Reduce tu nivel de estrés con las plantas adaptógenas apropiadas - Ecocosas

Reduce tu nivel de estrés con las plantas adaptógenas apropiadas

Los cambios en tu rutina pueden producir ansiedad, y es posible que tus niveles de estrés aumenten a consecuencia de los nuevos hábitos. Esta sensación se ha podido ver incrementada en los últimos meses a causa de la pandemia surgida por el Coronavirus. Además, el ritmo frenético al que probablemente sometes a tu cuerpo, con todos los vaivenes relacionados con la vida moderna no ayudan.

Todas estas piezas se pueden convertir en obstáculos, suponiendo nuevas trabas para la capacidad de tu cuerpo a la hora de funcionar correctamente. Una forma de capear el temporal es recurriendo a las plantas adaptógenas. Se trata de hierbas naturales y terapéuticas que ayudan al cuerpo a lidiar con el estrés y mejorar los síntomas que provienen del aumento crónico de los niveles de cortisol.

Cómo conseguir plantas adaptógenas

Se trata de una variedad que se ha utilizado en la medicina ayurvédica y tradicional china durante miles de años. Hoy en día, los científicos e investigadores han comenzado a comprender sus poderosos beneficios. Concretamente, diversos estudios han probado la capacidad de estos adaptógenos para modificar y mejorar la respuesta del cuerpo al estrés.

Reduce tu nivel de estrés con las plantas adaptógenas apropiadas 1

Las plantas adaptógenas que podemos encontrar en el mercado es muy extensa, pero en esta ocasión vamos a destacar las más populares y beneficiosas para la salud cerebral. Muchas de ellas las puedes encontrar en tu herbolario online de confianza, bajo el sello de las marcas más prestigiosas. Herbolario Web es un nuevo comercio electrónico que incluye una larga lista de suplementos nutricionales elaborados a partir de extractos de plantas y hierbas para mejorar la función normal del sistema nervioso.

Los mejores adaptógenos y sus beneficios

Aquellas personas que están lidiando con el estrés a diario pueden beneficiarse de las hierbas adaptógenas. Cabe destacar que tu cuerpo reacciona a los factores estresantes aumentando los niveles de adrenalina y cortisol, esta respuesta provoca un aumento de la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la respiración.

Esto es, los altos niveles de estrés pueden acarrear consecuencias muy negativas para tu salud. La función del sistema inmune puede ir debilitándose, es posible que se altere tu aparato digestivo y también puedes experimentar una ligera aceleración del envejecimiento. Para evitar estas situaciones y poder controlar tus niveles de estrés, te recomendamos algunas de las plantas adaptógenas más populares:

Ashwagandha

Es una de las hierbas de este tipo más utilizada e investigada. Destaca por su capacidad para aliviar el estrés de forma natural, apoyar la función inmunológica y mejorar su resistencia.

Se han llevado a cabo muchas investigaciones en animales que muestran su actividad anti-estrés. Además, los estudios en humanos han sugerido que la ashwagandha puede ser útil para reducir los efectos del estrés mental y emocional, así como para mantener un estado de ánimo saludable y calmado.

Concretamente, un ensayo controlado aleatorio, doble ciego, publicado en el Indian Journal of Psychological Medicine ha contado con 64 participantes, todos ellos con antecedentes de estrés crónico. Durante el proceso, algunos fueron asignados al grupo de control con placebo, y otros, al azar, al grupo de tratamiento que recibió dos cápsulas de raíz de ashwagandha de 300 miligramos dos veces al día durante 60 jornadas. Al final del período de 60 días, el grupo de tratamiento mostró una reducción significativa en las puntuaciones de la evaluación del estrés en comparación con el grupo de placebo. Los participantes que tomaron ashwagandha también mostraron niveles de cortisol sérico sustancialmente reducidos, lo que sugiere que la hierba mejora la resistencia del individuo al estrés.

Panax ginseng

Es una de las hierbas medicinales y adaptógenas orientales más conocidas. Se utiliza para inducir una sensación de calma y las investigaciones indican que incluso puede mejorar aspectos del rendimiento de la memoria de trabajo. Además, su papel es importante para contribuir al buen mantenimiento de la homeostasis del sistema inmunológico, mejorando la resistencia ante enfermedades o ataques microbianos.

De cara a las investigaciones, estas sugieren que gracias al ginseng podría aumentar la resistencia al estrés y al envejecimiento, mejorando también el rendimiento físico, sexual y vital en general. Los investigadores creen que estos beneficios pueden deberse a su capacidad para elevar los niveles plasmáticos de corticotropina y corticosteroides. Estas dos últimas son hormonas que poseen diversas funciones metabólicas y aportan un potente efecto antiinflamatorio.

Respecto a un ensayo doble ciego, las personas que tomaron una combinación diaria de un suplemento multivitamínico-mineral (MVM) con 40 mg de extracto de ginseng (estandarizado para ginsenósidos al 4%) durante 12 semanas informaron mayores mejoras en la calidad de vida. Los resultados se midieron mediante un cuestionario en comparación con un grupo que solo tomó el MVM. Otro estudio sugirió que el ginseng asiático puede favorecer la sensación de bienestar en las enfermeras que trabajan en turnos nocturnos.

  • Raíz de astrágalo

Habitualmente se usa en la medicina china como tónico para tratar una amplia variedad de trastornos y ayudar al cuerpo a responder adecuadamente al estrés. La investigación farmacológica indica que la raíz de astrágalo tiene efectos antiinflamatorios, antioxidantes, inmunorreguladores y protectores del sistema hepático.

Según una revisión científica publicada en Aging and Disease, el astrágalo es uno de los adaptógenos tonificantes de Qi más importantes. Esto significa que mejora la fuerza y vitalidad energética, dentro de los parámetros de la medicina tradicional china. Además, es una planta con elevado potencial como agente curativo, especialmente frente al envejecimiento y a diversas enfermedades relacionadas con la edad.

Rhodiola

Destaca por su influencia fisiológica normalizadora, ya que ayuda al cuerpo a lidiar con los factores estresantes. Asimismo, favorece el rendimiento físico y mental, combate la fatiga y alivia los trastornos del estado de ánimo, como la depresión.

Una revisión publicada en la Revista Internacional de Psiquiatría en la Práctica Clínica encontró que la rhodiola influye en la liberación de hormonas del estrés al tiempo que estimula el metabolismo energético.

Hay más de 50 especies de rhodiola, la más conocida es Rhodiola rosea, que se ha utilizado históricamente en las prácticas tradicionales. En un estudio doble ciego, se administraron 100 mg por día de extracto de rhodiola estandarizado a estudiantes de medicina durante un período de exámenes estresante. Los que tomaron el extracto informaron una mejor sensación de bienestar general y obtuvieron mejores resultados en las pruebas de rendimiento mental y psicomotor.

Otros métodos para combatir el estrés

Las hierbas mencionadas pueden servir de ayuda a la hora de manejar el estrés. No obstante, es importante incluir otras estrategias para aliviar los episodios de ansiedad o fatiga, como dormir las horas adecuadas, practicar ejercicio físico de forma regular o seguir una dieta sana y equilibrada.

Todos estos consejos pueden ir acompañados de una suplementación segura que incluya alguna de las plantas adaptógenas que aparecen en este artículo. Los productos a base de hierbas apoyan las funciones corporales y fortalecen los sistemas afectados por el estrés. Es una alternativa saludable para favorecer la función normal de tu sistema nervioso y cerebral.

Bibliografía

  1. Bhattacharya S, Goel R, Kaur R, Ghosal S. Anti‐stress activity of sitoindosides VII and VIII, new acylsterylglucosides from Withania somnifera. Phytother Res 1987;1:32-39.
  2. Grandhi A, Mujumdar AM, Patwardhan B. A comparative pharmacological investigation of Ashwagandha and Ginseng. J Ethnopharmacol. 1994 Dec;44(3):131-5.
  3. Dhuley JN. Effect of ashwagandha on lipid peroxidation in stress-induced animals. J Ethnopharmacol. 1998 Mar;60(2):173-8.
  4. Caron M et al. “Electrocardiographic and Hemodynamic Effects of Panax Ginseng». Annals of Pharmacotherapy. 2002;36(5):758-63.
  5. Wagner H, Nörr H, Winterhoff H. “Plant adaptogens”. Phytomedicine. 1994;1(1):63-76.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *