Cultivar hortalizas como plantas silvestres

Se puede utilizar un huerto para abasecerse de hortalizas para casa, o bien como hacía Fukuoka, cultivarlas a campo abierto, en tierra no utilizada.

Cultivar de forma semisalvaje es utilizar un campo sin utilizar como puede ser la orilla de un río y esparcir las semillas dejando que estas crezcan junto a las malas hierbas. Lo más importante es conocer el momento correcto para la siembra, por ejemplo, para las hortalizas de primavera, el tiempo correcto es cuando las hierbas de invierno están secándose y justo antes de que las hierbas de primavera hayan brotado, y para la siembra de otoño, las semillas deberán esparcirse cuando las hierbas de verano están secándose y las de invierno todavia no han aparecido.

Es mejor esperar a una lluvia que parezca que vaya a durar varios días. Se corta una franja en la cubierta de hierba y se esparcen las semillas de hortalizas. No hay necesidad de cubrirlas con tierra basta únicamente con colocar las hierbas que han sido cortadas sobre las semillas para que actúen como acolchado y las oculten de los pájaros y gallinas hasta que puedan germinar.

Hay algunas especies como las espinacas y las zanahorias que no germinan con facilidad, eso se arregla, sumergiéndolas en agua durante uno o dos días y envolviéndolas despues con una fina capa de arcilla.

En cuanto a los tomates y las berenjenas no pueden competir con la hierba cuando son jóvenes, por lo que deben sembrarse en semilleros y luego transplantarse. Y un consejo es no atar los tomates a palos o a cañas, Fukuoka pensaba que era mejor dejar que los tallos corrieran sobre el suelo, ya que de los nudos del tallo principal brotan nuevas raíces y crecerán así nuevos brotes que a su vez producirán más frutos.

También te puede interesar..  Usos de los Estanques en la Permacultura

Con respecto a los pepinos, las mejores variedades son las trepadoras. Las jóvenes plantas deben cuidarse segando ocasionalmente las malas hierbas, pero después de esto las plantas crecerán vigorosamente. Clavando en el suelo cañas o ramas de árboles, lograremos que los pepinos trepen alrededor de elas. Las ramas mantienen el fruto justamente sobre el suelo, de tal manera que no se pudre.

Este método para cultivar pepinos también es válido para melones y calabazas. Las patatas y los taros son plantas muy resistentes. Una vez han sido plantadas rebrotarán en el mismo lugar año tras año y nunca serán eliminadas por las malas hierbas. solamente hay que dejar unas cuantas en el cuampo cuando se cosechean.

Fukuoka recomendaba mezclar las semillas de hortalizas y cereleales junto con semillas de trebol blanco, lo que asegura un acolchado vivo, enriqueciendo el suelo y manteniéndolo húmedo y bien aireado, además, una vez sembrado el trebol, no es necesario volver a sembrarlo en cinco o seis años.

Vía: reddepermacultrura

Comparte si te Gusto!!

5 comentarios en “Cultivar hortalizas como plantas silvestres”

  1. Bueno, me parece algo peligroso eso de ir esparciendo semillas por ahí en tierra “no utilizada”: ¿no utilizada por quién, por los humanos? ¿qué derecho tenemos a utilizar todo el espacio que nos venga en gana? Dejemos a las orillas de los ríos en paz, ya que se mencionan en el artículo, que bastante tienen con las otras especies exóticas invasoras que las asfixian.

  2. Leire, me parece genial tu comentario. El ser humano ya ha tomado prestadas demasiadas tierras para hacerlas cultivables, para construir nuestras casas y carreteras… como para que ahora la gente empieza a tirar semillas aquí y allá sin control alguno. ¿acaso sabemos cómo podría este acto afectar a los ecosistemas? ¿y si por algún motivo alguna de nuestras plantas se convierte en invasora?. Creo que como intención es buena pero el llevarlo a la práctica sería muy muy malo (con todos los respetos).

    1. A ver primero esto se lleva ya en la practica desde hace muchos años, se llama permacultura, y se trata de en vez de deforestar, e invadir, participar del ecosistema de forma natural, al tirar por ahi las semillas la mismas se integran y adaptan en el ecosistema, se trata de crear bosques comestibles, y dejar de pelar la tierra para cultivar, el sistema no solo no es peligroso, sino que fomenta la vida y la biodiversidad, les aconsejo ver el documental, Peligro escasez de comida donde uno de los padres de esta nueva forma de concebir la agricultura lo explica en detalle, https://ecocosas.com/documentales/peligro-escasez/, la idea es en vez de seguir con mala practicas, integrar la producción de comida a la naturaleza como parte del ecosistemo, como siempre debió haber sido. Saludos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ecocosas.com/aviso-legal/.