Horno a leña todo lo que hay que saber - Ecocosas

Horno a leña todo lo que hay que saber

Los hornos de leña solían ser un elemento básico en todos los hogares, donde las familias podían cocinar deliciosas comidas. 

Hacer un horno de leña es un proyecto casero de bricolaje rápido y relativamente sencillo que puede completarse en unos pocos fines de semana, incluso si no es un albañil o manitas consumado. 

También podemos comprar un horno de leña de alta calidad ya listo para su uso, muy fáciles de instalar y con excelentes resultados garantizados. 

Horno a leña todo lo que hay que saber 1

¿Por qué necesita un horno de leña? 

Tal vez la pregunta sea: ¿Por qué no lo necesita? La mayoría de nosotros probablemente no tiene mucha experiencia cocinando con leña. Sin embargo, si alguna vez ha probado un asado, un guiso, pan o pizza hechos en horno de leña, probablemente entenderá que cocinar con leña ofrece un sabor diferente con matices de textura y sabor que no se consiguen de ninguna otra forma. 

Los hornos de leña pueden ser creaciones hermosas y artísticas que pueden dar vida a un patio exterior que de otro modo sería aburrido y ordinario. Un horno de leña puede transformar los patios y jardines exteriores, ampliar la zona de la cocina y el comedor y permitir aprovechar los espacios exteriores incluso durante el invierno.

Horno a leña todo lo que hay que saber 2

La sostenibilidad de cocinar con madera 

Hoy en día casi nadie depende de la leña para sus necesidades primarias de cocina. Mientras que la generación de nuestras abuelas podría haber continuado con la práctica de cortar leña a primera hora de la mañana para tener combustible para las comidas del día, actualmente la gran mayoría de los hogares cocinan con gas (el 40% de los hogares) o con electricidad. 

Cocinar con madera se asocia a menudo con la contaminación, sobre todo porque los propietarios pueden ver físicamente el humo que emite la madera al quemarse. Sin embargo, comparativamente, los hornos de gas butano o natural emiten mayor cantidad de CO2 aunque dichas emisiones no se vean, contrariamente a lo que sucede cuando

quemamos leña. Así mismo los hornos eléctricos también nos dejan su huella en términos de impacto ambiental en la producción de energía eléctrica necesaria para su funcionamiento. Así mismo el proceso de fabricación de los hornos eléctricos es mucho menos sostenible que el proceso necesario para la construcción de un horno de leña que es prácticamente ecológico. 

Algunas opciones de hornos de leña 

Tanto si quiere encontrar una solución culinaria que le ayude a reducir su huella de carbono como si quiere probar a hornear un asado, una pizza o un pan con leña, le traigo tres sencillas opciones para construir diferentes tipos de hornos de leña. 

Horno de Barro refractario 

Un horno de barro refractario con acabado exterior en ladrillo rústico, piedra natural, azulejo etc constituye un elemento central de aspecto auténtico para cualquier terraza, patio o jardín. Incluso si usted no es un albañil consumado, un simple horno de leña se puede hacer siguiendo los pasos descritos a continuación. El alma central es un cascarón de barro refractario que aislamos para que retenga el calor. Finalmente le daremos el acabado exterior que mejor se adapte decorativamente al entorno. Es la opción más sencilla ya que nos ahorramos el engorro de fabricar una bóveda de ladrillos y en términos de acumulación de calor e inercia térmica es la más eficiente.

Horno a leña todo lo que hay que saber 3

Los materiales para su construcción se pueden encontrar fácilmente en el mercado, incluso se pueden comprar online. Si quieres saber más puedes seguir este enlace en el que encontrarás más información de cómo fabricar un horno de leña 

Horno de Barro o Cob 

El cob es una técnica de construcción que se utiliza desde hace décadas para construir casas duraderas y sostenibles que duran cientos de años. Se basa en una mezcla de arcilla, arena y paja para crear una estructura monolítica con una enorme masa térmica. 

El mismo material que se utiliza para construir las paredes de una casa también puede servir para hacer un sencillo horno de leña. 

Al igual que con el horno de barro, empiece por construir una base para el horno. Esta base puede ser de roca, ladrillo, bloque o cualquier otro material resistente que eleve el horno a una altura de fácil acceso. 

Coloque una base de ladrillo refractario, que actuará como base del horno. 

Sobre la base, construye un montículo con arena húmeda. Este montículo debe ser del mismo tamaño que el interior del horno.

Horno a leña todo lo que hay que saber 4

Lo ideal es que el montículo tenga un 75% de arena y un 25% de arcilla. Puedes comprobar el contenido de la composición de tu tierra haciendo una prueba con una botella. Tome un puñado de tierra, colóquelo en un recipiente de vidrio transparente, añada agua y agítelo. El contenido de arena de la tierra, que es el más pesado, se hundirá hasta el fondo, mientras que la arcilla se asentará sobre la arena. Estas proporciones te darán una relación entre la arena y la arcilla de tu suelo. Si tienes un suelo muy arcilloso, añade un poco de arena de río a la mezcla.

Sobre una lona, mezcla el cob que va a ser las paredes de tu horno. Añade un poco de agua y pisa la tierra con los pies descalzos o con botas de goma. Cuando esté mezclado, añade una buena cantidad de paja que ofrezca resistencia a la tracción. 

Una vez que tengas el barro listo, empieza a colocarlo alrededor del exterior de la cúpula de arena que has construido sobre el suelo de ladrillos refractarios. Haz las paredes de entre 4 y 6 pulgadas de grosor. Continúa hasta que hayas cubierto completamente la cúpula. Ahora debería tener una cúpula de mazorca rodeando la capa interior de arena. 

Después de varios días de secado, y antes de que el barro se endurezca por completo, coge un cuchillo y corta una puerta para tu horno. También querrás cortar una abertura para la chimenea en la parte superior de la cúpula. Deja que el barro se seque durante unos días más y luego, con una paleta de albañil, retira la arena seca. Debería quedar una cúpula hueca. 

Cuando el barro esté completamente seco, puedes añadir una puerta de metal y la chimenea. Si no está bajo techo, tendrás que protegerlo de la lluvia y la nieve cubriéndolo con una lona o añadiendo una capa de cemento. 

Encienda el horno lentamente las primeras veces para acostumbrarse a alcanzar la temperatura ideal. 

Horno de barril metálico. 

Una buena opción de reciclaje económico y muy efectivo. 

Empieza con un barril de metal usado. Con una amoladora angular y un disco de corte de metal, recorta una puerta y la parte superior de la chimenea. Puede comprar una herramienta que le ayudará a determinar el tamaño de los agujeros y le evitará el trabajo de crear una puerta desde cero. 

Una vez que haya recortado las puertas, querrá construir un fogón de ladrillo refractario debajo del barril. El pozo de fuego debe permitir que el calor llegue al fondo y a los lados del barril de metal para que se caliente rápidamente.

Horno a leña todo lo que hay que saber 5

Alrededor del barril de metal y de la caja de fuego habrá un relleno de mampostería. Puede ser roca, ladrillo o incluso barro; la masa térmica adicional almacenará el calor del fuego y permitirá que el horno de barril cocine eficientemente lo que esté dentro. 

En el interior del horno, debes añadir dos estantes profundos que maximizarán la cantidad de espacio que tienes para construir. 

Por último, añada la chimenea al hueco del horno de barril, y habrá terminado. Tanto si elige construir una estufa de barril de metal, una estufa de mazorca o un auténtico horno de ladrillo italiano, puede añadir varios toques artísticos. Esto permitirá que su horno de leña se convierta en la pieza central de su patio, al tiempo que ofrece numerosas ventajas funcionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *