Ingenieras de Gaza, convierten escombros de guerra en bloques de hormigón

Conseguir materiales de construcción en una zona de guerra es algo casi imposible. En Gaza es peor, ya que los materiales son importados y debido al cerco Israelí pueden pasar meses para conseguir unos bloques de hormigón y a unos costos bastante elevados. Frente a este desafío, el dúo de ingenieras de la Universidad Islámica de Gaza, Majd Mashharawi y Rawan Abddllaht desarrolló un ladrillo ecológico hecho a partir propios escombros guerra.

bloques de hormigón

La materia prima no les falta, pero el proceso de lograr la combinación ideal de materiales para garantizar la resistencia necesaria a los bloques de construcción fue de largo y necesito de mucha determinación.

Las primeras pruebas realizados no resistieron bien el peso y se necesito de varios intentos antes de llegar a la Greencake nombre con el bautizaron su creación. Durante la investigación se les ocurrio agregar a los escombros otro residuo bastante común en Gaza y que además sin tratar es altamente contaminante como son las cenizas de carbón.

De acuerdo con Majd y Rawan, la quema de carbón en la ciudad es algo habitual y el resultado es que se producen unas diez toneladas de ceniza de carbón a la semana, ocasionando un gran problema ambiental. Por lo tanto, era necesario que los ladrillos pudiesen aprovechan este subproducto para evitar que el mismo termine disperso en el medio ambiente.

Luego de más de seis meses de desarrollo, lograron hallar la fórmula correcta. El siguiente reto es recaudar a través de la financiación colectiva, la cantidad necesaria para aumentar la producción y garantizar la demanda de bloques en Gaza, que es de 40 mil bloques por día.

Este trabajo es muy importante para ayudar a las familias locales a poder reconstruir literalmente sus vidas. Según información de la ONU, 9.061 casas palestinas de familias han sido completamente destruidas, 5.066 sufrieron daños graves, 4.085 han sufrido daños importantes y 120.333 sufrieron daños menores, como resultado de las guerras que se han prolongado durante los últimos diez años. Por otra parte, hasta la fecha del informe de la ONU (marzo de 2015), la agencia había recibido sólo recursos suficientes para reconstruir 200 viviendas.

Además de estar hecho con materiales reciclados, los bloques de hormigón Grenncake cuestan la mitad que un bloque de construcción estándar. Y ayudan a limpiar la ciudad al mismo tiempo que se reconstruye.

Si desean saber más o incluso apoyar este proyecto pueden hacerlo por la web indiegogo

Raul Mannise

Ser humano, papá, informático, Ecólogo, Permacultor, enfermero, ex estudiante de Medicina y muchas otras cosas, que un día decidió hacer esta web, como medio de transmitir información importante para el futuro de todos, por que el conocimiento es lo único que puede salvarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar navegando en el sitio, usted debe señalar que esta de acuerdo con el uso de cookies. Más información

Este sitio utiliza cookies para poder ofrecerle una mejor experiencia en la navegación.

Cerrar