Ventajas y tipos de persianas alicantinas y cómo medirlas - Ecocosas

Ventajas y tipos de persianas alicantinas y cómo medirlas

Si hay una persiana que reúne todos los ingredientes necesarios para ser funcional, bonita y práctica es, sin duda, la alicantina. Se trata de una instalación idónea tanto para interior como exterior, con prestaciones y variedad de diseños para acomodarse a cualquier espacio. En este artículo, hablaremos de las persianas alicantinas, sus características, tipos y ventajas.

Ventajas y tipos de persianas alicantinas y cómo medirlas 1

Qué son las persianas alicantinas

Las persianas alicantinas fueron inventadas, como dice su nombre, en Alicante. Se trata de una estructura sencilla, en materiales como la madera o PVC y enrollables. Son perfectas para evitar los molestos insectos, especialmente en verano, evitando a la vez que penetren los rayos de sol. Entre sus características principales están la adaptabilidad a diferentes estilos, su fácil mantenimiento y su durabilidad.

Otra característica importante es su resistencia, ya que pueden ser utilizadas tanto en interior como en exterior. En caso de usarlas fuera de la casa, resistirán bien los embates de los agentes como el viento, la lluvia, el granizo, la nieve o el polvo.

Beneficios de las persianas alicantinas

Aunque su fabricación sea sencilla, las persianas alicantinas tienen muchos beneficios para nuestro hogar e incluso oficina si decidimos colocarlas ahí.

Uso sencillo

Como su elaboración, tal cual. El mecanismo que acciona este tipo de persiana, la enrolla sin esfuerzo y con mucha rapidez. Esto lo consigue por medio de una polea unida a una cuerda. Solo tenemos que tirar de ella hasta que se recoja en la parte superior de la ventana. Y, por si fuera poco, no es ningún peligro para los más pequeños ni posee piezas que pueden dañarlos durante su manipulación.

Con estas cortinas, se puede recoger completamente y dejar pasar la luz solar, o bajar y lograr el efecto contrario. Se logra con su accionar un espacio sombreado interesante, de manera que pueden utilizarse en exterior, creando lugares agradables en el jardín, la terraza e incluso la piscina.

Ideales para decoración

Una persiana alicantina ofrece un interesante aporte decorativo a las ventanas o fachada de la casa. El encanto de su diseño, el color de la madera o PVC hace que estéticamente sean muy agradables. Incluso podemos encontrar modelos clásicos o vintage para satisfacer diferentes gustos. Con el tiempo, este tipo de persianas se ha ido buscando a sí mismo

Leer más..  Las ventanas de aluminio y el ahorro energético

Dentro de este punto, si no encontramos el diseño que queremos, podemos optar por hacer algo distinto: pintarlas. Sí, es sencillo porque el material lo permite, especialmente la madera. Podemos elegir el color, la forma que queramos y la cantidad de pintura que deseemos. Eso sí, será necesario darles un mantenimiento periódico para mantener esa pintura en su máximo esplendor.

Ventilación y protección

Las cortinas alicantinas cumplen con dos objetivos importantes. Por un lado, gracias al espacio que hay entre lámina y lámina, la ventilación con la ventana abierta es posible. Por otro lado, protegerá el cristal de la ventana ante los rayos UV. Evita el calentamiento de estos y su proyección al interior de nuestra vivienda, haciendo el lugar más cómodo.

Versatilidad

Ya dijimos que las cortinas alicantinas son muy versátiles y se adaptan fácilmente a cualquier tipo de espacio. Pero lo mejor es que también se pueden conseguir de distintos tamaños, creando espacios interesantes y agradables para cualquier rincón de la casa, tanto interno como externo.

Facilidad de mantenimiento

Al tener los espacios mínimos entre las láminas, es más difícil que el polvo se quede durante mucho tiempo. Aun así, de manera periódica es importante limpiar la persiana con agua y jabón, sin químicos, para que siempre esté reluciente.

Tipos de persianas alicantinas

Fundamentalmente, hay dos tipos de persianas alicantinas. Ambas son muy utilizadas, aunque las originales fueron las primeras que veremos a continuación. Aquí te dejamos algunas características de estos modelos.

De madera

El acabado natural o de madera es el más común en este tipo de cortinas. Además, tiene un componente ecológico y otro rústico en franca tendencia en los últimos años. Así que, lejos de haber quedado obsoleta, esta cortina se pone siempre más de moda. Las alicantinas de madera son la mejor opción para combinar la estética con la funcionalidad, sin perder el estilo.

Un detalle interesante de este material es su menor exposición a ser dañado por el aire. Esto es posible gracias a su mayor peso en comparación con las cortinas de PVC. Al tener más peso, el movimiento con el viento es menor, aislando los espacios de una manera efectiva.

Leer más..  Tejados hechos con Tetra briks reciclados

Otra característica de este material es que proveen un mayor aislante térmico para que la temperatura del hogar permanezca constante tanto en invierno como en verano. Con ello también ahorraremos en climatización.

De PVC

Como dijimos antes, son mucho más ligeras que las de madera y sus lamas están huecas. Por eso, son persianas ideales para ser instaladas en zonas con poco viento para evitar que estas se rompan. Una característica adicional de estas lamas es la facilidad para poder limpiarlas y la periodicidad de esta acción. Es muy sencillo realizarlo y se puede espaciar cada uno de los procesos de limpieza. No es necesario que se realice de manera seguida.

Entre sus características claves están su resistencia, la posibilidad de elegir diferentes diseños, su accionar sencillo gracias a la facilidad de operación de su mecanismo para subir y bajar, etc. También, como ocurre con las de madera, se adaptan perfectamente a cualquier espacio, especialmente interior.

¿Cómo medir las persianas alicantinas?

Para adquirir unas persianas alicantinas en línea, es importante que aprendamos a medirlas. La forma más rápida es:

  • Midiendo la altura y anchura: al hacerlo, tenemos que ampliar 10 centímetros a la derecha y a la izquierda, y unos 18 de alto. La colocación de los cáncamos debe estar a una distancia no menor a 7 y no mayor a 10 centímetros.
  • Si deseamos colocarla en una puerta o ventana, hay que medir el hueco también y sumar 25 centímetros de alto y cinco en los lados. En la parte inferior, dejar un máximo de 2 centímetros de altura para que no roce con el suelo.

Las persianas alicantinas son la mejor opción cuando queremos una instalación sencilla, con alta resistencia y a un precio justo. Elegir entre madera y PVC dependerá de las características del hogar, el lugar donde se colocarán e incluso el tipo de clima. ¿Necesitas más razones?

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *