Con estos techos solares este barrio alemán produce 4 veces la energía que consume

capa

¿Alguien todavía tiene dudas de que este es el camino?

La energía solar es limpia, segura y abundante, sin duda, una de las formas más sostenibles y mejores para obtener electricidad. Alemania no tiene la mejor radiación solar ni horas luz que los países del sur, pero entendio que este era el camino y en vez de castigar a las renovables las incentiva, prueba de ello es este barrio diseñado de cero para ser un barrio sostenible.

El barrio cuenta con 59 viviendas que componen el distrito de aproximadamente 11.000 m² más un edificio comercial hecho en madera llamado el Barco solar. Se introdujeron sistemas para reutilizar el agua de lluvia y se usaron materiales respetuosos del medio ambiente así como una gran inversión en aislamiento térmico para minimizar la necesidad de refrigeración o calefacción, además se doto de un estacionamiento amplio ya que dentro del barrio no se puede circular con coche, como idea de que fuese más amigable con la gente, los niños pueden jugar en la calle sin temor.

Pero la característica que más atrae la atención en Schlierberg es sin lugar duda los techos con paneles solares fotovoltaicos.  Los mismos fueron un requisito desde el comienzo del diseño y se trato de aprovechar la amplia superficie, aunque nunca pensaron que los resultados fuesen tan grandes, hoy con el barrio en funcionamiento los tejados cuatro veces la energía que consume el barrio, el sistema esta conectado a la red general por lo que la energía generada de más la vuelca a esta y las compañías eléctricas le pagan al barrio por esta energía.

También cuenta con su huerta comunitaria y diversos servicios desde comercios a un sistema propio de intercambio de coches, todo en busca de la sostenibilidad en la ciudad.

Miremos algunas fotos del barrio, un barrio como deberían ser todos los barrios.

Plusenergiehaus_Westseite Innenaufnahme_3 sunship02 Solarsiedlung_Sonnenschiff_Penthaus

Comparte si te Gusto!!

5 comentarios en “Con estos techos solares este barrio alemán produce 4 veces la energía que consume”

  1. Que envidia. Como no tengo otros recursos compro el cupón de la ONCE a ver si me toca y puedo poner en práctica algo de todo lo que veo aqui.Como siempre desde esti pueblin de Asturias GRACIAS y un saludo muy cariñoso.

  2. Blanca yo también suelo hacer lo mismo para ver si me toca algo porque la pensión no la puedo estirar saludos desde Mijas, Costa del sol

  3. Se pueden empezar por pueblos abandonados, y construir o restaurar edificios sostenibles, si se puede, la cuestión es empezar y dar la voz…

  4. Andrés Montesinos campos

    Hola Raul,
    gracias por la información, concretamente de este barrio que ya conocía, aunque no con el detalle que dan estas estupendas fotografiás.
    Paso a compartirlas de inmediato en mi Facebook.
    Para compartir optimismo con Blanca, José Luis, y Juan, que han escrito comentarios antes que yo, decir que yo abastezco mi casa a partir de unas baterías y dos paneles fotovoltaicos en los meses de verano, y añado otro par los meses de invierno. Y aunque parezca extraño a quienes no conozcan la tecnología, es posible si adoptas poco a poco medidas de eficiencia en la casa. Total, solo necesito 2 o 3 kWh/día.
    Tengo más paneles funcionando, concretamente seis, y más que pondré en breve. Y todo esto en un piso, una comunidad de vecinos en el centro de un pueblo.
    Y aunque el secretario de estado, Sr. Nadal, acabe de decir en el congreso que “el autoconsumo sin cargos es lo más antisocial que existe”, yo sigo empeñado en regalar toda la energía eléctrica que me sobrá, y más que me sobrará, como medio de devolver al planeta parte de lo que tomo de el.
    Pero eso no es todo, no estamos solas y dispersas en nuestros anhelos de un mundo sostenible, el único mundo posible. Ya tenemos cooperativas donde agruparnos y consumir energía de origen renovable.
    La miá en concreto ha puesto en marcha varias plantas fotovoltaicas, y en breve tendremos una nueva, la más grande hasta el momento, construida sin primas del estado y como las anteriores, sin recurrir a la banca.
    Ni siquiera me atrevo a citar su nombre porque es lo de menos en esta cuestión, pero os animo a dar una vuelta por internet y caminar sin descanso hacia donde deseamos ir y no hacia donde nos conducen.
    Salud y buena energía,
    Andrés.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *