Plantar aguacate desde su hueso o semilla

El aguacate es una de esas plantas que gustan a casi todo el mundo. Salvo una amiga que es alérgica, poca gente conozco que no le guste este fruto.

Aunque tiene algunas pegas, y no son nutricionales. Una de ellas es que suele ser un fruto, al menos en muchas partes del mundo, que se vende a un precio bastante alto. Esto se debe al aumento creciente en la demanda de este precioso fruto. 

Otra es que en muchas partes, debido a esta creciente demanda, los cultivos de la planta se han hecho extensivos y como requieren de agua, dejan a poblaciones con de por sí pocos recursos hídricos en una condición de semi sequía.

Plantar aguacate desde su hueso o semilla 1

Pero no se trata de un problema de la planta, sino de los procesos de cultivo de las grandes empresas que llevan por delante los intereses de los pequeños productores o productores de subsistencia de las regiones.

Un producto que se está elaborando más, debido a su creciente demanda es el aceite de aguacate, gracias a sus propiedades revitalizantes y regenerativas para uso cosmético.

Una forma de hacer frente a esto es plantar nuestros propios árboles de aguacate.

Cómo plantar un aguacate paso a paso

Para poder disponer de nuestros propios frutos de aguacate, algo que no conseguiremos en poco tiempo pero por algo hay que empezar, se debe primero germinar el hueso del aguacate, o semilla del fruto.

Esto es así porque al ser una semilla tan dura, requiere de que la ayudemos a comenzar a germinar 

como plantar aguacate

Germinar un hueso o semilla del aguacate para plantar

Si bien, para que den frutos sería recomendable contar con un árbol en un espacio soleado, es posible igualmente cultivarlo en macetas para colocarlo como planta decorativa de interiores. Así que si quieres saber cómo plantar un hueso de aguacate y hacer que de él salga un pequeño árbol, deberás seguir los siguientes pasos:

También te puede interesar..  El río con el agua mas limpia del mundo

Corta cuidadosamente el aguacate sin cortar la piel que se encuentra cubriendo la semilla o hueso y sepárala de la pulpa.

Lávalo con abundante agua para eliminar todo residuo del fruto que continúen adherido al hueso del aguacate y usando un cuchillo corta un pequeño trozo de la punta de la semilla (la parte más puntiaguda).

Para germinar el aguacate deberás colocar el hueso dentro de un vaso con agua, colocando la zona cortada hacia arriba sin que se sumerja totalmente. Para hacerlo, utiliza algunos palillos de dientes que funcionan como patas, los cuales ayudarán a que la semilla se mantenga “a flote” y no se hunda del todo.

como plantar un hueso de aguacate

Déjalo en algún lugar soleado, a temperatura templada, para que empiece tanto el proceso de enraizamiento como el de crecimiento. Cada dos días debes cambiarle el agua y si comienza a salir moho en el hueso del aguacate deberás quitarlo y limpiarlo utilizando un paño húmedo.

Tras aproximadamente 3 o 4 semanas, la raíz principal comenzará a verse al comenzar a germinar el aguacate, en la base del hueso y luego éste comenzará a abrirse. El aguacate nacerá en la zona superior y empezaran a surgir las hojas.

En el momento en que las raíces tengan una longitud mínima de 10 centímetros y hayan comenzado a salir varias hojas en la zona superior del tallo, tu planta se encontrará lista para ser trasplantada en una maceta.

Plantar una aguacate en una maceta en casa

Una vez has conseguido germinar el hueso del aguacate, sácalo, quita todos los palillos y entierra la semilla en una maceta de unos 20 a 25 centímetros de diámetro y que tenga tierra vegetal, dejando la parte superior sobre la superficie del suelo, lo cual garantiza que la base del tronco no se pudrirá bajo tierra.

También te puede interesar..  Huerta para impacientes: 11 plantas que crecen rápido

Deberás regarla diariamente para que la tierra se mantenga siempre húmeda, aunque debes cuidar de no inundarla, ya que podrías matar a la planta.

plantar aguacate

Si las hojas se tornan de un tono marrón en las puntas, es porque el árbol requiere de más agua, mientras que si se ponen amarillas es porque reciben demasiada agua, y tendrás que dejarlas sin regar por 1 o 2 días.

Trasplantar el árbol de aguacate o palto

Ya hemos visto cómo plantar un aguacate para que de fruto luego de germinar el hueso o semilla. Si tu planta ha crecido lo suficiente para trasplantarse, es que has hecho un muy buen trabajo.

Cuando nuestra planta ya ha alcanzado los 40 centímetros, ya la podemos trasplantar. Necesitaremos una zona soleada y espaciosa, ya que la planta puede crecer indefinidamente, hasta convertirse en un abundante árbol que nos dé el fruto. Teniendo en cuenta esto, debemos evitar plantarla en una zona que no queramos que acabe dando sombra con el paso del tiempo.

Una vez trasplantado, debemos seguir con los cuidados y riegos constantes. Es una planta que necesita agua, por lo tanto no es mala idea reutilizar el agua de lluvia para regar.

Hay que tener presente que el paso es lento, y la planta tarda aproximadamente 3 o 4 años en empezar a dar frutos.

Cuidados

Una de las mejores formas de mantener el riego del aguacate es a través del sistema de goteo. Como ya hemos visto, es una manera efectiva y que requiere de un gasto del recurso hídrico mucho más bajo que un simple riego con manguera. Otra manera es con el sistema de riego por goteo solar, aunque esto requiere estar constantemente pensiente, es una buena manera de evitar la evaporación y pérdida de agua.

También te puede interesar..  Invernadero con cañas

Otra cosa que se debería hacer es, cuando suba más o menos los 60 u 80 centímetros de altura, tutorear la planta de aguacate o palto con cañas de bambú.No es mala idea utilizar un enraizante natural para fortalecer el proceso.

8 comentarios en “Plantar aguacate desde su hueso o semilla”

  1. Analía Heis

    Buenos días,tengo una palta que lleva plantado hace ya más de 5 años y no me ya dado frutos todavía,la planta esta enorme y hermosa, mide más de 2 metros
    Porque puede ser que no es fruto?

  2. Hola Raúl! Como siempre ….Gracias por lo que haces!. Una observación:La primera foto es de roble, verdad, por la forma de la semilla y las hojas que ni se paracen a las de un palto. Nuevamente Gracias!!!

  3. Gloria M. Gálvez P.

    Tienen toda la razón. Si bien es cierto que es un fruto delicioso y con muchos beneficios para la salud, su monocultivo masivo, ha provocado daños irreparables a ecosistemas, recursos acuíferos, napas subterráneas, etc. Pasa que cada palto necesita una cantidad exorbitante de agua y eso, en mi país, cuyas aguas han sido privatizadas, por lo tanto vendidas, en este caso y en determinada región, a empresarios palteros, ha ido en desmedro de comunidades que a la fecha y con esta pandemia, no cuentan con el preciado y vital recurso del agua… todo un contrasentido.

  4. Gloria M. Gálvez P.

    Aprovecharé para agregar que estoy suscrita hace muchos años a vuestra página y que me encanta. Me devoro todos los artículos a diario, son todos interesantes y he aprendido muchísimo leyéndolos.
    Les doy las gracias y les envío un gran abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise .
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Nicalia.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.