Chile y los transgénicos

Ayer Chile amanecía con una buena noticia entre comillas, la “ley de obtentores vegetales” o simplemente “ley Monsanto” como se la conocía popularmente, la misma aclaremos nunca llego a ser ley, ya que desde que Bachelet (si Bachelet) la impulsara en el año 2009 estaba en discusión, la misma si bien no tiene directamente que ver con los transgénicos, (los cuales hace años que se cultivan en Chile y los comemos a diario y además no son etiquetados, con lo cual no tenemos derecho a no comerlos) permitía un control de parte de las empresas, abría la puerta a patentar semillas nativas, demandar agricultores etc, como ya es común en otras partes del norte.

A_UNO_279725-730x350

El proyecto de ley fue retirado, igualmente los transgénicos siguen en Chile, con todos sus problemas y la ley sera probablemente reformulada, esperemos que no sea simplemente una operación maquillaje, para meternos el mismo perro con otro collar.

Casi todo el maíz en Chile esta contaminado por el maíz NK603 y MON803, si el choclo de la humitas y los pasteles de choclo, probablemente sea transgénico, varios exportadores tuvieron problemas con sus exportaciones a Europa debido a contaminaciones por estas variedades de maíz de Monsanto resistentes al herbicida RoundUp uno de los mayores tóxicos usados por esta industria. [1]

Y no solo el Maíz, también algodón, soja y muchos otros cultivos son transgénicos en Chile, llevando a mayor uso de Tóxicos, degradación de suelos y perdidas de Biodiversidad.

¿Si la ley no era para la entrada de los transgénicos para que era?

Buena esta ley siempre es una carta de cambio de los EEUU en sus tratados, lo que hace es que la semilla debe ser necesariamente certificada por una empresa que diga que es apta, con lo cual la gente pierde la potestad de guardar semillas para cultivar al próximo año, los procesos de certificación son muy caros por que los agricultores no pueden certificar sus semillas y se ven obligados a vender todo y volver a comprar la semilla al año siguiente, obligando al campesino a endeudarse con bancos, que les imponente hasta el como cultivar, que semillas y con que cocktail de agrotóxicos, todos están en la cadena aprovechándose del negocio que significa el sustento de todos.

El futuro, de aquí en adelante debemos rescatar semillas, luchar por que ni esta ni otra ley similar se apruebe en ninguna parte del mundo, debemos dejar de comprar en el supermercado, apoyar a los pequeños productores, tratar de producir una parte de lo que consumimos aunque no sea mucho puede cambiar mucho las cosas.

Conclusión: Ni Chile ni nadie esta libre de los trangénicos las empresas detrás de estos manejan mucho dinero y muchos políticos de todos los colores, la pelea como siempre la deben llevar a cabo los ciudadanos de a pie.

Debemos impulsar leyes que prohíban estos transgénicos, que amparen a los campesinos y que ayuden al que produce agroecológicamente y no al que usa venenos para la tierra y la vida.

 

Referencias:

[1] Problemas con las exportaciones

Artículo escrito por Raúl Mannise para ecocosas.com

Comparte si te Gusto!!

1 comentario en “Chile y los transgénicos”

  1. Ámerica Látina es el paraíso sabemos que se ha difundido toda la información, lo más probable es que cambien la fórmula ó el nombre para evitar evidencia y seguir con otras técnicas, la alimentación no dependerá de ellos sino de las personas que tomen en cuenta está información para crear su propio alimento será como el inicio de una revolución en alimentos.

    Agradezco todos los tips son muy buenos.

    Saludos 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *