5 plantas cicatrizantes y antiinflamatorias para las heridas

Los que siguen esta web saben que si hay algo que nos fascina es la capacidad que tienen los remedios naturales, sobre todo las plantas medicinales, para curarnos de un montón de dolencias y afecciones.

Hoy vamos a hablar de las plantas cicatrizantes, aquellas plantas, flores y raíces que tienen la posibilidad de curar heridas internas y externas de manera efectiva.

Muchas de estas plantas además actúan como antiinflamatorias además de ayudar a cerrar heridas, y por lo tanto son muy útiles para los cortes, raspaduras y todo tipo de daño en la epidermis.

Plantas cicatrizantes para heridas internas y externas

Las siguientes plantas cicatrizantes sirven para tratar en algunos casos las heridas internas, en otros las externas, y en casos excepcionales para ambos tratamientos, como es el caso de las plantas que hemos elegido para este listado.

Aloe vera

El aloe vera tiene la doble propiedad de servir para curar tanto las heridas internas como externas, esto es usando el gel de aloe vera para las lesiones internas (con zumos o batidos) y también éste para tratar las heridas externas.

aloe vera gel

El gel de esta planta se puede usar por vía tópica. Simplemente limpiamos la zona y aplicamos el gel y dejamos secar. Para las heridas internas lo mejor es mezclar con alguna fruta y mezclar en una licuadora o batidora.

Hay que tener en cuenta que las heridas agudas y las heridas crónicas probablemente necesiten otro tipo de tratamiento más potente, ya que hasta el momento no hay ensayos que demuestren lo contrario en el caso de esta planta.

Manzanilla

La manzanilla es otra de esas plantas todoterreno que sirven para muchas dolencias, incluidos el uso de la misma como planta cicatrizante de heridas internas y externas. Una de las grandes ventajas de la manzanilla es que podemos encontrarla en cualquier despensa, y si estamos fuera de casa, en cualquier bar o restaurante.

También te puede interesar..  Aceite de Citronela, usos, beneficios y cómo se hace

Esta planta, además es un potente protector estomacal, así que para tratar problemas como irritaciones en las paredes del estómago o cualquier otro daño del aparato digestivo, beber infusiones cumple la doble función de calmante y reconstituyente.

Para uso externo, la infusión de manzanilla como cicatrizante sirve para los daños de la piel como los granos, eccemas, acné, cortes, rozaduras o irritaciones de todo tipo.

Caléndula

La caléndula es otra de esas plantas multiusos. Para tratar problemas externos es extremadamente útil, ya que sus propiedades cicatrizantes están sobradamente demostradas. Cada vez son más los productos cicatrizantes, como por ejemplo las pomadas para el culito del bebé, que están hechas a base de esta planta.

Para uso interno, la caléndula sirve para cuidar los daños del estómago como úlceras e irritación en el estómago, por medio de su infusión dos veces al día tras las comidas.

planta cicatrizante

Para uso externo como planta cicatrizante, se puede usar tanto como infusión para hacer lavados en las heridas como en aceites y cremas, que proporcionan un alivio, gracias a las propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias y antisépticas de la planta.

Abedul

Gracias a las propiedades del abedul como cicatrizante, las hojas de este árbol se pueden usar para infusiones, con potentes efectos reconstituyentes para los daños en el estómago, las infecciones urinarias y los problemas renales, pero también se puede usar en cremas y aceites directamente sobre la piel.

Malvavisco

Otra planta que tiene propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias es el malvavisco. En este caso es su raíz, con la que se preparan las infusiones, que sirve tanto para calmar como para curar las heridas.

También te puede interesar..  Cardamomo: usos, beneficios y contraindicaciones

Se usa para las heridas, pero también para calmar otras dolencias como las hemorroides, los dolores de garganta, entre muchas más. En ambos casos, es decir tanto para cicatrizante interno como externo, es con la infusión de su raíz.