Alzheimer: Tratamientos naturales y últimos avances

La enfermedad de Alzheimer es una forma de demencia que puede privar a las personas de la capacidad de pensar con claridad, realizar tareas cotidianas y, en última instancia, recordar quiénes son.

Debido a que es una enfermedad tan devastadora, y dado que los tratamientos convencionales no lograron una cura, siempre hay que estar viendo las últimas noticias sobre el Alzheimer y consultar en las revistas médicas los avances que se van publicando.

Hay tanto que todavía no sabemos sobre el cerebro humano, pero afortunadamente, en los últimos años se han realizado algunos avances significativos en la enfermedad de Alzheimer de los que hoy hablaremos.

Alzheimer

Existen varias teorías sobre que lo causa que incluyen el daño por radicales libres, la incapacidad de usar la glucosa adecuadamente, las deficiencias de vitaminas o las toxinas ambientales. La realidad es que esta enfermedad afecta a un tercio de las personas mayores de 85 años en los EE. UU. (1)

La buena noticia es que existen opciones de tratamiento natural para el Alzheimer que pueden mejorar esta condición de manera significativa.

7 novedades en la lucha contra el Alzheimer en este 2018.

1. Lo que comes es más importante que nunca.

Si pasaste algo de tiempo en este sitio web, sabes bien que la comida es medicina.  Los científicos descubrieron recientemente que la dieta mediterránea parece ser protectora contra la enfermedad de Alzheimer. Un estudio de la UCLA publicado en el American Journal of Geriatric Psychiatry encontró que la dieta mediterránea es uno de los principales factores de estilo de vida que parece impedir que el cerebro desarrolle las placas tóxicas y otros síntomas asociados con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. (2)

La placa se caracteriza por depósitos de una proteína tóxica llamada beta-amiloide en los espacios entre las células nerviosas en el cerebro. Piensa en los nudos de los hilos anudados de la proteína tau que se encuentran dentro de las células cerebrales. Ambos se consideran los indicadores clave de la enfermedad de Alzheimer.

Usando nuevos equipos de imagénologia se  han podido estudiar cambios en el cerebro y demostrar cómo los factores de estilo de vida influyen directamente en la formación de proteínas anormales en personas con pérdida sutil de memoria que aún no han sido diagnosticadas con demencia. También se ha demostrado que los factores de estilo de vida saludables se relacionan con la reducción del encogimiento del cerebro y la disminución de las tasas de atrofia en personas con Alzheimer. (3)

Los alimentos básicos de la dieta mediterránea incluyen:

  • Frutas y verduras frescas (especialmente vegetales de hoja verde como espinacas y col rizada y verduras sin almidón como berenjena, coliflor, alcachofas, tomates e hinojo).
  • aceite de oliva.
  • Nueces y semillas (como almendras y semillas de sésamo utilizadas para hacer tahini).
  • Leguminosas y frijoles (especialmente lentejas y garbanzos utilizados para hacer hummus).
  • Hierbas y especias (como orégano, romero y perejil).
  • Granos enteros.
  • Comer pescados y mariscos silvestres al menos dos veces por semana.
  • Aves de corral de alta calidad, huevos, queso, leche de cabra y kéfir o yogurt rico en probióticos consumidos con moderación
    carne roja consumida en ocasiones especiales o aproximadamente una vez a la semana.
  • Mucha agua fresca y un poco de café o té.
  • Muchas veces un vaso diario de vino tinto.
También te puede interesar..  La verdad sobre los suplementos alimentarios

2. El ejercicio es un potente preventor del Alzheimer

El mismo estudio dirigido por la UCLA también produjo algunos resultados sobre las propiedades de protección cerebral del ejercicio. Aquellos que realizaban ejercicio de forma regular también tenían los niveles más bajos de enredos y placas en las exploraciones PET, lo que significa que tenían un riesgo mucho menor de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. (2)

Se necesita más investigación para ver si existe alguna forma de ejercicio que sea mejor que otras para prevenir el Alzheimer. Por ahora, solo enfóquese en cualquier actividad física, en mi humilde opinión caminar en un entorno natural como un bosque seria algo ideal.

3. Tu profesión podría actuar como una droga anti-Alzheimer

¿Sabía que ciertos trabajos podrían proteger contra el Alzheimer? Los humanos son criaturas sociales, y trabajar directamente con otras personas en lugar de principalmente con datos o cosas parece ofrecer protección contra el Alzheimer.

Científicos del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer de Wisconsin y del Instituto de Alzheimer de Wisconsin analizaron 284 escáneres cerebrales de personas de mediana edad en riesgo de contraer la enfermedad de Alzheimer. Descubrieron que aquellos que trabajaban en estrecha colaboración con personas en situaciones de trabajo complejas podían tolerar mejor el daño cerebral que aquellos que trabajaban en entornos más aislados. Los que trabajaron en entornos más sociales, como por ejemplo los docentes y los médicos, parecen ser capaces de mantener mejor la función cognitiva. (5, 6)

Los investigadores dicen que estos análisis subrayan la importancia del compromiso social en el entorno de trabajo para desarrollar la resiliencia a la enfermedad de Alzheimer.

Si trabajas en aislamiento y no puedes hacer mucho para cambiar eso, toma medidas adicionales para ser lo más social posible después de las horas de trabajo y en tus días libres para que tu cerebro sea más resistente. (7)

4. La marihuana podría proteger al cerebro de la enfermedad de Alzheimer

En lo que podría ser un hallazgo enorme en el mundo del tratamiento natural del Alzheimer, los científicos del Instituto Salk descubrieron que el tetrahidrocannabinol, uno de los principales componentes del cannabis medicinal y otros compuestos que se encuentran en la marihuana podrían bloquear la progresión de la enfermedad de Alzheimer.

En el laboratorio, los compuestos vegetales bloquearon la enfermedad al aliviar la inflamación celular y eliminar las proteínas amiloides tóxicas en las células cerebrales.

Este es el primer estudio de su tipo que muestra que los cannabinoides afectan la inflamación y la acumulación de beta amiloide en las células nerviosas. Ahora se necesitan ensayos clínicos para ver si los prometedores resultados también son ciertos en los humanos. (8, 9, 10)

5. Evitar ciertos medicamentos recetados y de venta libre podría reducir el riesgo de Alzheimer

Los medicamentos relacionados con la demencia ahora incluyen medicamentos que habitualmente se utilizan para dormir y para la alergia. Estos incluyen cosas como difenhidramina (para alergias), dimenhidrinato (para mareos / náuseas), una combinación de ibuprofeno y citrato de difenhidramina (para el dolor y el sueño) y doxilamina (para alergias), entre otros.

Estas píldoras tienen propiedades anticolinérgicas, algo que se relaciona cada vez más con la demencia.

Un estudio de 2016 publicado en JAMA Neurology usó MRI y PET para mostrar cómo los fármacos anticolinérgicos reducen el metabolismo cerebral y desencadenan tasas más altas de atrofia cerebral. Tomar medicamentos anticolinérgicos también condujo a peores puntajes en las pruebas de memoria. (11)

Ciertos antidepresivos, EPOC y medicamentos para el asma, junto con medicamentos para problemas de vejiga hiperactiva, también podrían caer en la categoría de anticolinérgicos. Por lo tanto, si necesita estos medicamentos, hable con su médico o farmacéutico para ver si existen alternativas más seguras.

También te puede interesar..  10 Beneficios del aceite esencial de Cedro

6. Tu intestino juega un papel en la enfermedad de Alzheimer

En 2016, los investigadores de la Universidad de Chicago descubrieron que una dosis a largo plazo de antibióticos cambió las bacterias intestinales de los ratones de una manera que parecía ayudar a reducir los niveles de proteínas beta amiloideas en los cerebros de los ratones. (12, 13)

Esta es una investigación preliminar, y ciertamente no sugiero que todos nos pongamos a tomar antibióticos. Investigaciones futuras podrían potencialmente buscar formas más naturales de mantener nuestros intestinos saludables para proteger nuestros cerebros.

7. Un enfoque personalizado al tratamiento

En 2016, un pequeño estudio publicado en la revista Aging, los investigadores del Buck Institute y la UCLA pudieron utilizar un tratamiento personalizado para revertir la enfermedad de Alzheimer en pacientes que padecen las primeras etapas de la enfermedad.

Usando un programa terapéutico personalizado de 36 puntos que incluye cambios integrales en la dieta, estimulación cerebral, ejercicio, optimización del sueño, productos farmacéuticos y vitaminas específicas y otros pasos que afectan la química cerebral, el equipo pudo mejorar los síntomas de algunos pacientes hasta el punto fueron realmente capaces de volver al trabajo. (14)

Esta es solo una evidencia más respaldada por la ciencia de que el estilo de vida realmente importa cuando se trata del tratamiento y la prevención natural del Alzheimer.

Los mejores alimentos para tratar y prevenir el Alzheimer.

Alimentos que debemos comer.

Alimentos orgánicos no procesados: asegúrese de que la dieta incluya muchos “alimentos reales”. Estos son alimentos que no tienen una lista de ingredientes. Las verduras, las carnes limpias y las frutas con moderación son alimentos importantes para consumir.

Antioxidantes como las vitaminas A, C, E: puede haber cierta conexión entre los radicales libres y el Alzheimer. Los alimentos antioxidantes ayudan a combatir el daño causado por los radicales libres. Las frutas y verduras coloridas son ricas en antioxidantes y deben consumirse en cada comida.

Pescado silvestre: una gran fuente de grasas omega-3, específicamente DHA, que son fundamentales para la salud del cerebro.

Alimentos ricos en zinc: muchas personas con Alzheimer son deficientes en zinc. Los alimentos ricos en zinc incluyen semillas de calabaza, carne de res alimentada de forma natural y chocolate negro.

El aceite de coco: los usos del aceite de coco incluyen el suministro de cetonas al cerebro, que sirve como combustible cerebral en lugar de glucosa. Algunas personas han visto una mejora significativa en la memoria después de agregar coco a su dieta.

Comidas que se deben evitar.

Cualquier alimento que contenga toxinas o aditivos. Estos alimentos pueden ser neurotóxicos. Asegúrese de evitar especialmente la “docena sucia”: las frutas y verduras no orgánicas que están cubiertas con químicos agrícolas neurotóxicos.

Todos los alimentos, procesados, precocinados, para microondas y demás que solo tiene productos químicos como ingredientes.

Los estudios muestran que las personas con niveles más altos de pesticidas organoclorados en la sangre, incluido el DDE, un compuesto de desintegración del DDT, enfrentan un mayor riesgo de la enfermedad de Alzheimer. (15, 16) También es mejor evitar los alimentos procesados.

Alcohol: el alcohol es una toxina y puede provocar que las células cerebrales mueran más rápido de lo normal.

De hecho, existe algo así como “demencia relacionada con el alcohol”. Las investigaciones muestran que los lóbulos frontales de las personas diagnosticadas con alcoholismo parecen particularmente susceptibles de sufrir daños, con evidencia de densidad de neuronas marcadamente disminuida, reducción del volumen y alteración del metabolismo y perfusión de la glucosa . (17)

Agua del grifo – El agua del grifo puede contener toxinas ambientales, incluidas sales de aluminio, así que asegúrese de probar el agua si bebe agua del grifo (o haga un informe reciente de las pruebas de agua si bebe agua municipal) y filtre los contaminantes.

También te puede interesar..  Menstrupedia, un cómic para enseñar a las niñas sobre la menstruación

Azúcar y granos refinados: la enfermedad de Alzheimer puede ser causada por la resistencia a la insulina, similar a la diabetes. Por lo tanto, mantener la insulina baja al eliminar el azúcar y los granos refinados será un componente importante para mantener la salud del cerebro.

Alimentos envasados ​​en recipientes de aluminio: el aluminio es neurotóxico a altos niveles, por lo que es mejor evitarlo. De hecho, la investigación muestra que el aluminio ingresa a las neuronas de manera similar a como lo hace el hierro, lo que lleva a la acumulación de aluminio y al daño neurofibrilar relacionado con la progresión del Alzheimer. (18) En particular, debe evitar calentar alimentos en aluminio en espeial alimentos ácidos como el tomate; se sabe que el calor libera compuestos más tóxicos.

Los 5 mejores suplementos de tratamiento natural para la enfermedad de Alzheimer.

Junto con la dieta, podemos utilizar estos suplementos, como parte de su protocolo del tratamiento natural.

1. Aceite de pescado con DHA (1,000 mg diarios)

Los beneficios del aceite de pescado incluyen DHA, un ácido graso esencial para la función cerebral. El aceite de pescado de alta calidad también reduce la inflamación.

2. Vitamina D3 (5,000 UI diarias)

La deficiencia de vitamina D podría ser un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer. La investigación muestra que amplios niveles de vitamina D pueden ayudar a prevenir que se formen enredos y placas en el cerebro. (19)

3. CoQ10 (200 mg diarios)

Los niveles de CoQ10 disminuyen a medida que envejecemos y algunas investigaciones han demostrado que la administración de suplementos puede retrasar el progreso de la enfermedad de Alzheimer.

4. Ginkgo Biloba (120 mg al día)

Ginkgo biloba ayuda a mejorar la circulación y la memoria del cerebro y puede ser un tratamiento natural eficaz para el Alzheimer.

5. Fosfatidilserina (300 mg al día)

La fosfatidilserina mejora la comunicación y la memoria de las células cerebrales, y se ha demostrado que es beneficiosa para la enfermedad de Alzheimer en etapa inicial.

Remedio adicional: la astaxantina, un antioxidante carotenoide que se encuentra en el salmón silvestre, puede ayudar a la salud del cerebro. Tome 2-4 g 2 veces al día.

Aceites esenciales para la enfermedad de Alzheimer.

Aceite esencial de incienso y el aceite esencial de romero apoyan la función cerebral y el desarrollo neurológico. Ponga 2 gotas de aceite esencial de incienso en el paladar dos veces al día y frote el aceite de romero en el cuero cabelludo después de salir de la ducha a diario (también sirve para la caída del pelo).

Reflexiones finales sobre los tratamientos naturales del Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer no es una parte normal del envejecimiento, aunque está afectando a un número creciente de adultos. Actualmente es una dolencia incurable, la enfermedad caracterizada por el deterioro de las células nerviosas conduce a síntomas de pérdida de memoria, cambios de personalidad, problemas para realizar tareas cotidianas y la muerte.

Los científicos han luchado por traer terapias significativas a la mesa, y aunque hay resultados prometedores, incluida la evidencia respaldada por la ciencia de que la alimentación y el ejercicio juegan un papel muy importante en la prevención.

Los investigadores de UCLA usaron escaneos de PET para mostrar una dieta mediterránea, la actividad física regular y un IMC saludable hacen mucho para reducir el riesgo de desarrollar las placas tóxicas y los enredos en las dendritas que conducen a la enfermedad de Alzheimer.

En otros avances de Alzheimer, los investigadores han encontrado un vínculo entre el intestino y el Alzheimer y entre ciertos medicamentos populares y la enfermedad.

Los tratamientos y preventivos más naturales pueden incluir marihuana, ciertos alimentos y suplementos, que muestran la promesa de revertir la inflamación relacionada con la enfermedad de Alzheimer y la pérdida de memoria.

El material aquí expuesto es de carácter informativo, siempre se debe consultar con una o más profesionales especialistas en estas enfermedades.

Comparte si te Gusto!!

6 comentarios en “Alzheimer: Tratamientos naturales y últimos avances”

  1. Felipe Ignacio Silva Hernandez

    mi nombre es Felipe Silva, tengo 18 años
    llevo días buscando en foros y demás sobre el alzheimer…
    gracias por este gran aporte, no he encontrado ningún otro articulo tan completo y con un lenguaje alejado los términos técnicos en mi búsqueda
    llevo ya muchas anotaciones y recopilaciones de diversos tratamientos y alimentos que ayudan a la inflamación… necesito ayuda
    mi abuelo tiene ya unos 75, empezó con síntomas de alzheimer hace ya unos 4 años, en el hospital dijeron que no presentaba nada anómalo por ende no se iniciaría un tratamiento, hoy ya deja cosas encendidas y se le olvidan las calles al conducir… yo aun no termino la escuela media, vivo solo con mi madre, mi abuelo es el soporte para mi abuela, una mujer de unos 72 años con ya menos de un 10% de visión en uno de sus ojos y el otro ya perdido y para mi tía una mujer de 40 años discapacitada totalmente dependiente que sufre ataques de epilepsia constantemente, el es quien las lleva a controles médicos y otros tipos de tramites, sin el tengo miedo de que pasara, por favor necesito ayuda
    ya no se que hacer
    no soy un gran estudiante ni un atleta, pero no me quiero quedar sentado a ver como mi abuelo se ve cada vez mas deteriorado y consumido por esta enfermedad la cual estoy un 100% seguro que tiene, pero debido a la falta de hora para chequeos médicos y a los tiempos de espera a los que estamos sometidos todos los que no tienen los recursos en Chile para asistir a una gran clínica o otra institución de salud privada no ha sido diagnosticado, el se da cuenta y me transmite su preocupación por mi abuela y su hija, me duele verlo cada día que estoy junto a el lamentarse por no tener tiempo
    por favor de todo corazón pido ayuda, no para mi, si no para el hombre que me crió a mi, a mi madre y a mis tíos, para un hombre honesto y cariñoso que nunca ha dejado de esforzarse ni de trabajar por su familia aun a sabiendas de que en un futuro desgraciadamente cada vez mas cercano comenzara a olvidarse de todos aquellos a quienes tanto cuido.

  2. Hildo Stiembauer

    Es muy importante poder encontrar este tipo de información.
    Mi esposa, de 64 años, fue diagnosticada con Enfermedad de Alzheimer desde hace más o menos 6 años.Desde entonces siempre consulto espacios de información que puedan ayudarnos a luchar contra este flagelo.
    Agradezco a todos aquellos que ,como ustedes, nos ayudan y contribuyen a alimentar nuestra esperanza de encontrar una solución.
    Vivimos en La Pampa, Argentina.
    MUCHAS GRACIAS.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ecocosas.com/aviso-legal/.