Fumaria officinalis. Propiedades de la planta en hoja y extracto

La fumaria, cuyo nombre científico es fumaria officinalis, es una hierba endémica del continente europeo y perteneciente a la familia de las papaveráceas, que consta de 775 especies y 40 géneros.

Aunque a esta variedad de fumaria se la suele llamar simplemente “fumaria”, hay otros nombres que se suelen emplear como sangre de Cristo y palomilla.

Llama la atención principalmente por sus coloridas flores, de un tono rosa o fucsia vistoso y vivo. 

Propiedades de la fumaria

La fumaria tiene propiedades depurativas, diuréticas, antiespasmódicas, cicatrizantes, antihistamínicas y descongestionantes y sus principales beneficios son para un gran número de dolencias:

Limpieza de la vesícula biliar. Gracias a que estimula la secreción de bilis, tanto el extracto como la infusión de fumaria son enormemente apreciados para tratar dolencias de la vesícula, como la colecistitis o hinchazón de la vesícula biliar y la colelitiasis, los cálculos biliares. También para los cólicos de la vesícula biliar ha demostrado ser enormemente eficaz.

Problemas hepáticos. Las afecciones del hígado se ven beneficiadas de la estimulación biliar que aporta la fumaria.

Problemas gastrointestinales. La planta tiene efectos beneficiosos para el aparato digestivo, gracias a sus principios depurativos y antiespasmódicos.

Afecciones cutáneas. La fumaria es muy efectiva para tratar los problemas de la piel como eccemas, erupciones, acné y otros problemas relacionados con las afecciones cutáneas.

Diurético y laxante. La fumaria es una planta con propiedades diuréticas y laxantes.

fumaria

Propiedades del extracto de fumaria

El extracto líquido de fumaria se utiliza para tratar las alergias, ya que ha demostrado ser mucho más efectivo que la hierba seca en infusión para beneficiarse de sus propiedades antihistamínicas.

También te puede interesar..  Salvia, propiedades, beneficios y contraindicaciones de esta planta

Otra de las propiedades destacables del extracto líquido de la fumaria es para la secreción de bilis, ya que al parecer la solución a base de extracto etanólico es mucho más efectiva también en este caso.

Cómo utilizar la fumaria

La fumaria se puede tomar en extracto líquido, en polvo, en flores secas para infusión, en tintura, en extracto seco y con las flores frescas machacadas. Aunque las dosis recomendadas suelen estar prescritas para los extractos líquidos y la flor seca en infusión.

Las flores frescas se suelen usar para crear ungüentos para tratar los problemas cutáneos.

Tipos de fumaria

Dentro de las papaveráceas existen distintas variedades del género Fumaria, algunas de las cuales también se utilizan como plantas medicinales. Las más conocidas son la fumaria capreolata, la fumaria parviflora y la fumaria muralis.

fumaria propiedades

Contraindicaciones

El consumo de fumaria no tiene contraindicaciones, pero se recomienda evitar su uso con los niños. Las mujeres embarazadas o periodo de lactancia deberían consultar a su médico antes de utilizar la planta, en cualquiera de sus formatos.

Para los casos de problemas biliares o pacientes con problemas hepáticos severos, consultar primero a un médico antes de comenzar a utilizar la fumaria como tratamiento.

Las personas que tengan problemas de hipertensión deberían evitar esta planta.