El Ácido Hialurónico y sus usos

El ácido hialurónico se trata de una sustancia que está en múltiples órganos y tejidos del organismo, algunos de ellos son los cartílagos, en el tejido conectivo que se encarga de sostener la columna vertebral, el líquido sinovial que se encuentra en las articulaciones o la epidermis, etc…

Uso cosmético y estético del ácido hialurónico

El uso cosmético del ácido hialurónico es conocido desde el año 1996 y a pesar de que es capaz de cubrir numerosas necesidades, este suele ser el sector donde tiene una mayor demanda.

Este ácido cuenta con la capacidad para retener el agua dentro de un índice que equivale a cientos de veces su peso, por lo cual suele ser utilizado cuando se busca hidratar la epidermis, dado que logra restablecer las fibras que se encargan de sostener los tejidos que componen la piel.

Entre sus usos más comunes se encuentran:

Ácido Hialurónico para labios:

Hidratación: Al hidratar más el área de los labios con ácido de poco reticulación, es posible eliminar las finas arrugas, haciendo que sea más prominentes y llamativos de una manera bastante natural.

Perfilado: Con ácido de reticulación media 2 o 3, se usa con el propósito de optimizar tanto la definición como la proyección de la línea exterior del labio, además es posible únicamente perfilarlo dado que no es preciso combinarlo con el relleno.

Relleno: Al inyectar ácido de reticulación media 2 o 3 en el labio superior, inferior o ambos con la finalidad e incrementar su volumen. Igualmente es posible rellenar alguna parte más que otra y solucionar anomalías.

Ácido Hialurónico para cara:

El ácido hialurónico natural que suele encontrarse tanto en las cremas como en otros cosméticos, brinda a la estructura celular una mayor sinuosidad y sobre todo elasticidad.

En realidad, se ha logrado probar que un cosmético que contenga ácido hialurónico ofrece a la piel una mayor elasticidad comparado con uno a base de colágeno. Igualmente, debido a que ayuda al restablecimiento de las células y también hidrata conservando los niveles de agua requeridos, brinda la posibilidad de hacerle frente a los distintos signos causados por la edad.

Se puede ver en el siguiente estudio cómo este ácido ayuda a mantener un gran nivel de hidratación en la piel y actua como un fator anti-age (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3583886/)

En el rostro es posible utilizarlo a través de cremas y/o cápsulas.

Ácido Hialurónico para cabello:

Al utilizar el ácido hialurónico en el cabello, es posible optimizar notablemente la vida de los folículos al mismo tiempo que se le brinda un mayor brillo al pelo de forma totalmente natural. Y además de ofrecer un alisado duradero al ser usado con otras sustancias, también provee una mayor nutrición e hidratación.

Uso médico y terapéutico del ácido hialurónico

El ácido hialurónico es usado como tratamiento para calmar algunas lesiones tales como:

Atrofia vaginal

El tratamiento con ácido hialurónico utilizado en el área vaginal, se encuentra recomendado para algunas mujeres que cuando llegan a la menopausia, presentan irritación, sequedad vaginal, dolencia y picor, dichos signos no les permiten disfrutar de sus relaciones sexuales, por lo que terminan afectando en gran medida su calidad de vida.

Igualmente, el ácido hialurónico puede ser utilizado por mujeres con dolencia y resequedad vaginal por causas diferentes a la menopausia, tales como cicatrices retráctiles post parto o debido al haber recibido un tratamiento oncológico que causo alguna atrofia genital.

Normalmente estos tratamientos son realizados durante la consulta de ginecología y no necesitan de hospitalización, aunque se aconseja anestésico local, de modo que sea totalmente indoloro. Asimismo, al recibir el tratamiento es aconsejable evitar sitios húmedos por los primeros diez días, además de evitar tener relaciones sexuales por una semana.

Artrosis de rodilla

El ácido hialurónico consiste en un fármaco usado durante el tratamiento para la dolencia y la optimización de la movilidad en casos de artrosis de rodilla.

Suele colocarse de manera intra-articular, es decir, se aplica en la articulación mediante inyecciones, por lo que se trata de un tratamiento localizado que tendrá que ser aplicado muchas veces. Suele brindar un alivio lento en comparación con otros medicamentos, aunque dura un mayor lapso de tiempo y, en ciertas ocasiones ha logrado verse una mejora por 12 meses o más, después de terminar el tratamiento.

Igualmente, está demostrado que el ácido hialurónico posee un efecto lubricante y anti-inflamatorio sobre la articulación, además de reducir las dolencias y falta de movilidad causada por la artrosis. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3512263/)

Ácido Hialurónico y Cáncer

La existente preocupación sobre si el ácido hialurónico genera cáncer o si su uso produce daños colaterales, indica que utilizarlo en tratamientos estéticos supone un riesgo; no obstante, aunque se ha vinculado al tumor de Wilm con elevados niveles de este ácido en la orina, lo cierto es que esto solo es en aquellos pacientes que estén afectados por este tumor renal, ya que los mismos suelen generar y desechar grandes cantidades de ácido hialurónico, aunque eso no demuestra que el consumo de este ácido produzca células cancerígenas, como ocurre con ciertos padecimientos que resultan ser agentes causales dado que promueven una producción mayor y/o menor de ácido hialurónico.

Investigaciones sobre el ácido hialurónico

Varias investigaciones se han realizado sobre este componente de la piel que brinda tantos beneficios, aunque aún se continúa investigando mucho sobre esta sustancia cristalina.

Lo más interesantes son las investigaciones vinculadas al cáncer, donde se ha utilizado a un roedor conocido como “Ratopín” que cuenta con elevadas concentraciones de este ácido el cual también resulta ser inmune al desarrollo de tejidos tumorales, ya que se cree que dichas investigaciones serían de utilidad para detener la metástasis.

Efectos secundarios del ácido hialurónico

Hasta ahora no se han detectado efectos secundarios al consumir este ácido adecuadamente, a menos que la persona sea hipersensible a uno de sus componentes y lo que se conoce hasta hoy es:

  • Se cree que es un compuesto posiblemente seguro, al ser aplicado a través de inyecciones o como producto cosmético en la piel.

  • En el embarazo, no existen investigaciones concluyentes al consumirlo de forma oral, por lo que se aconseja no consumirlo durante este periodo, a menos que se haga mediante el uso de cosméticos o de inyecciones localizadas.

  • No se recomienda utilizarlo durante la lactancia, ya que no es totalmente seguro al utilizarlo a través de inyecciones.

Derivados del ácido hialurónico

En los últimos años, la biotecnología ha sido usada para elaborar derivados del ácido hialurónico con el propósito de incrementar sus funciones.

Los autores indican que los derivados de este ácido podrían ser beneficiosos dentro del tratamiento de alteraciones cutáneas por la falta de colágeno y la atrofia, por ejemplo, la lipodistrofia causada por el VIH.

¿Cómo aplicar el ácido hialurónico?

Es posible utilizar el ácido hialurónico de forma tópica, mediante cremas o serúm, inyecciones o a través de cápsulas, siempre bajo la supervisión de un especialista.

Comparte si te Gusto!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *