La exposición a la luz solar puede degradar vitaminas y probióticos - Ecocosas

La exposición a la luz solar puede degradar vitaminas y probióticos

El valor nutricional de las vitaminas y los probióticos que nuestro cuerpo almacena podrían correr el riesgo de degradarse debido a la exposición a la luz del sol. Esto quiere decir que el mantenimiento de la viabilidad de estos componentes, después de ingerirlo en alimentos y bebidas, puede suponer un gran desafío.

La exposición a la luz solar puede degradar vitaminas y probióticos 1

El calor destruye vitaminas y probióticos

Los fabricantes de alimentos y bebidas confían en algunos métodos para extender la vida útil del producto y evitar la necesidad de una distribución de canales de frío costosa y restrictiva. La pasteurización se ha utilizado durante mucho tiempo como un medio común para matar bacterias en algunas bebidas industriales.

En los últimos años se ha acelerado la eliminación de conservantes químicos de las formulaciones de muchos productos naturales. En estos casos, el fabricante tiene la labor de buscar y utilizar otro medio para eliminar las bacterias, estos nuevos métodos suelen recurrir al calor extremo, dañando así la potencia y eficacia de una variedad de vitaminas y otros nutrientes.

La vitamina C y las altas temperaturas

Según un estudio en la Revista Internacional de Investigación Científica y Tecnológica, la vitamina C comienza a desnaturalizarse a temperaturas tan bajas como 30°C. En la investigación se analizó el efecto del calor en diferentes vegetales y midió el porcentaje de vitamina C perdida a los 5, 15 y 30 minutos mientras se exponía a un calor constante de 60°C, mucho menos extremo que la mayoría de los métodos de pasteurización.

Por ello, es importante recurrir a una fuente de vitamina C fiable y eficaz. Se puede encontrar en muchos alimentos, principalmente frutas como el kiwi, la naranja o la fresa, aunque existen otras fuentes como el brócoli e incluso los pimientos rojos. Si prefieres optar por un suplemento alimenticio para aumentar tus niveles de vitamina C, puede comprar Altrient C, que posee grandes beneficios que no encontrarás en otros complementos de este tipo. El truco está en la técnica liposomal, con mayor absorción y asimilación de los nutrientes, ideal para promover el bienestar de piel, huesos y la protección de las defensas.

Los efectos del calor en otros nutrientes

La vitamina C, la tiamina (B1) y el ácido pantoténico son todos sensibles al daño causado por las altas temperaturas. Cabe destacar que los cultivos probióticos son aún más delicados y no pueden vivir por encima de los 50°C, como ocurre con prácticamente todas las bacterias y levaduras.

Para los probióticos, las bebidas deben llevarse al mercado a través del canal frío a costos considerablemente más altos. Además, en los últimos años, los probióticos se han extendido más allá de los mercados especializados, convirtiéndose prácticamente en un ingrediente principal de nuestra dieta. Para brindar beneficios para la salud, las bacterias probióticas deben superar varios desafíos presentes en el procesamiento de alimentos. Además, es imprescindible garantizar que los probióticos sigan siendo viables durante su vida útil.

Ensayos de degradación y validación

Consumer Labs, una empresa independiente de pruebas para consumidores, prueba las afirmaciones de las etiquetas de los fabricantes de vitaminas y suplementos. En su diagnóstico más reciente de suplementos de vitamina C, los tres que no cumplieron con las afirmaciones de su etiqueta lo hicieron con una concentración excesiva. Había demasiada vitamina C.

Existe una concepción común de que consumir en exceso una vitamina soluble en agua es inofensivo, pero eso no es correcto. Por ejemplo, el ácido fólico en exceso puede causar problemas como diarrea, náuseas, acidez y calambres abdominales.

Por último, debes tener en cuenta que algunas vitaminas son sensibles al efecto de la luz ultravioleta y, por tanto, a la luz solar. Estas son: vitamina A, B2 (riboflavina), B6, B12 y ácido fólico.

Referencias

Talwalkar A, Kailasapathy K. The role of oxygen in the viability of probiotic bacteria with reference to L. acidophilus and Bifidobacterium spp. Curr Issues Intest Microbiol. 2004 Mar;5(1):1-8.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *