El microondas reduce los nutrientes de los alimentos

Para muchos, el microondas es una forma de preparar alimentos de una manera respetuosa con el medio ambiente, ya que no utiliza combustibles fósiles o madera, y su consumo de energía es considerado normal. La industria afirma que cocinar con microondas protege los nutrientes de los alimentos. Pero todos sabemos que algunos alimentos preparados en el microondas cambian tanto en textura como en sabor. Los alimentos cocinados o recalentados en el microondas a menudo quedan como una goma, sin los olores y sabores propios de los mismos .

Sin embargo, la gente adora la comodidad, la rapidez, la sencillez que otorgan los microondas, posibilitándonos tener comida pronta en segundos. De hecho a principio de los 90’s con mi primer salario, le compre uno a mi madre. La ciencia, que ha sido apoyada por la industria alimentaria, siguió reclamando los beneficios de microondas. Sin embargo, recientemente se han publicado datos sobre los alimentos preparados en el microondas, que no son muy alentadores.

¿Los alimentos cocinados en microondas son malos para la salud?

Malos no serian, pero tampoco son beneficiosos según los estudios realizados en diversas partes del mundo.

Investigación y Estudios que advierten sobre el uso del horno de microondas

Un estudio de 1999 sobre espárragos en la cocina escandinava, se ha encontrado que las microondas causaron una reducción considerable en vitaminas de los mismos.

En un estudio sobre el ajo, menos de 60 segundos de calentamiento por microondas fueron suficientes para inactivar la alinasa, que es el ingrediente activo que hace que el ajo sea anticáncerigeno.

Un estudio publicado en noviembre de 2003 por la Revista de la Ciencia de la Alimentación y la Agricultura encontró que el brócoli cocido en el microondas con un poco de agua perdía hasta un 97% de antioxidantes. En comparación, con el brócoli cocido al vapor, que perdido sólo 11% o menos de sus antioxidantes. También hubo una reducción en compuestos fenólicos y glucosinolatos, pero los niveles de minerales permaneció intacto.

Un estudio de Richard Quan en 1992 demostró que calentar leche materna humana en un horno microondas reduce sus propiedades inmunológicas. Se observó un descenso de actividad de la lisozima (una proteína con acción antivírica) y de los anticuerpos. También se ha evidenciado un aumento en el número de bacterias.
Un estudio realizado por Hans Hertel y Bernard Blanc demostró que los alimentos cocinados en microondas deterioran la salud, provocando un descenso en los niveles de hemoglobina, descenso del colesterol “bueno” y de glóbulos blancos.
El investigador japonés Fumio Watanabe observó que lacarne y leche cocinada en microondas perdía del 30 al 40% de vitamina B12, concluyendo que dicho modo de cocinar acaba con las vitaminas mucho más rápidamente que los hornos convencionales.
Las bacterias contenidas en los alimentos sobreviven mucho más fácilmente en un microondas que en un horno convencional.
El plástico diseñado para contener los alimentos durante el uso del microondas puede contaminar la comida.

“De lo que se concluye que los Microondas parecen estar contraindicados para cocinar con temperaturas altas y nos deja muchas preguntas acerca de su seguridad incluso a bajas temperaturas.”

También te puede interesar..  5 razones para no cocinar con aceite vegetal

Las Microondas crear nuevos compuestos que no se encuentran en los seres humanos o en la naturaleza, llamados compuestos radiolíticos. Todavía no sé sabe  con seguridad su efecto en el cuerpo, pero no son muy buenos, son similares a los creados en la radioterapia y se sabe de sus nefastos efectos, claro que en este caso serían cantidades muy pequeñas.

¿Cómo sobrevivir sin un microondas?

Yo hace cinco años que no uso uno, me crié desde que nací hasta los dieciocho sin uno, y sobrevivo así que es posible, mi primera norma es que la comida ya cocinado no hay porque recalentarla, yo me la como fria y listo, claro esto puede no ser del gusto de todos, utilizar los medios de todos de la vida, sartenes, ollas, baño maria etc. comer frutas frescas, verduras crudas o ligeramente cocidas, nueces y semillas son la base de un plan de algunas comidas sostenibles y saludables.

Utiliza una cocina solar siempre que puedas, o una olla bruja, cuidado con las sartenes y el teflón que es muy tóxico.

Referencias:

1. Davis D R. (February 1, 2009). Declining fruit and vegetable nutrient composition: What is the evidence? American Society of Horticultural Science.

2. George D F, Bilek M M, and McKenzie D R. Non-thermal effects in the microwave induced unfolding of proteins observed by chaperone binding. Bioelectromagnetics 2008 May;29(4). 324-330.

3. Kidmose U and Kaack K. Acta. Agriculturae Scandinavica B1999:49(2).110-117.

4. Quan R (et al). Effects of microwave radiation on anti- infective factors in human milk. Pediatrics 89(4 part I). 667-669.

5. Song K and Milner J A. The influence of heating on the anticancer properties of garlic. Journal of Nutrition 2001;131(3S).1054S-1057S.

También te puede interesar..  Un tercio de la comida mundial acaba en el cubo de la basura

6. Vallejo F, Tomas-Barberan F A, and Garcia-Viguera C. Phenolic compound contents in edible parts of broccoli inflorescences after domestic cooking. Journal of the Science of Food and Agriculture (15 Oct

©2009 BAUMAN COLLEGE Holistic Nutrition and Culinary Arts

El uso o no del microondas es una cuestión bien personal, a mi no me parece correcto, es una forma muy antinatural de cocción y como se ve hay varios estudios que comparten mi visión por lo cual yo no lo utilizo, ni lo recomiendo.

Artículo escrito para ecocosas.com basado en artículo del Dr. Ed Bauman en GreenMedInfo

Comparte si te Gusto!!

29 comentarios en “El microondas reduce los nutrientes de los alimentos”

  1. Da la sensación de que el autor de este artículo desconoce cómo funciona un microondas, y por qué se calientan los alimentos en él.
    Se trata de una aceleración de partículas de agua, y en el fondo, no es muy distinto de cocer al vapor.
    Soy un ecologista convencido, pero no por eso voy a caer en el pensamiento mágico, o en creer en supersticiones medievales y pre-científicas.

    1. Por eso mismo el artículo, se acompaña de evidencias científicas, aquí no hay nada de mágico ni supersticioso, simplemente la observación científica de que cocinar o calentar utilizando el microondas; que por cierto en si no es aceleración, sino agitación de partículas de agua, y no solo de agua, también grasas y otros compuestos(lo que hace es girar la molécula y de estas forma chocan unas con otras, desprendiendo calor), degrada la calidad nutritiva de los alimentos por lo que carece de sentido su uso, ya que la idea de un alimento es que alimente, sino comeríamos arena y listo.

    2. Alfonso…!!! tienes una tienda de electrodomésticos ???
      De medieval nada !!! de tribu…menos..!!! Científicamente comprbado…
      Siii!!!
      Manzana tu si que estás informada…y así es…gracias por tu información y respuesta !!!

  2. Comer la comida fria ya cocida, es peligroso, sobre todo en las carnes. Las carnes, aun cocidas no deberian comerse frias porque las bacterias ya estan activas y trabajando nuevamente. Debe llevarse unos minutos a mas de 90 grados nuevamente. Es un riesgo a la salud no hacerlo

  3. Espero que se me pueda demostrar la razón de que la “agitación de partículas de agua, y no solo de agua, también grasas y otros compuestos(lo que hace es girar la molécula y de estas forma chocan unas con otras, desprendiendo calor), degrada la calidad nutritiva de los alimentos”.
    Gracias.

    1. Perdón leíste el artículo, viste las referencias científicas puestas, se pierden las vitaminas, los antioxidantes, en fin no se que mas pruebes necesites, la razón es que determinados compuestos cambian o se in-activan a causa del vibración molecular producida por la radiación generado por el magnetrón, entonces este tipo de electrodomésticos solo serviría para calentar agua, o preparar alimentos de baja calidad, si sumamos a que muchos alimentos ya son de baja calidad debido a otras malas practicas, como los pesticidas, herbicidas, criar ganado a puro pienso y sin movilidad, mas las formas de procesamiento posterior, químicos añadidos etc, yo me pregunto que estamos comiendo realmente.

  4. Perdonen mi estupidez, pero sigo sin comprender cómo ni porqué “determinados compuestos cambian o se in-activan a causa del vibración molecular producida por la radiación generado por el magnetrón”.
    Y no sé por qué eso supone que “se pierden las vitaminas, los antioxidantes”.
    A esto me refiero con demostración científica, no a frases que suenan a tal.
    Es sólo una cuestión de metodología.
    Y a la metodología científica estoy habituado.
    En fin, sigo esperando la explicación del por qué la agitación molecular del agua contenida en los alimentos cambia su estructura interna y eso los hace nocivos para la salud o al menos, inútiles para la alimentación.
    Según ese razonamiento, el agua calentada en el microondas dejaría de ser agua, y sería otra cosa, a nivel molecular.
    Creo que estamos de acuerdo en que no, que sigue siendo agua.
    Pues una col sigue siendo una col, y una cebolla sigue siendo molecularmente una cebolla, fría o caliente.
    Calentarla al microondas es igual que calentarla al vapor.
    El proceso físico es el mismo, y no veo en qué momento ni por qué razón ese proceso físico introduce cambios químicos.
    Gracias de nuevo.

    1. Alfonso es curioso que menciones lo del agua porque se han hecho experimentos con plantas regadas con agua previamente calentada en microondas y agua normal y las primeras sencillamente morían. Puedes informarte mejor a golpe de Google, con este enlace que te pongo a modo de ejemplo http://www.lamentiraestaahifuera.com/2011/10/17/el-efecto-en-las-plantas-del-agua-calentada-en-microondas/ o incluso haciéndolo tu mismo en casa, cosa que yo de hecho planeo hacer un día.

      Un saludo.

      1. JJZ77:
        ¡Ay dios mío!
        ¿Has leído el artículo cuyo enlace me recomiendas’
        ¡Pero si es un montaje! El artículo demuestra que el experimento que dices fue un fiasco, y que todo era un montaje fotográfico…
        A ver: vamos a dejarnos de “pensamiento mágico” y seamos científicos: el agua es H2O, es decir, dos partes de hidrógeno y una de oxígeno.
        ¿Puedes decirme cuál de las moléculas cambia con el microondas?
        ¿una de las de hidrógeno, o la de oxígeno?
        Si calentando agua con microondas ésta cambia… ¿qué es, si no es agua?
        Por favor, quiero respuestas químicas, no alquímicas.

        1. Alfonso, yo no soy experta en agua, pero siendo todas H2O, se que las hay potables y No potables, se que las hay alcalinizadas y bajas en minerales, se que hay aguas duras y aguas ferricas, aguas medicinales y aguas contaminadas… y todas son H2o. No se cual es la molecula que las hace diferentes, asi es que pudiera ser (que yo no lo se) que el microondas cambie algo en el agua o pudiera ser que No. Esta es la duda…

  5. Perdonen mi estupidez, pero sigo sin comprender cómo ni porqué “determinados compuestos cambian o se in-activan a causa del vibración molecular producida por la radiación generado por el magnetrón”.
    Y no sé por qué eso supone que “se pierden las vitaminas, los antioxidantes”.
    A esto me refiero con demostración científica, no a frases que suenen a tal.
    Es sólo una cuestión de metodología.
    Y a la metodología científica estoy habituado.
    Gracias de nuevo.

  6. Esto dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los microondas:
    http://www.who.int/peh-emf/publications/facts/info_microwaves/es/
    El texto está en español, contrariamente a los enlaces del artículo, que están en inglés.
    De todas formas, los enlaces a GreenMedInfo no dicen nada distinto de que expresa el autor de este artículo, convirtiéndose en lo que se llama una “cita circular”: esto es así porque lo dicen ahí, y ahí dicen lo que yo he dicho antes aquí.
    El caso es que nadie explica esa hipótesis de que el calor generado por la aceleración y frotamiento de las partículas de agua transforme de forma alguna las características moleculares de los alimnetos, ni que esa supuesta transformación pueda ser perjudicial para la salud.
    Lamentablemente, estas informaciones cuasi-supersticiosas son lo que restan credibilidad al movimiento ecologista.

  7. Suelo leer este blog, y la verdad es que muchos temas están bien y son muy útiles.

    Sin embargo este tipo de artículos parecen referir a que todo tipo de progreso/evolución mecánica es perjudicial. Es cierto que hay muchas actitudes modernas que deban ser abandonadas, pero el microondas me da que no es la primera de ellas. Creo que este artículo hace más daño que ayudar en una cruzada pro-eco.

    Casi seguro usando el microondas se emite menos co2 que haciendo fuego para calentar la comida…

  8. Realmente cualquier forma de cocinar alteran las propiedades nutritivas de los alimentos, unas mas y otras menos y para cada alimento de forma diferente. Como se ha cometado ya creo que este artículo está “sesgado” en favor de unos determiandos resultados y pierde objetividad.

  9. pues yo no tengo micro-ondas y vivo tan pancha. hay que calentar algo, en una sartén, y ya está, fuera complicaciones. una máquina que cuesta 100e y sólo sirve para calentar y encima ocupa un montón? bah

  10. Laura, yo tampoco tengo microondas porque tampoco siento que lo necesite.
    Pero una cosa es la sana crítica al consumismo, y otra presentar ciertos aparatos como si fueran inventos del Diablo…

    El movimiento ecologista tiene que ser particularmente riguroso en sus afirmaciones, porque si no, es fácil desprestigiarlo desde los voceros capitalistas, que además tienen unos recursos económicos y mediáticos que un ecologista jamás podrá permitirse.

  11. Muy bueno, ya habia oido algo sobre el tema. Detesto el microondas, desde luego sano no puede ser.

    1. Viktor,
      léase el informe de la OMS sobre los microondas.
      ¿Por qué no es sano?
      ¿Quizá porque Usted no comprende cómo se pueden calentar los alimentos en él?

  12. Absolutamente de acuerdo con Alfonso,el que quiera que lo use, no es nada perjudicial basándonos en el documento de la OMS y sí muy práctico y saludable,ya que la comida no está tanto tiempo cocinándose como en la vitro o en el gas que eso sí que es contaminante y pierde los nutrientes con el hervor.

  13. Después de leer el articulo y las opiniones, mi opinion sigue confusa. Entiendo que cualquier cocinado de los alimentos implica una alteración. Es fácil verlo a simple vista. Es lógico suponer que esos cambios no son solo en su forma externa, que hay otro tipo de cambios que no vemos, pero que existen, como que ciertas bacterias mueren a más de 100 grados y a menos no. La cantidad de nuetrientres (vitaminas y minerales) tambien se ve alterado con su cocinado. Todo el mundo sabe que cuando exprimes una naranja y entra en contacto con el aire, la vitamina C se oxida…y cuanto mas tiempo pasa, más perdida hay. Soy capaz de aceptar que el uso del microondas implique una perdida cualitativa de sus nutrientes. Lo que me inquieta es si ademas deja algun tipo de rastro ”radiolitico” que sea perjudicial para la salud.
    Es cierto que yo he regado una planta con agua calentada en microondas y enfriada, y que a los pocos dias murió. Pero esta claro que este experimiento no es cientifico. No hubo ensayo y error, no hubo grupos de ensayo, no hubo nada, solo un riego y un resultado. No es suficiente para culpar al microondas… ¿o si?.
    Sigo confusa, miro al microondas y no se que sentimientos me produce, cuando lo uso, lo hago con duda. Parece que siempre hay muchos intereses ocultos detras de todos los informes a favor o en contra.

  14. Haz el favor de no alarmar soltando mentiras como camiones. Léete el informe de la OMS y luego escribes. Manda cojones.

    […]Los alimentos cocinados en un horno microondas son tan seguros y tienen el mismo valor nutritivo, como los alimentos cocinados en un horno convencional. La principal diferencia entre estos dos métodos de cocina es que la energía del microondas penetra más profundamente dentro del alimento y reduce el tiempo para que el calor sea conducido a todo el alimento, de esta manera se reduce el tiempo total de cocción. […]

    Y aquí el informe completo:

    http://www.who.int/peh-emf/publications/facts/info_microwaves/es/

  15. Aunque las bases en las que se apoya el artículo son correctas, las conclusiones están muy muy erradas. Parece escrito hace 15 años, cuando ni siquiera se sabía en qué consistían los microondas…

    CUALQUIER método de cocción degrada los nutrientes, a mayor temperatura mayor degradación, más luego los agentes externos como el agua y el aceite.

    Dentro de los métodos convencionales el menos sano es la sartén (Mayor temperatura y superficies de alimentos más carbonizadas) el segundo la cocción (Temperatura media y gran parte de los nutrientes se queda en el agua) y el más sano la cocina al vapor (Temperatura media/baja sin pérdidas).

    La pérdida de nutrientes de la cocina al microondas es equivalente al de la cocina al vapor, solo hay pérdida por temperatura. Si bien las temperaturas que puede alcanzar el microondas son más altas lo que acarrea más pérdida. Todo depende del uso que se le de.

