Evitando heladas, de forma simple

Uno de los mayores problemas en el jardín, o el huerto en estas épocas, ya sea otoño o primavera según el hemisferio en que estemos, son los cambios bruscos de temperatura por la noche (heladas),  existen varias soluciones una es tener un invernadero, ya hemos visto varios ejemplos de invernaderos baratos y fáciles de hacer, otra es utilizar balas de paja para hacer un cama caliente.

Pero dándole vueltas al tema un día tope por casualidad con una solución mas simple, tenia un cubo lleno de agua que se me quedo por la mañana cerca de mis tomateras, por la tardecita fui a regar las calabazas y observe que el agua estaba tibia, si el siempre buen aliado de todo lo vivo,  nuestro sol; entonces decidí usar el agua como masa térmica para dar calor a mis plantas por la noche.

La técnica simple económica y util, consiste en los siguiente, tenemos que rellenar varios baldes con agua y colocarlos en fila cerca de las plantas que queremos proteger. Durante el día, cuando el sol este radiante en el cielo, los cubos de agua irán absorbiendo el calor, y por la noche, cuando bajan las temperaturas, el calor se liberará gradualmente de los cubos de agua, calentando el jardín.

Al otro día usamos el agua para regar y ponemos agua nueva, no hace falta que la cambiemos toda puede ser una parte, el tema es que no quede estanca mucho tiempo para que no crié mosquitos u otros insectos.

En verdad lo que mas me agrado de la idea es que puedo prescindir de plástico, aunque se pierde un poco de agua por evaporación durante el día, también cumpliría su función de aportar humedad.

También te puede interesar..  Huertos urbanos en las grandes urbes

Es necesario en la primavera proteger a las plantas sensibles como los tomates, y en el otoño puede ayudarnos a prolongar un poco mas la producción de algunas plantas.

 

 

Comparte si te Gusto!!

10 comentarios en “Evitando heladas, de forma simple”

  1. En la medida que se vayan compostando las alpacas generarán calor además de ser un inmejorable aislante térmico. Voy a ver si hago algo parecido para los semilleros de primavera. Un proyecto eficaz. Salud

  2. Tal vez no sea el dato más alentador, pero el agua es muy conductiva, por lo cual no funciona bien como masa térmica, a menos que hablemos de grandes espejos de agua.

    Significa que el agua en los baldes, se enfriará por la noche casi tan rápido como el aire circundante.

    1. Si bien, físicamente es verdad, en el caso de las primeras heladas que caen cuando estamos en cambios de estación, funciona perfectamente, esa es mi experiencia y la de otra gente, claro no es una solución a largo plazo, se necesita de un invernadero u otros métodos, pero para las primeras heladas un poco de agua las pasas sin problema, al menos esa es mi experiencia.

  3. Tengo un vago recuerdo de haber visto en un documental cuando era niño, que los incas cavaban zanjas alrrededor de los cultivos y las llenaban de agua para evitar las heladas por la noche. Ésto lo realizaban en zonas de gran altura donde la amplitud térmica es extrema todo el año.

  4. Buenas,

    Entiendo mucho de meteorología y climatología, y siento decir que no sirve. Por experiencia, en las zonas propensas a las heladas, estas son continuas y fuertes, la masa de agua es insuficiente para crear un efecto regulador. Además la alta humedad que generaría alrededor, más la bajada de temperatura, puede ser incluso perjudicial para las plantas.

    Las zonas propensas a heladas, poseen humedad media-alta si hablamos del hemisferio norte, por tanto la escarcha (rocío congelado) es un efecto bastante común por desgracia. Conozco el cultivo de huertos en la península ibérica (España) en zonas de más de 1,000 metros de altitud. Y no se puede hacer nada contra las heladas, si acaso, el único método es hacer un invernadero; como he visto realizar.

    Para buscar el efecto regulador del agua como se comenta, estamos hablando de masas de agua muy grandes, por ejemplo el Lago Titicaca entre Bolivia y Perú. Además que los ríos, por si no lo saben, tienen una temperatura inferior a las zonas colindantes, ya que el agua es un estupendo conductor, además de que acumula mucha energía. Pero todo depende de su cantidad, situación (corriente o estanca) y posición (dependiendo de la latidud y altitud…etc). Como sabrán los mares y océanos se calientan en invierno y aguantan hasta bien entrado el otoño con el agua templada (efecto contrario de cara a la primavera).

    Pero en pequeñas cantidades como en el ejemplo expuesto en el artículo, el efecto puede resultar incluso contrario al deseado.

    Siempre os leo y nunca he escrito, pero en este caso, he decidido hacerlo para exponer unos argumentos a tener en cuenta. Tampoco quiero intervenir en el uso incorrecto del termino “Helada” que se le ha dado en el artículo, con lo referido a “cabio brusco de temperatura”, no vengo a impartir clases, solo a exponer información contrastada. Bueno espero haberles sido de ayuda.

    Un saludo.

    1. Hola, estoy realizando un mapa sobre la vulnerabilidad de heladas en una zona. Mi pregunta es: ¿De qué altitud hacia abajo puede considerarse que una zona no es vulnerable a heladas? es decir, qué altitud debe tener un lugar para considerarse fuera del riesgo de heladas.

  5. Pensaba quizás que las rocas serían mejores fuentes de calor en la noche, sin embargo no siempre van a acumular la suficiente temperatura durante el día por ende habría que calentarlas, voy a probarlo y les cuento mis resultados.
    Otra cosa, las telas anti heladas o las mallas rachel (no se su nombre técnico, son esas que vienen en verde, negro o blanco) también ayudan un poco, pero no siempre la detienen

    Saludos

    1. Con las rocas ni lo intentes, no hagas un esfuerzo en vano. Si hablamos de heladas, significa que por el día el calor ya es de por sí insuficiente para calentar la superficie del suelo. Por eso, la noche “puede” al día.

      Además que las rocas no retienen calor el suficiente tiempo como para hacer dicho efecto, incluso se puede decir que crea al contrario, las rocas se enfrían antes que el aire del ambiente. Ya que no tienen la capacidad acumulativa de energía como la del agua, el efecto se puede comprobar en zonas altas de fuertes heladas como Cantalojas, un pueblo de Guadalajara (España) a 1.300 metros de altitud que sufre fuertísimas heladas gracias en parte a que esta rodeado de roca granítica.

  6. CARLOS R. DIAZ

    MUY INTERESANTES SUS COMENTARIOS , VIVO EN LA CUIDAD DE MEXICO EN LA PARTE DE MONTAÑA A 3000 MTS. ALTURA Y ME INTERESA MUCHO EL TEMA, OJALA PUEDAN PONER MAS SOLUCIONES SOBRE EL TEMA SALUDOS

  7. yo pienso que si puede funcionar, pero no tanto por el calor que pueda guardar el agua sino porque para congelarse y cambiar de estado (liquido- solido) el agua de los valdes libera un calor latente a medida que se congelan

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Raul Mannise.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios siteground.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://ecocosas.com/aviso-legal/.