La importancia del pescado en la dieta - Ecocosas

La importancia del pescado en la dieta

El consumo de pescado es recomendable para personas de cualquier edad, ya que es un alimento cuya ingesta tiene muchos beneficios para nuestro organismo. En la dieta mediterránea podemos encontrar muchas recetas cuyo ingrediente principal es el pescado, por eso es importante no perderla de vista y ser fieles a ella aunque no tengamos mucho tiempo para cocinar.

Hoy en día, con un ritmo de vida ajetreado, solemos recurrir a comer de cualquier forma, sin darle importancia, sin embargo, gracias a internet es sencillo encontrar pescado de pesca sostenible de calidad en webs como la de las pescadería Galicia Marisco.

La importancia del pescado en la dieta 1

¿Cómo consumir pescado?

Además de comprar pescado fresco de calidad, es importante saber la mejor forma de cocinarlo y comerlo para aprovechar todos sus nutrientes. A continuación te sugerimos algunas recomendaciones:

  • La frecuencia idónea de consumo es un mínimo de 2 veces a la semana.
  • Si compras pescado fresco y no vas a comerlo al instante, lo mejor es que lo congeles.
  • Evita comer pescado frito, es más sano que optes por cocinarlo a la plancha o al vapor.
  • Adquiere el pescado en establecimientos en los que confíes, ya sea en tiendas físicas u online. Así te aseguras que estás comprando alimentos de calidad. 
  • Aunque te encante el sushi, no consumas pescado o marisco crudo, puede desencadenar alguna enfermedad gastrointestinal.
  • A los niños se les puede dar pescado ofreciéndoles recetas como nuggets o albóndigas de pescado blanco ¡les encantará!

Aporte nutricional del pescado

El pescado es una buena fuente de proteínas que apenas suponen un aporte calórico en nuestra dieta, por eso se considera un alimento esencial para comer de forma sana y equilibrada. 

Los pescados blancos tienen un contenido en grasa muy bajo, inferior al 3%, por eso suelen recomendarse en dietas de adelgazamiento, sin embargo los pescados azules o grasos (salmón, atún, bonito, caballa, boquerón y sardina) pueden llegar a tener hasta un 15%. Este tipo de grasas no es perjudicial, al contrario, ya que tienen una alta concentración de ácido omega-3. Estos ácidos grasos son muy beneficiosos para nuestra salud, disminuyen los niveles de colesterol malo (LDL) y aumentan el colesterol bueno (HDL). Además, el pescado contiene otros elementos muy necesarios para nuestra salud. 

Vamos a enumerar los diferentes nutrientes que contiene y cómo favorecen el funcionamiento de nuestro organismo.

Aminoácidos

Cisteína: incrementa la capacidad antioxidante del organismo y el sistema inmunitario.

Lisina: participa en la producción de hormonas, enzimas y anticuerpos, contribuye a la absorción de calcio e incrementa la liberación de la hormona del crecimiento. También es importante para el desarrollo de la masa muscular y la recuperación de lesiones.

Metionina: es un potente antioxidante, estimula el sistema nervioso y mejora el estado de ánimo. Además, es desintoxicante y reduce la acumulación de las grasas en el hígado y las arterias.

Treonina: este aminoácido interviene en el sistema inmune, el crecimiento muscular, el funcionamiento del hígado y la formación de colágeno. También facilita la absorción de nutrientes y protege de las infecciones gastrointestinales. 

Triptófano: su ingesta mejora problemas de ansiedad, estrés e insomnio, ya que es precursor de la serotonina y la melatonina. También nos ayuda con el control del apetito, el dolor y las enfermedades del corazón y la fibromialgia.

Vitaminas

A: participa en la formación de glóbulos rojos, en la salud ocular y contribuye al metabolismo normal del hierro.

B1: juega un papel fundamental para el funcionamiento correcto del sistema nervioso.

B2: disminuye el cansancio y metaboliza el hierro.

B3: interviene en la reparación del ADN, mantiene la piel sana, ayuda a que funcione el sistema digestivo y el nervioso.

B12: nos ayuda a mantener la salud de las neuronas y de la sangre.

D: es imprescindible para la salud ósea, dental y para la absorción del calcio. También es fundamental para el funcionamiento del sistema nervioso e inmunitario. 

E: es un potente antioxidante que protege las células de los radicales libres.

Minerales

El pescado también aporta diferentes minerales cuya proporción depende de su cocinado. Los pescados en conserva, ahumados o curados tienen una alta cantidad de sodio. Este mineral regula la presión arterial, aporta energía, favorece los procesos digestivos y es indispensable para el buen funcionamiento del sistema nervioso y de los músculos.

Otra diferencia es la proporción de hierro, ya que los pescados provenientes del mar tienen más que los de agua dulce. El hierro es primordial para la formación de hemoglobina, incrementa el sistema inmunitario, mantiene el cabello y las uñas más fuertes y sanos, ayuda a dormir bien y fortalece nuestros músculos.Además, el pescado también otros minerales como el yodo, que regula el metabolismo; el magnesio que favorece el funcionamiento de intestino y músculos; el fósforo que ayuda a la memoria y a la formación de dientes y huesos; y el zinc, que es un antioxidante que protege nuestras células y contribuye al funcionamiento del sistema cognitivo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.