Fuego venenoso (Documental)

Hace un tiempo, comentamos de los terribles efectos de la explotaciones petroleras en el Delta del Níger, afectados sobre todo por un enorme vertido culpa de Shell, también vimos como Texaco, hoy llamada Chevron contamino el amazonas y a sus pobladores vertiendo mas de  60.000 millones de litros de desechos tóxicos en Ecuador, estos casos terminar en tribunales, pero tardaran muchos años en pagar y como siempre sera barato comparado con el daño ocasionado, daño no solo medioambiental, también hablamos de vidas humanas, animales y vegetales, todo por la avaricia de unos pocos y el bienestar de un primer mundo adicto al petróleo.

Ahora les presento un magnífico documental de Lars Johansson que ilustra de forma magistral el saqueo y el expolio de los recursos naturales, al que se ven sometidos los pueblos africanos, por las compañías occidentales, con la complicidad y el apoyo de las instituciones internacionales y los gobiernos locales corruptos.

Lars Johansson nos pone el ejemplo de la explotación del petróleo nigeriano, en el Delta del Níger, por parte de la multinacional anglo-holandesa Shell. Una explotación que ha provocado un auténtico desastre ecológico y humanitario, pues debido al vertido de millones de toneladas de residuos de petróleo y a la quema del gas, se ha producido una destrucción, sin precedentes, del ecosistema de la zona. Cultivos, suelo, agua, aire, fauna y seres humanos se han visto fatalmente afectados; decenas de miles de nigerianos y de nigerianas mueren prematuramente cada año, por cáncer y enfermedades respiratorias asociadas a la quema de gas; la economía local está totalmente arruinada por la destrucción de la agricultura, la ganadería o la pesca.

También te puede interesar..  El Amazonas desconocido - La cuna de la vida (Documental)

A pesar de que multitud de leyes y resoluciones judiciales, locales e internacionales, que exigían a Shell el cese de sus actividades contaminantes en el delta del Níger, la complicidad del gobierno y de las instituciones internacionales, ha permitido a la compañía petrolera continuar con su actividad criminal.

Shell, además, ha sido acusada múltiples veces de la financiación de grupos paramilitares, culpables de la muerte de cientos de activistas sociales que pedían el cese de las operaciones de la compañía en Nigeria, y de sembrar el caos entre poblaciones enteras, para que se marchasen de zonas en las que posteriormente se han llevado a cabo extracciones de petróleo.

Comparte si te Gusto!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ecocosas.com/aviso-legal/.