Ajo repelente de mosquitos y otros mitos

Yo diría que verano es tiempo de mosquitos en casi cualquier parte de este planeta. De mosquitos y de estrategias para repelerlo. Y por más enjuague bucal o detergente lavavajillas de limón que os untéis en la piel, los agobiantes zumbidos y pinchazos no se irán. Los repelentes que contienen un químico llamado DEET parecen ser los más efectivos, incluso contra garrapatas y otros insectos, pero hay que usarlos con cuidado.

Por estas fechas abundan en las tiendas las velas de citronella y, en la televisión, los anuncios sobre dispositivos ultrasónicos que espantan no sólo a los mosquitos sino también a las cucarachas y hasta a las ratas. Con respecto a las primeras, mi experiencia no ha sido del todo positiva. Las he comprado de varias marcas, en todos los casos las moscas y los mosquitos han entrado en casa como si tal cosa.

En cuanto a los segundos, Sarah B. Weir, de Green Picks, citando al Departamento de Entomología de la Universidad de Purdue, dice que no funcionan. Las lámparas de luz ultravioleta que atraen y electrocutan a los mosquitos también se cargan a otros insectos, entre ellos a los que se comen a los mosquitos, así que la Universidad tampoco los recomienda.

Comer ajo puede que repela a los vampiros, pero no hay evidencia de que tenga el mismo efecto en los mosquitos, mientras que los repelentes etiquetados como naturales que contienen –nuevamente- citronella, sólo son efectivos entre tres y diez minutos después de la aplicación. Y no esperéis que ese malvado mosquito que os ha picado muera después. No lo hará motu proprio, así que mejor echadla de casa o acabad con ella, según vuestra conciencia.

También te puede interesar..  Repelentes naturales contra mosquitos

Vía | green.yahoo.com

Comparte si te Gusto!!

2 comentarios en “Ajo repelente de mosquitos y otros mitos”

  1. Por mi parte puedo afirmar que comer un diente de ajo picado diariamente en la mañana si sirve, me di cuenta un dia cuando me enferme de “x” cosa y me estaba tomando ajo picado en las mañanas para tratarlo, estaba sentado en la oficina con la ventana abierta cuando un compañero del trabajo me dijo que habia un monton de mosquitos tirados en el piso y en la mesa de al lado, resulta que justo en ese momento un mosquito se poso en mi brazo me pico por un segundo, luego se fue volando como medio metro y cayo muerto en la mesa de al lado, era el ajo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ecocosas.com/aviso-legal/.