Mitos y verdades sobre la sal rosa del Himalaya - Ecocosas

Mitos y verdades sobre la sal rosa del Himalaya

Hace algunos años se ha puesto muy de moda la sal rosa o sal del Himalaya, también se le han atribuido muchas propiedades como reclamo comercial para su uso y venta, por eso hoy vamos a hablar de todo esto y ver que hay de verdad y que de mentira en todo el asunto.

La sal del Himalaya proviene de unas montañas en Pakistán que buen en honor a la verdad están cerca, pero no forman parte del Himalaya, igualmente esta no es el principal problema con esta sal.

La sal que compramos puede tener diversos orígenes, algunas sales son muy refinadas por lo que lo único que tiene es cloruro de sodio, mientras que sales menos refinadas como la sal de mar pueden tener otros minerales como calcio, magnesio o hierro.

Mitos y verdades sobre la sal rosa del Himalaya 1

En el caso de la Sal rosa debe este color a que tiene un poco más de hierro que otras, entre los reclamos que se hacen por parte de quienes lucran con esta sal dicen que estos minerales le confieren muchas propiedades medicinales, pero la realidad es que es lo mismo que tomar casi cualquier otra sal, de hecho es exactamente igual que tomar sal de mar que tiene una composición muy similar, y esto es porque básicamente aunque tenga estos minerales el 98% de la misma no deja de ser cloruro de sodio y la cantidad de estos minerales extras es tan pequeñas que de ninguna forma con un consumo normal tendremos beneficio alguno.

Contenido de sodio en la sal rosa

Uno de las mayores mentiras es con respecto al contenido de sodio en esta Sal en muchos sitios se menciona que tiene un contenido menor que la sal común, esto se debe a que según un estudio del departamento de agricultura de EE. UU. una cucharadita de sal tiene 581 mg de sodio y una de sal del Himalaya tiene 388 mg, pero esto se debe a que la sal rosa tiene granos más gruesos por lo que pesa algo menos, pero a la misma cantidad de una y de otra la diferencia es mínima o nula.

Y si bien podemos decir que igualmente esto motivaría a usar menos cantidad, la verdad es que sal menos por lo que la gente tiende a poner más cantidad de la misma por lo que terminamos exactamente igual.

Beneficios de la Sal del Himalaya

Lo primero que debemos entender que los beneficios que nos aporta la Sal rosa son los mismos que la sal de mar o cualquier sal poco refinada que además de cloruro de sodio nos pueda aportar otros minerales.

Lo segundo es que el consumo siempre debe ser moderado y también es importante tener buenas fuentes de potasio en nuestra dieta, ya que necesitamos de un equilibrio entre sodio y potasio para que todo funcione perfectamente en nuestro organismo.

  • Fortalece el sistema inmune
  • Ayuda a la regulación del PH de nuestro cuerpo
  • Alivia el dolor muscular
  • Ayuda al sistema cardiovascular
  • Optimiza la digestión
  • Ayuda en la depresión
  • Favorece al correcto funcionamiento cerebral

Algo que me parece bueno aclarar que son beneficios potenciales, pero que por si sola ni la sal marina ni la rosa van a darnos estos beneficios, pero ayudan, si hacemos el resto de cosas bien, como tener una buena alimentación, hacer deporte y descansar correctamente, que son la base de la salud humana.

La sal rosa tiene potasio, de hecho es la sal natural con más potasio igual así en la cantidad de sal que podemos consumir no podríamos obtener más de un 2% del potasio que necesitamos diariamente por lo que tampoco hace mucha diferencia.

Las lámparas de sal

Las lámparas de sal son bonitas y dan una luz muy linda, pero de ahí a ionizar el aire pues va a ser que no y como el tema amerita un físico que pueda medir estos iones les dejo un vídeo donde se hicieron todas estas pruebas para comprobar que lo único que emiten es luz.

Bien la conclusión final es la sal rosa es igual a la de mar y si quieren pagar más porque les gusta su color o su sabor adelante, pero ahora saben la verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *