Chernobyl de basurero nuclear a planta solar

Sólo pasaron tres décadas desde el mayor accidente nuclear que hemos sufrido, el de Chernobyl, en Ucrania.

Ocurrido en los años 80, todavía está presente en la memoria de las personas. Sin embargo, ahora hay una esperanza de componer nuevos y mejores recuerdos, ya que Ucrania está a punto de construir una de las mayores usinas solares en la región del desastre.

El anuncio del proyecto fue anunciado el año pasado, y en el último año se vienen realizando avances y estudios para ver sus factibilidad y costes.La semana pasada, la empresa de ingeniería ucraniana Rodina Energy Group Ltd., en una entrevista con Bloomberg, confirmó que se dará inicio con el proyecto de construir una granja solar de 1 megavatio en asociación con la empresa de energía alemana Enerparc AG.

El suelo es aún muy radiactivo para la agricultura y es imposible vivir en la zona por lo que el área disponible para generar energía renovable es de más de mil kilómetros cuadrados. El plan de las compañías es desarrollar hasta 99 megavatios de energía solar a lo largo del tiempo y la construcción ya debe comenzar este diciembre.

Se pretenden aprovechar las líneas de transmisión de energía instaladas en la década de 1970, lo que es un ahorro considerable, y se estima que el proyecto costará alrededor de un millón de euros y servirá para poder evaluar la posibilidad de seguir construyendo usinas solares en la zona del desastre..

Este es sólo uno de los proyectos, Ucrania está abierta para más asociaciones. Para atraer inversores, el gobierno está apostando por ofrecer terrenos baratos y comprar la energía generada a tarifas atractivas y con precios fijos.

Las empresas Rodina y Enerparc, por ejemplo, recibirán 15 centavos de euros por kilovatio hora de electricidad generada.

De acuerdo con Bloomberg New Energy Finance, el valor es casi un 40% mayor que el costo promedio de energía solar en Europa.

La idea es que la zona de Chernobyl conocida por producir el mayor desastre nuclear, ahora se transforme en unas de las mayores fuentes de energía limpia de Ucrania.

El proyecto piloto, servirá también para poner de prueba las medidas de seguridad en la construcción, operación y mantenimiento de la planta en un terreno todavía radioactivo.

Esperemos que esta sea solo una de las primeras plantas nucleares que comiencen a transformase en solares, y poder construir un mundo libre de la amenaza nuclear.

Comparte si te Gusto!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *