Todo sobre la dieta Mediterránea

La UNESCO consideró a la dieta mediterránea como Patrimonio de la Humanidad hace más de 5 años. Esta no solo se centra en los productos que la componen, sino en el tipo de vida que esto conlleva. Cumplir con esta dieta significa que el cuerpo llegará a estar en la mejor condición posible.

Por Nutrición Sin Más

El origen de este estilo único tiene su origen en los territorios que a lo largo de la historia forman parte del Mar Mediterráneo. Se basa en un elevado consumo de alimentos vegetales y grasas monoinsaturadas, así como el consumo moderado de carbohidratos y carnes. A esto se suma la práctica regular de ejercicios, el disfrute con familiares y amigos y la realización de que la vida es lo más importante.

Esta dieta es una de las mejores alternativas que existen en el mundo para perder peso según los expertos en el área nutricional. También se aumenta la resistencia de enfermedades del corazón, la diabetes y la muerte prematura.

 

¿Qué tipo de alimentos la forman?

Se debe entender que primeramente que solo pueden consumirse productos saludables que no hayan sido procesados. Siendo muy amplia la variedad por lo que cada persona puede adaptarse a esta dieta según los alimentos que sean de su preferencia:

  • Grasas saludables: aceite de aguacate, aceite de oliva virgen extra.
  • Verduras: Col rizada, tomates, brócoli, zanahorias, pepinos y espinacas.
  • Hierbas y especias: romero, jengibre, pimienta, canela, cúrcuma y ajo.
  • Frutas: aguacates, dátiles, fresas, higos, plátanos, uvas, manzanas y naranjas.
  • Huevos
  • Productos lácteos: queso y yogurt.
  • Legumbres: alubias, guisantes, garbanzos, lentejas y judías.
  • Pescado y marisco: almejas, mejillones, gambas y pescado graso.
  • Carne de ave: pato, gallina, pavo y pollo.
  • Tubérculos: batatas, nabos y patatas.
  • Cereales integrales y derivados integrales
  • Frutos secos y semillas: avellanas, nueces y almendras.

MF

 

¿Cuáles no están permitidos?

Ninguno de los siguientes alimentos debe formar parte de tu dieta si quieres seguir un patrón de vida saludable y que siga las pautas de la dieta mediterránea:

  • Azúcares añadidos: caramelos, jugos de fruta, helados y bebidas gaseosas.
  • Carne procesada: perritos calientes, embutidos y carne precocinada y envasada.
  • Aceites vegetales y de semilla refinados: soja, semillas de uva, canola, girasol y aceite de maíz.
  • Grasas trans: margarina, bollería industrial y aperitivos salados.
  • Alimentos procesados: cualquier producto elaborado en una fabrica.
  • Cereales refinados: pasta blanca, arroz y pan blanco y harina de trigo blanca.

 

¿Qué bebidas se permiten?

Esta dieta se concentra en el consumo de agua, ya que el agua es la bebida más saludable que exista para el cuerpo humano. También puede ser acompañada con vino tinto cuyos efectos se encuentran ampliamente demostrados, pues tiene gran cantidad de beneficios para la salud siempre que sea bebido moderadamente. El té y el café se permiten igualmente, pero en muy pequeñas dosis.

Contrariamente, no se permiten las bebidas carbonatadas y azucaradas, las cuales son muy perjudiciales para el cuerpo.

Con todos estos productos podrás realizar una dieta personalizada, siempre acompañándola de ejercicio físico. Con el paso de las semanas te sentirás mucho mejor y tu cuerpo se encontrará en óptimas condiciones.

MF 2

Nutrición Sin Más

La mejor información de la ciencia para tu salud.

1 Response

  1. El dice:

    Hay un montón de errores en este reportaje.
    Comencemos por la sección “¿Qué alimentos la forman?”: el aceite de aguacate JAMÁS se usó en esta dieta ya que el aguacate no era conocido en estas regiones, el aceite de girasol sí; al brócoli le pasaba lo mismo; con el jengibre y la cúrcuma ídem.; en la lista del pescado y marisco falta de todo ya que del mar siempre se aprovechó todo, salvo las algas; el pato y el pavo raramente se consumían; la batata no se conocía y el nabo era para alimentar a los cerdos; los cereales eran refinados y los frutos secos sólo en dulces.
    En cuanto a la sección “¿Cuáles no están permitidos?”: el azúcar era motivo de estraperlo así que cuando se tenía se echaba hasta a la tortilla francesa; los embutidos tienen una enorme tradición en cada rincón del Mediterráneo occidental; el aceite de girasol y el de colza se han utilizado siempre; en cuanto al pan blanco, en cualquier pueblo se hacía.
    Y finalizamos con la bebida: cualquier licor y aguardiente tiene una gran cantidad de azúcar blanco en su elaboración….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.