  16. Hola,
    He leído también en en otras web, sobre todo en aquellas que proponen el horno de convección frente al microondas, que el microondas destruye los nutrientes de los alimentos y daña su estructura molecular, ya que oxida los minerales que contienen los alimentos transformándolos en su forma metálica; el microondas destroza el selenio y el germanio, imprescindibles para el funcionamiento del sistema inmunológico. Alguien sabe si esto es cierto o es sólo algo que corre “de boca en boca” y no ha sido comprobado…

  17. Estimado Alfonso, no debe suponer que calentar un alimento a través del fuego va a ser igual que calentarlo a través de energía de microondas.

    Obviamente son dos cosas muy distintas, la energía de microondas tienes características radioactivas a diferencia del fuego. Si bien no soy un fisico para dar los detalles, estoy seguro que en internet deben haber buenos estudios sobre el tema. Saludos.

  18. La fobia a la tecnología, el microondas y la falta de rigor
    9:30 a. m. escepticismo, fraude, microondas 18 comments

    Descubro gracias al blog de Eugenio Ciencia en el XXI, que está rondando por mail un mensaje alertando sobre los problemas y peligros que con lleva el uso de los microondas. Dicho mail aparece como post en el blog Magos de las palabras. Aunque en el texto se pueden encontrar algunos errores de concepto, lo que más me llamó la atención es que se citan científicos, estudios e instituciones, que parecen avalar lo peligrosos y dañinos que son los microondas, antes de examinar esos estudios cabe señalar el doble rasero que hay en el texto, por un lado se afirma sin ningún rubor, ni demostración ninguna, que los estudios que dicen que los microondas no son peligrosos, son todos pocos fiables, en cambio todo estudio que afirme lo contrario parece tener el beneplácito del autor. En definitiva, lo que el autor nos está pidiendo es que le creamos, porque sí, porque el lo dice.

    No obstante, dado que da datos sobre estudios concretos podemos intentar acceder a los mismos y ver por nosotros mismos cual es su contenido. Para ello recurro a “Web of Knowledge” (WOK) base de datos donde están indexadas las publicaciones científicas, esto nos permitirá no sólo hallar los artículos y trabajos citados, sino que además podremos ver cuantas veces dichos artículos han sido citados en otros trabajos científicos ya sea para corroborar o usar sus resultados o para refutar y criticar lo que en ellos se expone.

    Uno de los trabajos que se mencionan es una publicación de una tal Dr Lita Lee, en el año 1989 en la prestigiosa revista The Lancet, al buscar dicho artículo en el WOK nos encontramos con la primera sorpresa y es que en 1989 no se publicó en dicha revista el artículo de ninguna Dr Lita Lee. Esto resulta extraño, no obstante antes de sacar conclusiones, decido acceder a la web de la propia revista y realizar la búsqueda de dicho artículo, el resultado, el mismo de antes, el artículo de la tal Dr Lita Lee simple y llanamente no existe.

    Continuamos con el intento de localizar los supuestos trabajos científicos que se citan, escribo “supuestos”, ya que si al fracaso del primer intento, añadimos que en el propio texto se pueden encontrar algunos errores en al compresión de la física de las ondas electromagnéticas y que se hace uso de un doble rasero a la hora de catalogar los trabajos que se han realizado al respecto, todo indica que probablemente estamos ante una artículo difamatorio y alarmista sin ninguna base.

    El siguiente trabajo que se cita es uno que lleva por título Comparative Study of Food Prepared Conventionally and in the Microwave Oven, que apareció publicado según parece en 1992, la búsqueda de dicho artículo en el WOK, nos arroga un resultado similar al anterior, en 1992 no se publico ningún artículo con ese título en ninguna publicación científica, es más, no aparece ningún artículo con ese título desde 1900 hasta la actualidad.

    Los siguientes trabajos a los que se hace referencia es a los de un tal Dr Hans Ulrich Hertel que fueron publicados según se afirma en 1991, en el WOK encontramos dos artículos de un tal Hertel H. y otros tres de un tal Ulrich H. Listo el título de dichos artículos a continuación:

    -Strains-Specific influence of microcystis-aeruginosa on food ingestion and assimilitaion of some cladocerans and copepods
    -Fire safety concept
    -Determining coke reactivity – Use or radionuclides
    -A perimetric nerve-fiber bundle map
    -Benefits of important industrial tracer applications in the GDR

