Transgénicos: somos lo que comemos

Un nuevo estudio advierte sobre el peligro de la falta de análisis de los alimentos modificados genéticamente.

Según un estudio realizado recientemente en China, todos somos en parte arroz. Y en el mismo sentido, ¿somos también en parte insecticida o herbicida de plantas modificadas genéticamente? El científico Mike Adams plantea públicamente esta posibilidad en su video ‘Cómo los alimentos que provienen de organismos genéticamente modificados (OGM) alteran la función de los órganos y representan una amenaza muy concreta para la salud de los humanos’.

Investigadores celulares chinos descubrieron que el microARN de la planta de arroz y otros vegetales es absorbido directamente por el torrente sanguíneo de los mamíferos sin que la digestión pueda descomponerlo. Al igual que ADN, el ARN (ácido ribonucleico) lleva información genética. El microARN o miARN es una molécula de ARN pequeña que puede suprimir la actividad de los genes.

Mediante una serie de pruebas, se descubrió que el miARN de cierta planta de arroz llega intacto a las células del hígado de los mamíferos, donde inhibe la eliminación del “colesterol malo” (LDL) -que tapa las arterias- de la sangre.

Los ratones que tuvieron una dieta a base de arroz mostraron un significativo incremento del colesterol malo en sangre en pocas horas. Después de tres días de dieta de arroz, el colesterol malo era mayor, mientras que los niveles de “colesterol bueno” (HDL) y de triglicéridos no habían cambiado.

También se analizó a individuos chinos saludables. Cuando se les hizo análisis de sangre, también se encontró miARN de arroz.

Se encontraron diez miARNs de plantas en la sangre de sujetos chinos, ratones, caballos, ovejas y terneros. El miARN de arroz no solo se halló en el hígado, sino también en los pulmones, bazo, riñones, estómago y cerebro. Pero los efectos sobre estos órganos –de haber alguno– no fueron señalados.

También te puede interesar..  Israel es el primer país en prohibir la tracción animal

“Tenemos entendido que este es el primer informe que indica que los nucleótidos, miARN, con estructura funcional completa son resistentes a la digestión en el tracto gastrointestinal y que pueden ser transmitidos intactos a otros tejidos”, escribieron los investigadores en su informe.

“En este sentido, el miARN puede representar una clase novedosa de moduladores universales que juegan un rol importante en la mediación de la interacción animal-planta a nivel molecular”, agregan. El estudio se publicó online en el sitio de información especializada cellresearch.com, en septiembre de 2011.

Aquí surge la pregunta: ¿El miARN también podría contribuir a la destrucción de estructuras y funciones del cuerpo? En el caso de plantas modificadas genéticamente (GM, sus siglas en inglés) que solo han estado presentes desde la década de 1990, se desconocen los efectos de estos nuevos miARN que podrían pegarse a nuestros órganos.

De acuerdo con la introducción del estudio, el miARN tiene la capacidad de “modular varios procesos biológicos cruciales, incluyendo la diferenciación, la apoptosis, la proliferación [de destrucción celular], la respuesta inmunológica y el mantenimiento de la identidad celular y del tejido”.

Al respecto, Adams trae a colación una declaración de la empresa Monsanto -líder en modificación genética para la agricultura- en su sitio web, que dice, “No hay necesidad, ni valor, de analizar la seguridad de los alimentos modificados genéticamente en humanos. Mientras se determine que la proteína introducida es segura, se espera que los alimentos de cultivos modificados genéticamente, determinados como sustancialmente equivalentes, no planteen ningún riesgo para la salud”.

La frase de Monsanto “mientras se determine que la proteína introducida es segura” plantea una contradicción con la investigación del Dr. Arpad Putzai, del Instituto Rowlett. El Dr. Putzai recibió una subvención del Reino Unido para crear un protocolo para la investigación de la seguridad de los alimentos modificados genéticamente.

También te puede interesar..  En México premian a Monsanto por ser responsable con el Medio Ambiente

El Dr. Putzai eligió un gen foráneo de una papa modificada genéticamente con la que había trabajado antes,  que produce una proteína insecticida inocua para los mamíferos. A tres grupos de ratas se las alimentó con tres variedades de papa: papa común, papa inyectada con insecticida y papa modificada genéticamente con un gen insecticida. Las ratas que consumieron los dos primeros tipos de papa no tuvieron problemas. Las ratas que consumieron las papas modificadas genéticamente tuvieron casi todos sus órganos y sistemas inmunológicos afectados negativamente después de tan solo 10 días.

