endulzamos con miel o sirope de agave.

También se le puede añadir azúcar moreno integral, ya que un estudio reciente in vitro ha demostrado el potencial antioxidante y antiinflamatorio de la mezcla de té de jengibre, azúcar moreno junto al fruto chino longuián u ojo de dragón.

Para qué sirve el té de jengibre

El té de jengibre te aportará mucho para tu salud. Sirve para prevenir resfriados, para contrarrestar dolores de garganta, anginas y otros malestares. Y es una bebida ideal que no puede faltar, sobre todo en esos meses de frío, en otoño e invierno, cuando nuestro organismo es más susceptible a problemas de garganta.

¿Conocías el té de jengibre y para qué sirve? ¿Tienes experiencias usándola? Como decimos siempre, déjalo en los comentarios, que tanto nosotros como nuestros lectores nos beneficiamos de los aportes que amplíen nuestros conocimientos de las plantas medicinales.

IMPORTANTE: Esta información tiene por objeto complementar, no reemplazar el consejo de su médico o profesional de la salud y no pretende cubrir todos los posibles usos, precauciones, interacciones o efectos adversos.

te de jengibre

Es posible que esta información no se ajuste a sus circunstancias específicas de salud. Nunca demore o haga caso omiso de la búsqueda de consejo médico profesional de su médico u otro proveedor de atención médica calificado debido a algo que haya leído en ecocosas. Siempre debe hablar con un profesional de la salud antes de comenzar, suspender o cambiar cualquier tipo de tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba