Tejados hechos con Tetra briks reciclados

Los envases Tetra Brik fueron creados en Suecia en los años 1950 por la empresa Tetra Pak y ganaron popularidad en el mundo entero gracias a la practicidad tan característica de los tiempos industriales.

Sin embargo, por más prácticos que sean estos envesas, una vez se termina su uso y terminan en la basura, son un verdadero desperdicio de recursos naturales. Es el problema de estos tipo de embalajes que tienen un ciclo de vida tan corto y encima la mezcla de materiales como el papel, aluminio y plástico, complica mas su reciclaje.

Tetra Pak produce unos 188 mil millones de envases anualmente, un numero que da que pensar, por suerte se trata de una empresa bastante responsable, la cual impulsa de forma muy activa el reciclaje de sus envases y de hecho a taza de reciclaje para este tipo de envase es bastante alta, en comparación a otros.

Entre los procesos de reciclaje de los envases Tetra Brik, existe uno el que las capas de plástico y el aluminio son trituradas juntas para luego pasar por un proceso de secado. Entonces se cubre con una película de plástico y se prensan en caliente en caliente. El polietileno se derrite y se adhiere al aluminio formando una plancha resistente. Todavía caliente la planchas se colocan en moldes cerámicos, donde adquiere el formato de chapas onduladas para techumbre. Las chapas están compuestas básicamente por aluminio, Pet, Polietileno y Polinylon.

Las chapas hechas con Tetra Brik estimulan el reciclaje, ya que se hacen con materiales para los que los destinos más comunes serían los basurales o los rellenos sanitarios. De esta forma, contribuye esencialmente a la sostenibilidad, en particular el medio ambiente.

Son ideales para la cobertura de residencias, galpones, barracones y canteros de obra, la chapas para techo ecológicas Tetra Pak son más resistente que las tejas o chapas de techo tradicionales, pudiendo recibir cargas de hasta 150 kg / m² y pueden ser tiradas al suelo sin que se rompan. Además, de otras características y ventajas que listamos a continuación:

  • Alta resistencia a la flexión. No se rompe, fácil de transportar y almacenar.
  • No se daña con lluvias de granizo.
  • Eficiente aislamiento térmico (50% a 60% menos calor que las chapas de fibrocemento).
  • Material ligero (pesa la mitad que una chapa de fibrocemento) que resulta en la economía en la estructura de la cubierta.
  • Material sin riesgo para la salud, limpio y sin olores.
  • Material impermeable.
  • Resistente a los productos químicos.
  • Alta resistencia al fuego, no propaga llamas.
  • Fácil fijación, permite el uso de clavos, tornillos y remaches.
  • Puede recibir pintura acrílica.

 

Además de las chapas de Tetra Brik, hay en el mercado otras dos opciones. Las chapas con manta térmica, que están revestidas de aluminio, con acabado metálico en uno de los lados, reduciendo en un 85% a temperatura ambiente además de ser incluso más resistente que la Tetra Pak simple.

Y hay también chapas hechas a partir de tubos de pasta de dientes, que pasan por un proceso similar a los de los envases Tetra Pak. Las fotos abajo muestran las diferencias de acabado entre las opciones.

Incluso a nivel domestico existen varias opciones para reciclar estos envases desde hacer bolsos o carteras, a utilizarlo como aislante como vimos en: https://ecocosas.com/construccion/aislante-con-cajas-de-tetra-brick-y-plastico/

Igualmente por más opciones de reciclaje, lo realmente sostenible es buscar envases que sean reutilizables o que su proceso de reciclaje no implique tantos pasos y energía.

Comparte si te Gusto!!

3 comentarios en “Tejados hechos con Tetra briks reciclados”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *