Agricultores indios dejan el algodón de Monsanto por variedad local y no transgénica.

La India, es el mayor productor de algodón a nivel mundial, y desde hace unos diez años lo hace casi en su totalidad con algodón transgénico de Monsanto. Esto trajo varios problemas como endeudamiento de los agricultores, olas de suicidios y problemas ambientales. El año pasado la mosca blanca se convirtió en un grave problema al volverse tolerante a los cultivos transgénicos se perdieron miles de hectáreas del preciado cultivo.

algdón

Estos problemas han causado que miles de agricultores indios, decidieran cambiar su algodón Bt de Monsanto, por la variedad local “Desi”, un tipo de algodón propio de la India que es naturalmente resistente a la mosca blanca y tiene iguales y hasta mejores rendimiento que los transgénicos.

De tal importancia es el tema, que el gobierno Indio ha tomada cartas en el asunto y esta fomentando la venta y el cultivo de la variedad “Desi” cansado de los royalties y los malos resultados obtenidos en los últimos años con el producto de Monsanto.

Se calcula que esto ya le esta costando varios millones de dolares a la multinacional, que esta perdiendo presencia en uno de sus mercados más grandes, incluso ha bajado el precio de sus acciones en la bolsa de valores.

La variedad local paso de 3000 hectáreas en 2015, a más de 72000 este año. Sin embargo esto representa solo un 10% de la superficie total de algodón, muchos agricultores continúan utilizando el algodón Bt, a la espera de ver los resultados obtenidos por los que se animaron a cambiar.

Se espera que este años con los monzones la incidencia de la mosca blanca sea menor, esto junto a que muchos agricultores tenían todavía semillas transgénicas han amortiguado un poco el golpe a la multinacional.

Según el gobierno se espera que en los próximos 3 o 4 años el cambio sea completo. Cultivar con la variedad local, sale la mitad que con el agdón Bt de monsanto. Los rendimientos según el Instituto Central de Investigación del Algodón (CICR), que depende del Ministerio de Agricultura, son casi los mismos.

Pero existe una gran diferencia, debido a que la variedad local no tiene royalties, los agricultores pueden guardar sus propias semillas, y volver a plantarlas año tras año, sin tener que pagarle a nadie.

Más info en: Reuters

 

Raul Mannise

Ser humano, papá, informático, Ecólogo, Permacultor, enfermero, ex estudiante de Medicina y muchas otras cosas, que un día decidió hacer esta web, como medio de transmitir información importante para el futuro de todos, por que el conocimiento es lo único que puede salvarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para continuar navegando en el sitio, usted debe señalar que esta de acuerdo con el uso de cookies. Más información

Este sitio utiliza cookies para poder ofrecerle una mejor experiencia en la navegación.

Cerrar