Al mismo tiempo, ratas que habían consumido 700 veces la cantidad del insecticida encontrado en papas modificadas genéticamente no resultaron afectadas, por lo que el Dr. Putzai concluyó que los alimentos modificados genéticamente requieren más estudios sobre su seguridad.

El Dr. Putzai había llamado la atención sobre este tema en agosto 1998 cuando fue entrevistado por una cadena de televisión del Reino Unido; pero el 12 de agosto del mismo año fue despedido del puesto de investigador que había ocupado durante 35 años, y su equipo fue disuelto.

Siete meses después, el Parlamento invitó al Dr. Putzai a testificar, con lo cual la prensa volvió a informar sobre los peligros por la falta de análisis de los alimentos modificados genéticamente. Aquella vez, la industria biotecnológica no pudo sofocar a la opinión pública. Como resultado, las grandes empresas alimenticias de Europa eliminaron de sus productos los alimentos modificados genéticamente, para evitar tener colocarles dicha etiqueta, que es obligatoria en los países de la Unión Europea.

Vía: LaGranEpoca

También te puede interesar..  Como Plantar Tomates En El Huerto

Comparte si te Gusto!!

10 comentarios en “Transgénicos: somos lo que comemos”

  1. Me ha gustado mucho como ha empezado el blog cuando dice todo somos arroz y luego sigue diciendo también insecticidas y demás tóxicos, me ha enganchado para seguir leyendo.
    El el post se habla de Monsanto y en mi humilde opinión Monsanto juega con la naturaleza a ser dios, algo muy peligroso y que nuestros hijos acabaran pagando muy caro.

  2. Friedbert Schlichting

    En Paraguay se pueden observar muchos casos de corrupcion entre polticos paraguayos y empresas multinacionales como Monsanto. Primero se implentan las semillas via contrabando en el país, despues una vez dentro de úso, entran en accion los patentes de Monsanto y compania, jaque mate!

    Como politco ya puse mi punto de vista sobre los transgénicos, lo pueden leer aqui: http://friedbertschlichting.com/transgenicos-paraguay/

    Saludos cordiales desde Munich (Alemania)
    Friedbert Schlichting

  3. Me considero una persona ecologista, aunque no siempre puedo llevar a cabo las acciones que quisiera. Recién acabo de descubrir este blog y, aunque me está gustando y tiene muy buenas ideas, hay otros puntos con los que no puedo estar del todo de acuerdo. Como, por ejemplo, el tema de esta entrada.
    Aunque estoy de acuerdo en que se debería investigar más los transgénicos, reconozco que son un gran avance científico y pueden aportar muchas posibilidades. El cultivo “ecológico” está casi* bien para consumo personal. Pero para alimentar a grandes poblaciones, la agricultura tradicional cada vez se está quedando más corta. Los transgénicos pueden ayudar a solucionar este problema, pero para ello se necesita más investigación, no radicales quemando campos de cultivo experimentales (que, además, son privados).

    No obstante, no voy a entrar en el tema, pues hay otra cosa que me escama mucho más: las fuentes. ¿Podrían decirme a qué Mike Adams se refieren? He estado buscando un científico que se llamase así, pero la única persona con tal nombre relacionada con los OMG que he podido encontrar en la web ha sido el autodenominado “Health Ranger”(http://www.healthranger.com/), autor de una web sobre conspiraciones, donde entre otras cosas aboga por el rechazo a las vacunas. Y no, este señor no es un científico.

    Ya les digo, me encanta este blog, pero sean un poco más críticos con la información que proporcionan.

    * ¿alguien me dice qué control sobre la calidad puede llevar a cabo mi abuela en el huertecito que tiene en su patio?
    PD: les he dejado un mensaje en la entrada de La Gran Época

    1. Michael Adams es un divulgador, al igual que nosotros, lo que aquí se escribe esta basado en el trabajo de el Dr. Árpád Pusztai bioquímico y nutricionista, al que la industria hizo que hasta despidierán por mostrar los resultados de su investigación donde claramente se ve, como al menos en ratas los alimentos modificados, causan graves daños en los órganos, lo otro que trae a colación es el estudio de Chen-Yu Zhang Profesor de la Universidad de Nanjing aquí lo puedes leer http://www.eurekalert.org/pub_releases/2011-09/aaft-wan091411.php, como veras el estudio no es de Adams, pero el planteamiento es valido, si parte de las expresiones de microArn pasan a formar parte de uno, podemos terminar con células que produzcan proteínas y cosas no deseadas.

      El problema es que se esta experimentando mucho con los transgénicos pero sobre la población mundial, tanto de humanos, como animales y plantes, sin prácticamente control, el otro gran problema es que los transgénicos están en manos de empresas multinacionales, a las que poco les importa la nutrición, o alimentar al mundo, lo unico que importa es el beneficio, sí se pueden hacer transgénicos que curen enfermedades, aporten hierro etc, mi pregunta es conoces alguno que se cultivo, no verdad? todos los transgénicos que se producen, producen insecticidas, o son resistentes a herbicidas, para seguir introduciendo tóxicos a nuestra dieta, solo para producir, mas rápido y fácil, mientras la gente muere de cáncer y entonces también hacen negocio.

      Otro problema es que la humanidad ha permitido que se patente de la vida, supongamos que yo mañana digo voy hacer un maiz, que produzca hierro de alto valor biológico para terminar con la anemia en el mundo, algo muy loable, pues no podría, porque las técnicas y los genes de casi todas las variedades de maíz existentes están patentados, por quien; por estas multinacionales, así que como ves los transgénicos son simplemente un negocio, con respecto a lo de tu abuela, primero debería saber donde vive, y que métodos utiliza en el huerto.

      1. Quería contestar antes, pero entre unas cosas y otras me olvidé por completo. Ha sido gracias a un artículo de El País (trata de transgénicos, aunque no del tema de la entrada: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/09/19/actualidad/1348077416_159661.html) que me he acordado.
        Voy a contestar por partes a la respuesta, por lo que usaré varios comentarios para que no sea demasiado largo. Mi idea no es hacer una crítica, si no exponer cierta información que, a la hora de redactar la entrada y la posterior respuesta a mi primer comentario, parece que se os ha pasado por alto.

        “Michael Adams es un divulgador (…) como veras el estudio no es de Adams”
        No he dicho que fuese autor del artículo. Sólo he mencionado el hecho de que se le trate como científico cuando no lo es.
        Y lo siento, pero me niego a dar crédito a alguien que, con sus ideas, condena a media humanidad (¿comenté ya que, entre otras cosas, este señor está en contra de cualquier tipo de vacuna?).

        “lo que aquí se escribe esta basado en el trabajo de el Dr. Árpád Pusztai bioquímico y nutricionista, al que la industria hizo que hasta despidierán por mostrar los resultados de su investigación”
        Sí, el dr. Pusztai fue suspendido temporalmente por unas declaraciones que hizo sobre un estudio antes de que este fuese publicado, lo cual no se puede hacer puesto que, antes de que se publique, se debe comprobar que la metodología y los resultados son los correctos. El dr. Pusztai no dio tiempo a que esto sucediese, pero este no fue el único problema. El mismo programa televisivo decidió acortar por unos irrisorios 150 segundos una entrevista de más de una hora con el científico, sin que se le hubiese consultado previamente; por si fuera poco, en esos 150 segundos sólo sacaron dos frases que fácilmente fueron sacadas de contexto.
        El estudio, por cierto, trataba sobre una patata modificada genéticamente en fase de pruebas (aún no había salido del laboratorio) y que gracias a las investigaciones de Puzstai no fue comercializada a posteriori. Este es el procedimiento habitual, y por ello es seguro consumir transgénicos: tienen que pasar fuertes controles de seguridad antes de ser comercializados.
        En la actualidad el venerable doctor sigue con sus labores en investigación genética, dando charlas sobre el incidente y cómo se resolvió el malentendido.

        “lo otro que trae a colación es el estudio de Chen-Yu Zhang Profesor de la Universidad de Nanjing aquí lo puedes leer (…)”
        Para empezar, el estudio (ya publicado aquí http://www.nature.com/cr/journal/v22/n1/full/cr2011158a.html) no tiene ninguna relación con los transgénicos. No entiendo cómo habéis conseguido mezclar una cosa con otra: me parece que en ningún lugar se dice que se hayan implementado artificialmente moléculas miARN en el arroz.
        Las conclusiones del estudio sólo corroboran algo que ya se sabía: trazas de material genético de lo que consumimos pueden permanecer en nuestro organismo durante un tiempo, sobretodo en el torrente sanguíneo y los órganos que forman parte del sistema digestivo y del excretor. Este hecho es tan natural como la vida misma y no tiene porqué significar que podamos tener problema alguno. Igualmente permanecerán en nuestro organismo moléculas de lechuga, sea ecológica, tradicional o transgénica, hasta que dejen de ser útiles, momento en que pasarán al sistema excretor para ser desechadas.

        (Cont.)

        1. (Cont.)

          “El problema es que se esta experimentando mucho con los transgénicos pero sobre la población mundial, tanto de humanos, como animales y plantes, sin prácticamente control”
          Esto no es del todo correcto. En EEUU hace 20 años que se cultivan vegetales transgénicos para consumo tanto humano como animal de manera completamente legal; y en 20 años no ha surgido ningún problema sanitario ni (creo) medioambiental. No es el caso de cultivos ecológicos, me temo (recuerdo el caso de los pepinos, que al final se descubrió que los problemas causados se debían a soja ecológica).
          Soy de la opinión de que Monsanto hizo barbaridades en países subdesarrollados. Pero la culpa principal no debería recaer únicamente en la compañía (aunque tampoco son unos santos, la verdad), si no de los dirigentes de aquellos países cuya legislación, no ya sobre transgénicos si no sobre derechos humanos y medioambientales, suele ser inexistente o inaplicable, agravado por la falta de cooperación internacional en estos asuntos. En resumen, es un problema político, no de la compañía.
          Monsanto hace un tiempo que ha optado por abandonar este tipo de prácticas. No les interesa perjudicar a sus clientes, ni por supuesto causar mala imagen con ello a los medios.

          “sí se pueden hacer transgénicos que curen enfermedades, aporten hierro etc, mi pregunta es conoces alguno que se cultivo, no verdad?”
          Un ejemplo: ácido ascórbico (http://amazings.es/2012/04/27/exitos-transgenicos-produccion-de-acido-ascorbico/)
          Otro: arroz inhibidor de gripe A (http://www.diarioya.es/content/cient%C3%ADficos-chinos-consiguen-un-arroz-transg%C3%A9nico-capaz-de-inhibir-el-contagio-de-la-gripe-a)
          Y otro: arroz dorado (http://es.wikipedia.org/wiki/Arroz_dorado)
          Y el producto transgénico más famoso: insulina (http://amazings.es/2012/01/05/exitos-transgenicos-la-insulina/)
          La pregunta no es si se cultivan, si no más bien si se comercializan. Y, a excepción de casos aislados como la insulina y los productos fabricados con algodón transgénico (el papel moneda y algunas prendas principalmente), el comercio de productos transgénicos está actualmente muy vedado. Aunque la explicación es demasiado larga como para ponerla en este comentario, ya de por sí bastante extenso.

          Lo del huerto de mi abuela era para poner un ejemplo (por cierto, lo poco que consigue cultivar lo usa para consumo propio). Lo que quería poner de relieve es que hay mucha gente que vende al público sus productos en el mismo portal de casa (típico tenderete de capazo), sin tener en cuenta que sus productos deberían pasar ciertos controles de calidad, siendo un peligro para sus propios clientes.
          Estoy a favor del consumo de zona pero creo que, así como a los transgénicos se les piden extrictos controles de calidad y de seguridad, para el resto de productos también.

          Siento haberme explayado tanto en las explicaciones, pero espero que os resulten, cuanto menos, interesantes.
          Como ya dije en mi anterior comentario, me está gustando bastante vuestro blog.

        2. Dios creo las cosas con un propósito y al hombre con otro, nosotros no tenemos porque jugar ni manipular las cosas que el ha creado.

          1. Siempre tiene que salir alguien hablando de Dios…
            Gracias por la leccion de historia

  4. toda manipulacion genetica a mi parecer es muy peligrosa, ya escuchamos la opinion de investigadores como el Dr. Puzstai y los investigadores asiaticos sobre el arroz. A las transnacionales lo que les interesa es su poder economico, como la coca cola que necesita 3litros de agua para producir 1 litro de cocacola,cuanta contaminacion. Cuantas hectarias de deforestacion en el mundo para crear sus productos como Nestle, pffizer, cuanta contaminacion ambiental de las petroleras como Texaco, chevron hoy. En fin muertes en Nigeria, mala paga a los trabajadores, o despido de grandes investigadores como el Dr.Pusztai. Felicito al presidente de Ecuador, Correa, que dijo..se debe investigar primero el efecto negativo o positivo de las semillas transgenicas, Europa parece las esta suprimiendo. Mi opinion como genetista que soy….no sera que por esta mala fabricacion de alimentos y bebidas es que hay mas enfermedades catastroficas, incurables, degnerativas, invalidantes. La naturaleza es sabia y todos los cultivos sin insecticidas, sin pesticidas es lo correcto que la madre naturaleza y Dios nos los dio creo yo? es mi opinion personal. Padezco M.E. posiblemente por manipular insecticidas, pesticidas como Ph.D, en genetica del maiz…?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise.
  • FinalidadModerar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Nicalia.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ecocosas.com/aviso-legal/.