Cómo mantener la vitalidad en la vejez - Ecocosas

Cómo mantener la vitalidad en la vejez

El envejecer, hacerse mayor es algo inevitable y necesario, hay que entender que la vida se compone de vida y muerte a la vez, todo es cíclico y cada etapa es importante.

Ahora bien, podemos tener mucha ayuda y envejecer más lente o con más calidad de vida si prestamos atención a los tres pilares fundamentales de nuestra salud, que son una buena alimentación, un buen descanso para que el cuerpo pueda recuperarse y mantenerse activo y en movimiento.

Y estos pilares no solo son válidos cuando nos volvemos mayores, sino que a lo largo de toda nuestra vida debemos prestarles atención, eso si, en algunos haremos variaciones y priorizaremos distintas cosas, no es lo mismo la alimentación en la tercera edad que en nuestra juventud.

Mantenerse activo y movimiento

El ejercicio físico es fundamental para mantener un sistema cardiovascular fuerte, un buen volumen de masa muscular que ayudara a tener un mejor metabolismo y soporte para nuestro cuerpo, huesos más fuerte e incluso un sistema nervios más fuerte.

El ejercicio podemos a grandes rasgos dividirlo en dos de fuerza y cardiovascular, ambos son importantes, podemos realizarlos a días alternos, como ejercicio cardiovascular el más básico y simple es caminar, varios estudios han demostrado mejoras increíbles, en la salud de las personas con solo tomar como habito caminar unos 10.000 pasos diarios que créanme no es mucho.

Cómo mantener la vitalidad en la vejez 1

Para la fuerza existe multitud de ejercicios, no necesariamente hablamos de pesas, pueden ser ejercicios multiartículares con nuestro propio peso, como flexiones o dominadas, o podemos valernos de bandas elásticas o pequeñas mancuernas, todo claro adaptándolo según las posibilidades de cada uno, y tomando en cuenta que esto deberíamos empezar a realizarlo desde una edad temprana para garantizar una vejez con ventajas.

Alimentación

Sin importar nuestras opciones dietarias, aquí lo importante es que sea variada y equilibrada, mucho verde, fruta y una buena cantidad de proteína y grasas saludables.

Aquí podemos ayudarnos de la suplementación sobre todos quienes llevan una dieta occidental, por ejemplo es interesante suplementar con Omega 3 si no se come suficiente pescado o con batidos proteicos, si es que no tenemos una ingesta suficiente de nuestra dieta.

Lo mejor sería ir con un nutricionista quien nos pueda elaborar una dieta adecuada y balanceada según nuestros gustos y opciones.

Dormir es una fuente de juventud

Simplificando mucho, nuestro cuerpo y cuando digo cuerpo me refiero a toda nuestra biología, se desgasta y estresa durante el día, por todas nuestras actividades tanto físicas como mentales, el descanso nocturno es fundamental para poder recuperarnos.

Durante el sueño, nuestro sistema nervioso opera reconstruyendo todo lo roto durante el día, además de limpiar la casa y poner cada cosa en su sitio, para que al día siguiente podamos arrancar el día con toda la energía.

La cantidad de horas varía un poco según la edad, pero en nuestra etapa adulta lo normal sería 7 horas, debemos tratar de evitar pantallas y comida un par de horas antes de dormir y ayudarnos si tenemos problemas para conciliar el sueño con tisanas o melatonina que pueden ser un buen complemento.

Y cómo les decía, si bien estos tres pilares son fundamentales, si queremos facilitarnos las cosas durante la vejez en verdad son fundamentales durante toda nuestra vida para mantenernos saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.