Conservar verduras y legumbres de forma sostenible

Cuando vamos a la feria, el mercado o donde un campesino cercano, llenamos nuestras casa de magnificas hortalizas y legumbres, necesarias para una alimentación saludable.

Pero pasado un tiempo muchas se estropean llevándonos a tener que desperdiciar alimentos, aunque todavía podamos compostarlos ya no se pueden comer.

Esto pasa mucha veces por una forma inadecuada de conservarlo, cada cosa tiene su forma, hoy les dejo esta guía con las cosas mas comunes para que puedan conservarlas en buenas condiciones y con poco gasto energético.

vegetales

Alcachofas: es preferible guardarlas en un recipiente cerrado, lo que permite poca humedad ya que la humedad acelera el que se descompongan.

Espárragos: Debe ponerse el manojo parado y sumergir la parte gruesas de los tallos en un recipiente con agua, de esta forma se conservan muy bien.

Rúcula: Remojar en agua fría y secar bien, luego poner en un recipiente abierto y tapar con papel de cocina, de esta forma retienen la humedad.

Albahaca: Es muy difícil de conservar, una buena cosa es comprar la planta entera en maceta y cosecharla de a poco, pero si ese no es el caso ponerla en un frasco con papel húmedo y tapar, luego poner en un lugar fresco.

Frijoles, porotos, arvejas: mantener en el refrigerador en un recipiente sin tapa. Es recomendable comer el mismo día, pero si no es posible, congelarlo.

Remolacha: Las remolachas se lavan y guardan en un recipiente cubierto por un paño húmedo o papel de cocina.

Hojas de remolacha: se guardan en un recipiente hermético.

Brócoli: Guardar en un recipiente sin la tapa o envolverlo en una toalla un poco húmeda y refrigerar.

Coles de Bruselas: si se compra con el tallo, no perder la cabeza con la col y mantenerlo en el refrigerador. Si los compró sin el tallo, colocar en un recipiente sin tapa, cubierto con una toalla húmeda.

Col: La col comienza a perder su humedad después de una semana, por esto lo mejor es consumirlo dentro de los siete días. Durante este período dejar en un lugar fresco y quitar las hojas exteriores si comenzasen a marchitarse.

Zanahoria: Cortar las hojas dejando unos dos centímetros de la parte verde, si están húmedas secarlas y guardarles en recipiente o bolsas con perforaciones para que les de el aire y no agarren humedad.

Coliflor: Se puede guardar en el refrigerador en un recipiente cerrado durante tres a cinco días. Consejo: Antes de guardar, eliminar las partes oscuras y no lavar esta hortaliza hasta el momento de utilizarla. Pero lo mejor es consumir el mismo día que se compró.

Apio: Envolver la raíz en una toalla húmeda y guardar en el refrigerador; también podemos colocarlo parado en un frasco o plato con agua.

Maíz: Sacar las hojas y poner en un recipiente sin tapa. Pero le aconsejamos no almacenar el maíz durante mucho tiempo porque pierde su sabor.

Pepino: Envolver en una toalla ligeramente húmeda y guardar en el refrigerador. Un par de días en cualquier lugar fresco aguanta bien, pero luego hay que refrigerarlo.

Berenjena No lavar hasta el momento de su uso. Guardarlas en un lugar fresco ponerlas por separado para que no se aplasten.

Ajo: Conservar en un lugar fresco y oscuro.

Ajos tiernos: Guardar en el refrigerador en un recipiente con poco aire o dejar fuera por un día o dos;

Verduras de Hoja: Eliminar las hojas marchitas o muy arrugadas y guardarlas en un recipiente hermético cubierto con un paño húmedo para evitar que se sequen.

Algunos tipos de hoja, como la col rizada y las acelgas se conservan mejor cuando se colocan en un recipiente con agua en el refrigerador.

hojas-verdes-para-el-corazon1

Judías verdes: Envueltas en un paño, guardarlas en un recipiente que no sea del todo hermético.

Puerros: Colocarlos en un frasco poco profundo con agua (sólo la parte inferior del torso).

Boniatos: Guardarlos en un lugar oscuro, fresco y seco, como una caja o una bolsa de papel.

Achicoria roja: Guardar en un recipiente tapadas con un paño húmedo en la nevera.

Rábanos: Quitar las hojas, ya que extraen agua de la raíz. Guardarlos en un recipiente abierto, cubierto con una toalla húmeda refrigerados.

Ruibarbo: Envolver en un paño húmedo y conservar en un recipiente cerrado en el refrigerador.

Espinacas: Guárdelas en un recipiente abierto en el cajón de las verduras. Preferiblemente a una temperatura fría.

Cebollino: Colocar en un vaso o frasco con agua.

Patatas o Papas: Almacenar en un lugar fresco y oscuro con buena ventilación.

Tomate: Dependiendo de la madurez, los tomates pueden permanecer hasta dos semanas en un tazón. Para acelerar la maduración, colocar en una bolsa de papel junto con una manzana.

Nabo: Quitar las hojas (guardarlas por separado) y colocarlo en un recipiente tapado con un paño húmedo.

Zucchini, Calabacín, Zapallo italiano: Por unos días, se puede dejar en un tazón en alguna zona fresca de la casa, incluso después del corte. Envolver en un trapo y refrigerar, para mantenerlo por más tiempo.

Cebollas: ver Almacenar cebollas por varios meses.

Bueno espero que esta guia les sea de utilidad, para mantener hortalizas y legumbres por mas tiempo y en mejores condiciones y recuerden que las frutas y verduras estropeadas no son basura sirven para hacer compost, aprende como en: Compost y mas..

Raul Mannise

Raul Mannise

Ser humano, papá, informático, Ecólogo, Permacultor, enfermero, ex estudiante de Medicina y muchas otras cosas, que un día decidió hacer esta web, como medio de transmitir información importante para el futuro de todos, por que el conocimiento es lo único que puede salvarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.