Cáñamo, la llave para un mundo sostenible - Ecocosas

Cáñamo, la llave para un mundo sostenible

Cáñamo, uno de los tantos nombre de la planta Cannabis sativa, planta que muchas veces olvidamos es un recurso natural clave y tristemente subestimado, lamentablemente eclipsado por la prohibición mundial que limita fuertemente su cultivo en varios países.

Cuando se habla de cannabis uno suele pensar de inmediato en la marihuana, pero pocos saben que esta planta es altamente versátil y puede sustituir totalmente por ejemplo, al petróleo, en cuanto a la producción de combustibles y plásticos.

Cáñamo, la llave para un mundo sostenible 1

Además de ser una alternativa ecológica al algodón para producir fibras textiles; una fuente de alimento que no debe ser pasado por alto y una materia prima de primera para la fabricación de papel y materiales de construcción.

Es por eso que nos gustaría contribuir a la difusión de conocimientos sobre los posibles usos de cannabis.

1) Alimentación: semillas de cáñamo.

Las semillas de cáñamo son considerados como un superalimento debido a su gran cantidad de nutrientes, rico en ácidos grasos poliinsaturados que se consideran esenciales para el funcionamiento de los músculos y los receptores nerviosos, como el ácido linolénico, linoleico y alfa-linolénico.

Existen una gran variedad de semillas en el mercado semillas de colección o para uso recreacional como las de 2 Fast 4 Buds y semillas de cáñamo sin THC (sustancia psicoactiva de la planta) contienen todos los aminoácidos considerados esenciales para la síntesis de proteínas por el cuerpo.

Cáñamo, la llave para un mundo sostenible 2

Ellos son una ayuda en la prevención del colesterol alto, asma, sinusitis, artritis y enfermedades cardiovasculares. De estas semillas de cáñamo se pueden obtener dos alimentos: el aceite de cáñamo y el tofu de cáñamo.

2) Alimentación: El aceite de cáñamo.

Las semillas de cáñamo son prensadas en frío para extraer su aceite, un aceite que combina con cualquier alimento y se puede utilizar crudo como condimento.

Del mismo modo que sus semillas, el aceite de cáñamo es rico en ácidos grasos poliinsaturados considerados beneficiosos para el buen funcionamiento del organismo, en particular del sistema cardiovascular. Es rico en vitaminas A, complejo B y E y tiene un agradable sabor que recuerda a las avellanas.

3) Recuperación de Suelos.

Las plantas de cannabis por sí mismas se pueden usar para la recuperación de suelos contaminados por metales pesados ​​a través de un proceso denominado fitorremediación (fitorremediación se le llama al uso de plantas para eliminar, inmovilizar o neutralizar del ecosistema, contaminantes de origen orgánicos o inorgánicos presentes en el suelo y el agua.).

Su raíz es capaz de realizar su propia capacidad quelante contra contaminantes tales como el arsénico y el cobre, así como contra disolventes y pesticidas. Se utiliza para los procesos de descontaminación de suelos, con especial referencia a las zonas degradadas y páramos, ya que permite cultivar con una metodología de bajo costo.

4) Telas.

El cáñamo es más productivo que el algodón con respecto a las fibras textiles. Además, como el cultivo, cáñamo, no requiere el uso de pesticidas y fertilizantes su costo es mucho menor al del algodón.

El algodón es un cultivo con mucho impacto ambiental, ya sea por el uso masivo de pesticidas, transgénicos, herbicidas y por el uso de los recursos hídricos.

El cáñamo proporciona fibras muy resistentes que pueden ser utilizadas para la producción de tejidos muy superiores al algodón en calidad y resistencia ideales para la fabricación de accesorios y ropa.

5) Madera.

Las fibras del cannabis pueden ser usadas como un sustituto de la madera en la construcción y la carpintería.

De hecho, a partir del cáñamo es posible producir tableros robustos y resistentes con los que reemplazar los tablones de madera ordinarios.

Estos se obtienen mediante un proceso mecánico en el que se comprime las plantas y se ensamblan con la ayuda de un adhesivo, permitiendo un material más ligero y flexible que la madera tradicional.

6) Bioconstrucción.

El cáñamo se utiliza cada vez más en la construcción como un reemplazo para el cemento y los ladrillos. Un ejemplo es el BioBrick fabricado en Italia capaz de absorber CO₂.

Es una especie de ladrillo diseñado para capturar las emisiones de dióxido de carbono que llegan a la atmósfera y al mismo tiempo para garantizar un buen aislamiento térmico y acústico con el fin de construir un medio ambiente sano para vivir, también gracias a la permeabilidad es capaz de garantizar un óptimo confort en el hogar y representan una herramienta innovadora para la bioconstrucción, tanto en la construcción de nuevos edificios como en las remodelaciones.

7) Materiales plásticos.

Especialmente en cuanto a la producción de plásticos, el cáñamo puede ser considerado como una alternativa real al petróleo, es capaz de poner punto final a la dependencia de este recurso.

La celulosa contenida en la planta hace que sea posible la obtención de materiales plásticos biodegradables, los cuales se pueden utilizar para producir embalajes, aislaciones y los demás usos que damos al plástico en la actualidad.

8) Combustibles.

Otro uso importante para el cáñamo es el de recurso energético ya sea como biocombustible o como biomasa.

El uso de cáñamo como combustible no aumenta la cantidad de CO₂ liberado a la atmósfera, ya que el dióxido de carbono emitido durante la combustión será compensado por la cantidad de CO₂ absorbido por el cultivo del cáñamo utilizado.

9) Papel.

Con la pulpa del cáñamo, obtenida después de la extracción de la fibra textil o las semillas, es posible fabricar papel de alta calidad para todo uso desde periódicos a cajas de cartón.

La mayor ventaja relacionada con la producción de papel a partir de cáñamo se deriva del hecho de que para su realización es posible usar el «residuo» de los cultivos para además de papel obtener semillas para alimentación y aceite e incluso fibras para otros usos, cosa que no pasa con los eucaliptos que es el árbol más usado para este fin, además su monocultivo y producción es más complejo y dañino para los ecosistemas que el cáñamo.

10) Acolchado.

Los restos de cáñamo prensados se puede utilizar para realizar una tarea considerada esencial en la agricultura y la jardinería. Se trata del acolchado, una cubierta que se coloca en el suelo con el fin de mantener la humedad del suelo y reducir las necesidades de riego, elevando la temperatura del suelo para evitar el crecimiento de malezas mientras protege de la lluvia y la erosión al suelo. 

Con esta información, pretendemos ampliar el debate sobre la legalización de la marihuana en el Mundo, dejando de lado el uso medicinal que ya todos conocemos o recreativo, además del hecho de que su prohibición lo único que genera es delincuencia.

¡Después de todo, el cannabis es aún una de las plantas más versátiles que la naturaleza ha creado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *