Ciudades Esponja: usar la naturaleza cómo solución a las inundaciones

Ciudades que absorben el agua de lluvia y permiten que el agua siga su curso natural. Debería ser algo simple y normal, pero desde hace miles de año que insistimos en usar la canalización de nuestras aguas y no dejamos que la naturaleza misma haga su parte: absorber y purificar.

Para el arquitecto chino Kongjian Yu, esta es la cuestión central para resolver uno de los mayores problemas de hoy en día en los grandes centros urbanos: las inundaciones.

De hecho, Kongjian Yu argumenta que «las inundaciones no son nuestro enemigo» y que incluso podemos hacernos «amigos» de estas. Se le llaman «el arquitecto de las ciudades-esponja».

En este sentido luego de años formándose y dando clases en Harvard volvió a China para aplicar esto en cuantas ciudades fuese posible.

Ciudades Esponja: usar la naturaleza cómo solución a las inundaciones 1

En su idea de manejo ideal del agua de lluvia, el líquido que cae del cielo en vez de ser canalizado y enviado lejos se utiliza en la misma ciudad, llenando lagos, dejándolo pasar al suelo y alimentando las napas.

¿Qué sentido tiene tener inundaciones durante parte del año y escasez de agua en otros períodos? Un sistema adecuado sería capaz de recoger, almacenar y tratar esta agua. Esto debe hacerse mediante la creación de humedales, suelos permeables y la restauración de las riberas de los ríos.

El concepto de ciudades esponja ya se ha aplicado en Hong Kong, por ejemplo, donde en un solo estadio de fútbol hay un depósito de agua de lluvia que puede contener 60.000 m3 de agua. También en Berlín, Alemania, un programa está probando soluciones similares. Así como ciudades de Estados Unidos, Rusia e Indonesia.

También te puede interesar..  Biopiscinas, piscinas ecológicas y sostenibles

Pero es en China donde la idea fue adoptada por el gobierno y ya cuentan con dieseis ciudades con obras en progreso la mayor parte estarán listas para finales del 2020.

En las ciudades chinas, el objetivo es que el 20% de las zonas urbanas puedan absorber y almacenar el 70% del agua de lluvia. El objetivo es menos asfalto, menos hormigón y más lagos, más parques.

Otros beneficios

Esta medida también proporciona más espacios verdes dentro de las zonas urbanas de las que se benefician los propios residentes. Además, contribuye a la reducción de las aguas residuales de la ciudad.

«Hay pruebas de que los humedales por sí solos pueden eliminar entre el 20% y el 60% de los metales del agua y retener entre el 80% y el 90% de los sedimentos de escorrentía. Algunos países han creado incluso humedales para tratar las aguas residuales industriales», dice la Unesco.

Los techos verdes, los jardines verticales y los jardines de lluvia también son parte de las estrategias para absorber el agua de lluvia.

Con la expectativa de que los eventos climáticos extremos serán cada vez más comunes, es necesario prepararse para ellos. En cualquier caso, no hay que esperar a que ocurra lo peor para romper el hormigón y dar más espacio a la naturaleza.

En definitiva se trata de reconectar con la tierra para que finalmente entendamos que somos parte de ella.

Echa un vistazo al vídeo de abajo, en inglés, en el que Kongjian Yu explica de primera mano su enfoque de este tema.

1 comentario en “Ciudades Esponja: usar la naturaleza cómo solución a las inundaciones”

  1. Deberíamos empezar a aplicar estas propuestas y más en España que cada vez que llueve salimos en las noticias de cómo no podemos manejar la situación. No conocía este concepto, gracias Raul

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Nicalia.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Ir arriba