Compras de segunda de mano para ayudar al Medio Ambiente

De todos es sabido que la actividad humana, por pequeña que sea, genera sobre el planeta un impacto superior a toda medida que podamos tomar para subsanarlo. Mantener un equilibrio es casi imposible cuando se habla de civilización, puesto que, irremediablemente, ésta se desarrolla sobre una base insostenible compuesta por un consumo constante de materia prima, una ineficaz gestión de los recursos disponibles, y una producción imparable de residuos.

Si bien se hace necesario un cambio radical en nuestro estilo de vida para reducir al mínimo el impacto humano sobre la madre naturaleza, llevarlo a cabo no es siempre fácil y posible. Sin embargo, medidas que van desde la separación de residuos en casa hasta el sencillo ahorro de agua en nuestra vida cotidiana, pueden significar un gran aporte ecológico.

Sin embargo, hoy quisiéramos afrontar una medida de la que se habla poco cuando se trata de ecología: la segunda mano. En la sociedad occidental, donde prima el capitalismo y por ende el consumismo, el artículo usado viene considerado como una buena alternativa en pocos casos, siendo un factor determinante la disponibilidad económica. Mientras a pocos nos importa comprar un coche o una moto usada, a la mayor parte de nosotros no se nos ocurre la posibilidad de echar un vistazo al mercado del usado a la hora de amueblar o decorar nuestra casa.


En nuestra mentalidad consumista, el estrenar algo “nuevo” siempre da una cierta satisfacción, y el placer de hacerlo nos invita a olvidar lo que hay tras la producción de nuestra nueva adquisición: la generación de residuos ambientales, el consumo de energía en el proceso de fabricación, el uso de recursos naturales. La sociedad y la publicidad nos empujan a deshacernos de aquello que, según los estándares actuales, es obsoleto o inútil, y a comprar nuevos productos que en un par de años serán sustituidos por otros equivalentes. De este modo se mantiene la cadena de producción y el sistema, y de este mismo modo la tierra se destruye, a grandes pasos, bajo la mirada indiferente de la sociedad moderna.

Por esto no estaría de más que, cuando vayamos a comprar algo nuevo, nos preguntáramos si verdaderamente lo necesitamos, si es posible comprarlo usado, y si de veras ese embalaje de plástico, cartón y poliuretano tiene una justificación.



Comparte si te Gusto!!

También te puede interesar..  Ámsterdam se queda sin espacio para bicicletas

1 comentario en “Compras de segunda de mano para ayudar al Medio Ambiente”

  1. Unos buenos consejos muy a tener en cuenta, si lo llevamos a cabo nuestro “Medio Ambiente” nos lo agradecerá…y es para bien de todos!
    Saludos y felicitaciones por este útil blog.
    Ramón

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ecocosas.com/aviso-legal/.