    Como se puede observar dichos trabajos no tienen nada que ver con lo que se cuenta en el artículo. Se da otra referencia a esos supuestos trabajos del Dr Hans Ulrich Hertel, y es que los realizo en colaboración un tal Dr. Bernard H. Blanc, buscando por Blanc de los posibles candidatos aparecen tres artículos de un tal Blanc B. De esos tres ninguno es coautor Hans Ulrich Hertel, realizamos otra búsqueda esta vez por Bernard, no aparece ningún Bernard H, hay tres artículos de un tal Bernard HU, la historia se repite, en ninguno de los tres aparece como coautor Hans Ulrich Hertel y las temáticas de todos estos artículos no tiene nada que ver con lo que se cuenta en el blog. Una vez más los trabajos científicos que se citan parecen ser simple y llanamente humo, no existen.

    También se hace referencia explicita al número de 19 de la publicación Journal Franz Web, pero al buscar dicha publicación en el WOK, sorpresa, no existe, es más, buscando en Internet no se puede encontrar dicha revista, no sólo los estudios citados son inexistentes sino que además las publicaciones a la que hacen referencia son falsas. En el artículo se indica que el supuesto trabajo realizado por los doctores Hans Ulrich Hertel y Bernard H. Blanc, se realizo conjuntamente entre Swiss Federal Institute of Technology (Instituto Federal Suizo de Tecnología) y con la University Institute for Biochemistry (Instituto Universitario de Bioquímica). Aquí, por fin, damos con algo real, el Instituto Federal Suizo de Tecnología, existe, aquí pueden acceder a su web. Dado la falsedad de los datos aportados decido buscar en dicha institución a ambos doctores, después de todo se afirmaba que el doctor Bernard H. Blanc pertenece a dicho Instituto, para ello uso el buscador de personal que tiene el Instituto, el resultado como pueden imaginar es más de lo mismo, no aparece ninguno de los dos doctores. La otra institución que se supone que participó en el estudio es la University Institute for Biochemistry (Instituto Universitario de Bioquímica), la primera pregunta es ¿qué clase de institución es esa? ¿a dónde pertenece? Simplemente es algo que no existe, simplemente es para dar más autobombo, nada más, es como si dijéramos “… el estudio realizado en la Universidad Politécnica…” todos nos preguntaríamos ¿qué Universidad Politécnica de todo las que existen?

    La última Institución que se nombra es Atlantis Raising Educational Center de Portland, de Oregon, con semejante nombre parece algo serio ¿no? ¿Adivinan que es lo que pasa si intentan dar con dicha institución? Exacto, simple y llanamente no existe.

    Ante esta colección de despropósitos, me he dirigido al autor del propio blog (Magos de las palabras) haciéndole saber a través de sus comentarios que me ha sido imposible localizar ninguno de los trabajos científicos que cita, y que alguna de las instituciones a las que hace referencia no existen, pidiéndole que por favor suministre los enlaces a dichos trabajos. Lamentablemente a día de hoy, el comentario ni siquiera ha sido publicado en dicho blog, lo cual no deja de ser cuando menos curioso ya que en el propio blog arriba a la izquierda se puede leer:

    Pretendemos que este sea un espacio de creación,debate y opinión,donde la imaginación ocupe el lugar más destacado y donde el respeto sea una manifestación primordial y propia del desarrollo personal e intelectual.

    ¿Debate? ¿Qué debate si se censuran los comentarios críticos? Extraña forma de respeto esa en la que se censura a los que no comulgan con ruedas de molino.

    Es triste comprobar que la gente da pábulo a lo primero que le llega por mail, y no sólo eso, sino que lo difunde, pudiendo crear una alarma innecesaria, injustificada y que no se corresponde con ningún riesgo real. Este tipo de practicas pone de manifiesto porque es más necesario que nunca difundir el pensamiento crítico.

    Ismael Pérez Fernández.

    1. Raul Mannise

      Estimado agradezco su comentario, pero no tiene nada que ver con nuestro artículo el cual tiene su bibliografía real y no dice disparatas solo las cosas como son, si quiere comentar sobre artículos de otros blogs, hágalo en estos, un abrazo Raúl.

  19. Insisto que con microondas los alimentos se calientan solos por vibraciones moleculares y el campo eléctrico intermolecular inducido puede causar alteraciones en las moléculas de ciertos minerales que contienen los mismos originando otras disposiciones moleculares secundarias ´que pueden interferir nocivamente a los seres vivos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ecocosas.com/aviso-legal/.