Países flacos y países gordos

Este extraño mapamundi, corresponde a la huella ecológica de cada país (los datos son del 2006 ahora muchos están mas gordos)

La huella ecológica es «el área de territorio ecológicamente productivo (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acuáticos) necesaria para producir los recursos utilizados y para asimilar los residuos producidos por una población dada con un modo de vida específico de forma indefinida».

El cálculo de la huella ecológica tiene en cuenta los siguientes aspectos:

  • La cantidad de hectáreas utilizadas para urbanizar, generar infraestructuras y centros de trabajo.
  • Las hectáreas necesarias para proporcionar el alimento vegetal consumido.
  • La superficie necesaria para pastos o granos que alimenten al ganado.
  • La superficie marina necesaria para producir el pescado consumido.
  • Las hectáreas de bosque necesarias para asumir el CO2 que provoca nuestro consumo energético.

Pero, pese a integrar estos aspectos, la huella ecológica no recoge por completo el impacto ambiental real de nuestras actividades, que es aún mayor,  porque:

  • No contabiliza algunos impactos como la contaminación del suelo, la erosión, la contaminación del agua o la contaminación atmosférica (a excepción del CO2).
  • Asume que las prácticas agrícolas, ganaderas o forestales son sostenibles, es decir, que la productividad del suelo no disminuye con el tiempo (obviamente, con el tiempo, la productividad del suelo disminuye a causa, entre otras, de los impactos anteriores: erosión, desertificación, contaminación…)
Si analizamos los componentes de dicha huella ecológica, veremos que el mayor impacto no esta en el transporte, o los aparatos tecnológicos, sino que la mitad de la huella la componen dos elementos, la vivienda y la alimentación.

En cuanto a la vivienda, la forma de construcción llevada a cabo en los últimos siglos, es responsable de hogares, poco eficientes donde gastamos unas cantidades impresionantes de energía para calefacción, refrigerar, sumado a materiales de construcción contaminantes y poco sostenibles, hacen que su impacto sea tan brutal. Debemos abandonar estos malos hábitos, se debe empezar a dejar de construir sin tomar en cuenta el clima, ni un tratamiento adecuado de las aguas, la generación de energía y calefacción en la propia vivienda usando los recursos disponibles en energía solar y eólica, el uso de materiales locales y sostenibles y todos los elementos que hacen a la bioconstrucción, en vez de seguir gastando combustibles para generar energía para calefacción y demás; nuestras viviendas podrían abastecerse de energía pos si solas, si hubiesen sido diseñadas correctamente.

En cuanto al otro punto el de la alimentación, lo peor del tema es que disminuir su impacto es fácil y mucho, si analizamos la huella de los alimentos la cantidad de terreno, energía y agua necesaria para producir alimentos, vemos que el problema radica en lo que comemos, donde lo compramos y lo que tiramos.

  • Por cada caloría que llega al supermercado, se han consumido 10 calorías de petróleo, debido al procesamiento a que se someten muchos de los alimentos para que se conserven o tengan buen aspecto. 
  • La mayor parte de alimentos viajan entre 2500 y 4000 kilómetros antes de llegar a su destino.
  • Para producir una caloría de carne para consumo humano se consume 9 veces más energía y un 33 % más de combustibles fósiles que para producir una caloría de origen vegetal. Y si hablamos de lo que se llama “agua incorporada”, se calcula que dejar de comer un kilo de carne ahorraría más agua que toda la utilizada en duchas en un año.

La solución a la huella de alimentación:

  • Alimentos frescos de producción local
  • Comer menos carne y más cereales, legumbres y frutas
  • Producir tus propios alimentos siempre que puedas
  • Cultivar la tierra de forma ecológica, respetando los ciclos naturales
Es tan simple que resulta ridículo que no se haga, a gran escala, pero como siempre decimos en esto tenemos un arma poderosa, debemos pasar de las publicidades y condicionamientos impuestos,  cambiando nuestra forma de consumir, con tan solo eso estaríamos sumando y mucho a la solución.
Si observamos el mapamundi, veremos que los países gordos son los mas desarrollados y los mas poblados, (algunos cumplen con ambos criterios) en el caso de los desarrollados es evidente que el consumo excesivo es la principal razón, en el caso de otros como la India o China hay dos factores la concentración de población y la gran cantidad de fabricas para complacer las necesidades del consumo de los países desarrollados.

El futuro de la humanidad requiere que todos nos pongamos a dieta de forma urgente, la huella debe bajarse, y no servirá de nada cuanta reuniones hagan los mandatarios, ni la buena voluntad de algunas compañías o ONG’s.

El cambio lo tenemos que hacer nosotros los ciudadanos de a pie, en cada uno de nosotros esta la posibilidad de consumir menos, mas lento y de forma responsable, es la única manera de forzar el cambio, el mundo esta anquilosado en un sistema político cuya base es el consumo desmedido y el crecimiento perpetuo, lo cual es completamente insostenible, y como quienes tiran de los hilos del poder no harán nada, nos toca a nosotros y lo peor es que la solución como dije antes es simple y no depende mas que de uno mismo.

Artículo escrito por Raúl Mannise para ecocosas.com

Raul Mannise

Ser humano, papá, informático, Ecólogo, Permacultor, enfermero, ex estudiante de Medicina y muchas otras cosas, que un día decidió hacer esta web, como medio de transmitir información importante para el futuro de todos, por que el conocimiento es lo único que puede salvarnos.

7 Respuestas

  1. Sergio Alfaro Cabanillas dice:

    No debemos de claudicar en seguir insistiendo ante los Gobiernos de nuestros respectivos paises en que se legisle para que:
    1- Se construyan casas ecológicas en veradad, el uso del adobe en paredes y la teja como techo son ideales, en vez de los materiales tradicionales.
    2- Los vehiculos automotores deben de ser al menos híbridos, está mas que demostardo la eficiencia de los de energia electrica.
    3- A nivel personal solo consumo lo necesario tanto en alimentacion, como en TODO LO DEMÁS. Hagamoslo TODOS.

  2. Sergio reyes dice:

    Este mapa debiera ser publicitado en todas las oficinas de la administración pública como mínimo.

  3. jakii emoxita dice:

    esta bonito su documental

  4. marcela godoy dice:

    Hola, cuales son las fuentes de sus gráficos? saludos y muy buena nota.

  5. Patricia dice:

    El post es interesante, pero, por favor, hay que incluir la fuente, si no no tiene validez.
    La información del mapa me genera muchas dudas. No coincide con lo que muestra el mapa de huella ecológica 2007 que elabora la WWF. El caso más controvertido es el de la India, que aparece en este último mapa con muy baja huella ecológica.
    Es muy positivo que se publiquen estos espacios en la web, pero por favor que la información sea válida y confiable, con fuentes!! También gastamos energía, etc, etc. para sostener mucha información en la web que tiene que ser corroborada, si no no sirve. Esto es alta huella ecológica!!
    Es una crítica constructiva, solo se trata de ser más riguroso con lo que se publica.
    Un saludo cordial.

    • manzana dice:

      El reporte de la WWF es del 2006 se llama ” The Living Planet Report” y el mapa esta hecho por cartógrafos profesionales, basándose en este informe, el original los puedes ver aquí: http://www.worldmapper.org/display.php?selected=322, el sitio que se encargo de la elaboración ademas cuenta con apoyo de profesionales de varias Universidades y la sociedad de cartógrafos de E.E.U.U. y si lees con atención el artículo, que yo un simple diplomado en ecología, con una ingeniería y media carrera de medicina me tome el trabajo en escribir, veras que hay algunos fallos en dicho mapa, en verdad no en el mapa en si, sino en la forma en la que se calcula la huella ecológica por la WWF, igualmente eso no quita la cuestión de fondo, y es que todos estemos en un país flaco o gordo, o en forma debemos hacer lo posible por bajar nuestro consumo desmedido y cuidar un poco de este planeta o nuestros hijos sufrirán las consecuencias, de nuestra irresponsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar navegando en el sitio, usted debe señalar que esta de acuerdo con el uso de cookies. Más información

Este sitio utiliza cookies para poder ofrecerle una mejor experiencia en la navegación.

Cerrar